15 Mayo, 2018

¿Coche nuevo o segunda mano? ¿Qué diferencias hay?

A la hora de comprar un coche, siempre puede surgir la duda sobre si uno nuevo o uno de segunda mano podría suponer una mejor opción. A continuación vamos a repasar todos aquellos factores que influyen decisivamente en la compra de un vehículo. El objetivo es que tras este artículo, tengas claras tus prioridades y sepas si es mejor en tu caso comprar un coche nuevo, o buscar una buena opción de segunda mano.

Lo más habitual en los portales expertos en finanzas y economía, es renegar de la opción de comprar un coche nuevo. Los motivos son varios. Entre ellos encontramos que un coche nuevo pierde casi el 10% de su valor en el momento en que lo sacas del lote, y otro 10% después de un año de conducir.

De esta forma, encontramos que comprar un coche usado de último modelo en lugar de otro, puede hacernos conseguir prácticamente el mismo coche gastando un 20% menos de presupuesto.

Sin embargo, hay mucho que decir sobre este argumento. Ya que no es del todo así. Por un lado, un coche usado no siempre es más barato que uno nuevo a largo plazo. Esto, lo cierto es que depende de una gran cantidad de factores. Entre estos encontramos algunos como la antigüedad del coche, la suavidad y el cuidado con los que ha sido conducido y el tiempo que planea conservarlo el nuevo comprador. Y además, el precio de compra no es el único factor a considerar cuando se compra un coche.

Mercedes nuevo lateral

¿Coche nuevo o coche usado?

Comprar un coche es una gran decisión. Es una de las compras más importantes que vas a hacer. Así que antes de dar el paso, tiene sentido pensar largo y tendido sobre lo que es más importante para ti, y si un coche nuevo o uno usado es la mejor manera de conseguirlo.

Coste de compra

En esta comparativa, suelen ganar los coches de km0 o seminuevos. Pero lo cierto es que estas cifras sólo muestran cuánto cuesta comprar el coche. Sí incluyen el precio de compra del automóvil y los pagos de intereses, pero no el mantenimiento, las reparaciones, el seguro o la depreciación. Es decir, la disminución del valor contable de un automóvil con el paso del tiempo.

Esto significa que si eres la clase de persona a la que le gusta mantener su coche "hasta que se le caigan las ruedas", su coste anual puede llegar a ser tan bajo que el beneficio de comprar un coche seminuevo desaparece por completo.

Asegurar la inversión

Probablemente hayas escuchado que los coches nuevos son más caros de asegurar que los usados porque su reemplazo cuesta más si son robados o dañados. Sin embargo, la verdad es mucho más compleja.

Es cierto que los coches de mayor importe generalmente cuestan más a la hora de contratar un seguro, y los coches nuevos tienden a ser de mayor presupuesto que los más viejos. Pero los nuevos también tienen varios aspectos a su favor que pueden hacer que sus tarifas de seguro sean más bajas.

Características de seguridad

Un coche con características de seguridad modernas, tales como frenos antibloqueo, control de tracción y bolsas de aire en todos los lados, se ve con mejores ojos por parte de las aseguradoras.

Coste de las piezas y reparaciones

Una vez que un coche ha sido descatalogado, se hace cada vez más difícil encontrar piezas de repuesto para él. Esto hace que las reparaciones sean más costosas, lo que a su vez hace que los reclamos sean más costosos para las compañías de seguros.

Esto significa que un coche usado puede costar más para asegurar que un coche nuevo y más convencional.

Debido a que hay tantos factores involucrados, no hay manera de establecer de manera clara y para todos los casos si un coche nuevo o seminuevo o segunda mano son más económicos. Dependerá de cada caso en particular.

En cualquier caso, debes saber que cuando compras un coche nuevo, vas a poder elegir cualquier modelo en el mercado. Y equiparlo con las características exactas que desees, hasta el color de la pintura.  Con los coches usados, por el contrario, sus opciones son mucho más limitadas.

Comprar un coche de segunda mano implica más investigación que comprar uno nuevo. En cualquier caso, con los consejos de esta guía, cuentas con suficientes recursos como para asegurarte una mejor decisión.