29 Noviembre, 2018

¿Por qué comprar un coche en diciembre?

Es posible que alguna vez hayas escuchado algo parecido al título de este post y hayas pospuesto tu compra hasta final de año. Muchos amigos del mundo del motor esperan hasta diciembre para poder realizar una compra más inteligente. Aunque hay veces que no podemos permitirnos el lujo de esperar hasta diciembre para comprar un coche.

Hoy te vamos a contar si has estado perdiendo el tiempo o si tomaste una decisión acertada, además, te vamos a contar otras épocas del año en las que sacar una ligera ventaja respecto a los concesionarios. Por cierto, ¡qué poquito falta para la Navidad!

Una cuestión comercial

Estabais en lo cierto amigos. Diciembre es uno de los meses más provechosos si lo que quieres es comprarte un coche. Ahora hay que descubrir los motivos, y no es otra cosa que una cuestión comercial. A final de año las marcas hacen balance de los números obtenidos por los concesionarios. Estos, como es lógico deben presenta un saldo positivo, por lo que es el momento de avivar el mercado con jugosos anzuelos.

Es por eso que los concesionarios aprietan al máximo sus precios, ya que ellos también deben presentar sus números ante las marcas. ¿Entonces espero todo un año para comprarme un coche? No, por suerte para ti y por desgracia para ellos, hay más ocasiones y momentos delicados en el mercado. ¡Sigue leyendo!

Hyundai kona

La ventana a final de mes

Se trata del mismo problema reproducido a escala. Es decir, en esta ocasión, los concesionarios también tienen un número de ventas mensuales por cumplir. Según van cayendo las hojas del calendario, es más probable que puedas encontrar una buena oferta. Tal y cómo pasa en diciembre, los concesionarios buscarán la forma de elevar las ventas y llegar a las líneas establecidas.

La gran diferencia con diciembre, radica en que tras el último mes del año, no hay tiempo para rectificar resultados. Por eso, es probable que en el mes de diciembre y dependiendo en las cómo hayan ido las ventas del presente ejercicio, encontremos ofertas más agresiva por parte de los vendedores.

El oasis de agosto

Agosto es ese gran amigo que todos tenemos olvidado. El noveno mes del año nos proporciona diversas características que se pueden traducir en ventajas para el comprador. En agosto encontramos un alto porcentaje de españoles y residentes que aprovechan para disfrutar sus vacaciones, lo que significa que ya hay un gasto importante planeado para los meses de junio, julio y agosto. Esto en muchas ocasiones significa aplazar la compra de un coche o en el peor de los casos, suspenderla.

Los concesionarios por un lado, saben que agosto es mes de vacas flacas, pero por otro que sólo faltan 3 meses para cumplir los objetivos. De nuevo, es momento de sacar todo el arsenal para intentar vender el mayor número de unidades posibles. Así, consiguen alcanzar sus metas y evitar ampliar el stock, al mismo tiempo que agitan el mercado. Un pequeño oasis en el calendario, ya que aunque exista la oferta, la compra de un coche en agosto parece una empresa complicada.

Otras cuestiones políticas

Existen otras buenas oportunidades de mercado que pueden situarse en un mes u otro de forma totalmente aleatoria. Hablamos de otras cuestiones políticas que te permitan beneficiarte económicamente de un cambio político o de industria en lo relacionado con el motor.

Actualmente el parking automovilístico español está sufriendo una transición que durará varios años más. Para acelerar estos procesos y empujarlos, es probable que las administraciones centrales públicas activen planes de mercado. El conocido plan PIVE, acciones puntuales u otro tipo de iniciativa, pueden ser una buena opción para cambiar tu vehículo. Aunque como dijimos anteriormente, esto no es una cuestión de calendarios.

Hyundai ioniq hibrido

La tecnología comercial

Hace años que vivimos en un mundo digital, por lo que ya son realidad muchas de las herramientas que imaginábamos. Y sí, el mundo del motor no puede vivir en otro universo.

Es por eso que uno de los primero puntos que ataca la tecnología sobre el mundo del motor, además de sus prestaciones en los vehículos, es su faceta comercial. En esta ocasión hablamos de webs desde las que puedes comprar tu coche o aplicaciones con el mismo fin.

En este punto habría que dividir la tecnología comercial en dos vías. La primera el marketing, las promociones y las campañas tan agresivas. Por otro lado, la posibilidad de hacer una compra de un coche a través de tu móvil y recibirlo en casa como si se tratase de una pizza. Ya hemos visto multitud de ejemplos en noticiarios y redes sociales. Aquí, como con las oportunidades provenientes de planes políticos, no existe un mes concreto dónde podamos sacar provecho, pero sí, días puntuales. ¿Quieres saber cuáles son?

¡Apúntalos en la agenda!

Para cuando leas esto te darás cuenta de que falta todo un año para volver a vivir esta fecha, así que es probable que nos quieras matar, pero nuestra labor es informarte.

Sí amigos, estamos hablando del Black Friday y del Cyber Monday. Dos fechas que al principio sólo tenían hueco para las tiendas físicas, después se sumaron las webs y comercios de todo tipo, desde Asia hasta Nueva York.

Los concesionarios encuentran en esta fecha, por extraño que parezca, un hueco para introducir sus ofertas. Si lo miramos con perspectiva, simplemente se trata de un día más en el que con motivo de una tercera circunstancia, los concesionarios aprovechan el movimiento del mercado para sacar provecho.

Conclusiones y fechas

¿Es diciembre el mejor mes para comprar un coche? Probablemente sí lo sea. Esto no quiere decir que en “X” momento, o “X” circunstancia no podamos encontrar el mismo coche a un precio más bajo. Las demandas del mercado y de las marcas sobre los concesionarios, hacen que estos tengan que dar el máximo de sí mismos y cumplir con el número de ventas estipulado.

Una vez dicho esto, es importante que recuerdes que la tecnología nos brinda otras oportunidades como el Black Friday o el Cyber Monday. Ni que agosto puede ser un mes para conseguir en esa escasa demanda, una buena oferta, aunque suponga sacrificar las vacaciones. Y por supuesto, debemos mirar el panorama de la industria y ver si existen posibilidades reales, de encontrar algo mejor.

Aunque no lo hemos mencionado, a veces portarse muy bien durante todo el año tiene premio, pero eso sólo lo saben sus majestades Los Reyes de Oriente. ¡Qué nervios!