29 Noviembre, 2018

¿Qué formas tengo para pagar mi coche?

La compra de un coche se puede realizar a través de diversos métodos, para eso es importante repasar todas y descubrir cuál es la que más nos interesa. Puede que existan diferencias económicas que haya que valorar, pero siempre teniendo en cuenta que cambiarán los servicios prestados por el concesionario y en el equipamiento del vehículo.

¿Crees que las conoces todas? Nosotros te damos las más habituales y te incluimos alguna vertiente menos habitual, pero que también podrás considerar a la hora de comprar un coche. No desaproveches la oportunidad de comprar tu coche en diciembre y es que si no lo sabes, diciembre es el mes más económico para comprar tu coche. ¿No nos crees? Pincha en el artículo.

Financiación bancaria habitual

Empezamos por el método habitual, el de toda la vida. No es ni más ni menos que pedir el dinero al banco. Este nos lo proporcionará casi de inmediato siempre que cumplamos con una serie de requisitos. Esta inmediatez es sin duda de lo mejor, a la hora de comprar nuestro coche vía préstamos. En el apartado negativo debemos resaltar que los intereses pueden ser excesivos. Además es probable, dependiendo de la cantidad, que nos pidan un aval.

C3 blanco con señora de frente

Mini préstamos online

No es tan habitual pero sí es una realidad. El mundo digital permite y da cobijo a un gran número de plataformas online que ofrecen minicreditos online de hasta 5.000 euros prácticamente inmediatos y con una facilidad asombrosa. El “truco” está en sus intereses. Estas plataformas suelen imponer intereses mucho más altos que los bancos sin preocuparse en muchas ocasiones sobre si el cliente, puede devolver la deuda. Una práctica que está en varios límites legales y que si vas a contratar, te recomendamos que investigues en profundidad antes de acceder a ningún tipo de minicrédito.

Family & Friends

En el mundo de los negocios existe la expresión “Family, Friends & Fools” relativa a las primeras rondas de financiación a la hora de crear una empresa. En esta ocasión, no hay empresa pero si un vehículo nuevo. Familiares y amigos pueden ofrecernos aspectos realmente cómodos cómo es un préstamo sin intereses y además, evitar cualquier tipo de análisis bancario. Más costes extra.

Poquito a poco

Esta es otra de las fórmulas más habituales, la compra a plazos. Esta compra puede tener distintas variables, como son la cantidad establecida por cuotas y el montante inicial que facilitarás como entrada. Esto último antes era casi siempre obligatorio, con el paso del  tiempo son varias las marcas que ofrecen  la posibilidad de disfrutar del pago a plazos desde el día uno. Algo que por otro lado, incremente y mucho la cantidad total a pagar finalmente.

Financiación desde dentro

Una de las fórmulas más comunes desde que la crisis ya era un hecho  en 2008, es la de comprar el coche a través de la propia financiera de la marca. Ya son muchas las marcas que ofrecen la posibilidad de comprar tu coche mediante sus financieras. Las más conocidas son las de Mercedes, BMW, VW o PSA Finance pero existen multitud de ellas. Esto se debe a  su éxito a la hora de vender coches, quitarse stock del  almacén y ofrecer precios más ajustados  al mercado. Descubre en nuestros post porque comprar un coche en diciembre es más económico o los motivos que hacen que comprar un coche a plazos es más barato que pagarlo a tocateja.

C3 blanco con niño con balón

Leasing y Renting

Dos términos que ya hemos visto y repasado en algunos de nuestros artículos. Se trata  del pago mensual de una cuota fija que incluye elementos muy interesantes como la reparación de piezas, asistencia mecánica o el pago del seguro por parte de la marca y no por parte del cliente final. Que además no es propietario en ningún momento del vehículo. Estas opciones se diferencian en que con una podrás incluir la compra  del coche entre las clausulas. Con el Renting  podrás cambiar de coche, dependiendo del contrato que tengas, pasados los primeros 12 meses.

Trueque

¡Bienvenidos a los viejos tiempos! No es broma. El mundo del trueque no es la primera opción entre vendedores y compradores del mundo, pero sí es una forma real más. Se trata de cambiar un producto por otro. Tal vez quieras intercambiar tu coche por una moto, cambiarlo por otro vehículo o recibir otro objeto que tenga valor para ti. Existen distintas plataformas de trueques en las que podrás encontrar una nueva vía para comprar tu coche. En esta ocasión sin la necesidad de pedir nada, puede deberás cambiarlo por algo que tenga el mismo valor y te pertenezca.

Una moneda más

Hace unos años era una locura, y como con tantas otras cosas, ahora ya es una realidad. El bitcoin y las monedas digitales son una forma más con las que podrás comprar un coche. En esta ocasión, la moneda no es el problema, si no el vendedor. El vendedor debe aceptar la compra a través de esta moneda. Es por eso que en esta ocasión deberás acudir al mercado entre personas y no vía concesionarios. Aunque no os podemos asegurar que no existan marcas de coches que no acepten ya este tipo de pagos actualmente.

Ahorro duro y puro

Este método requiere poca explicación y mucho esfuerzo. Habrá que dejar de tomarse el aperitivo fuera de casa el domingo y tal vez, apuntarse a un gimnasio peor, pero esto son las prioridades de cada uno. Ahorrando dinero en una cuenta separada durante un tiempo tendrás lo suficiente para poder comprar un coche. En el debe, hay que apuntar que se trata de un proceso más lento que tal vez, no podamos permitirnos. Más teniendo en cuenta que actualmente y cómo hemos visto, existen diversas fórmulas que nos facilitan el dinero de forma prácticamente instantánea.

¿Con cuál te quedas?

Una vez más en Valuecar ponemos todas las cartas encima de la mesa, te ofrecemos las distintas soluciones que el mercado nos brinda. Y tú, ¿con cuál te quedas? Financiarlo a plazos con tu banco, usar los servicios de las propias marcas, pagar una entrada y distintos plazos, sumarte al Renting o realizar un trueque, ¡las opciones son muchas!