22 Mayo, 2018

¿Por qué es más barato un coche financiado que un coche pagado al contado?

A la hora de comprar un coche, lo lógico es que estudiemos muy bien todas las opciones que tenemos para afrontar su pago. Es una de las operaciones económicas más importantes que se realizan a lo largo de la vida, junto con la compra de una casa.

Del mismo modo que cuando vas a comprar una casa, te planteas la posibilidad de pedir una hipoteca para poder pagarla, sucede lo mismo con los coches. Lo más normal es preguntarse qué es más barato, un coche financiado o un coche pagado al contado.

A continuación vamos a ofrecerte una serie de consejos estupendos para que tengas una visión bastante clara de la operación. Estudia tus posibilidades y tu situación económica, y de esta forma, acertarás con la opción escogida.

En la actualidad, los planes de financiación han transformado la forma en que compramos coches. Hoy en día, la financiación puede ser la manera más inteligente de comprar un coche nuevo, ya que muchas ofertas de pagos a plazos resultan incluso más baratas que pagar por adelantado. Pero no siempre sucede así.

Pero lo cierto es que hay una serie de beneficios asociados a estas ofertas y promociones, que hacen la vida mucho más fácil para el comprador de un coche.

Las tasas de interés han sido bajas durante los últimos años y sólo han hecho que bajar. Lo que esto significa es que numerosos fabricantes ofrecen una financiación del cero por ciento. Estamos hablando de que la tasa de interés más baja podría estar en las operaciones de financiamiento de automóviles.

Si además estás dispuesto a negociar con el concesionario, es posible que puedas obtener un acuerdo financiero aún mejor. Siempre puedes pedirle al concesionario que reduzca la tasa de interés (si se cobra interés), si estás dispuesto a poner una contribución de depósito inicial más grande. También puedes pedirle al vendedor que añada varios extras para darle el máximo beneficio por su dinero.

Toyota C-HR lateral en una calle

El hecho de poder disfrutar de extras como servicio y seguros, nos ayudará a simplificar aún más el proceso de propiedad del coche. Es decir, muchas marcas ofrecen paquetes que incluyen servicio de reparación, seguro e impuesto de circulación en el total del coste que se paga cada mes por el coche financiado. Estas ventajas no serían posibles al comprar un coche al contado.

Los acuerdos financieros también hacen que sea fácil presupuestar los costes asociados al coche en cuestión. Además, como se trata de un coche nuevo, tampoco tendrás que preocuparte por facturas de reparaciones imprevistas.

Con la perspectiva de ofertas de gran valor - cortesía de tasas de interés históricamente bajas - mayor conveniencia y mayor flexibilidad, ahora es un mejor momento que nunca para comprar más barato un coche financiado que un coche pagado al contado.

Según la web de Expansión, Las financieras de las marcas de automóviles han entrado de lleno en la batalla de los préstamos al consumo. En España, el conjunto de este tipo de créditos alcanzó los 29.055 millones de euros de enero a junio, un 11,7% superior al mismo periodo de 2016, según la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef).

El auge de los préstamos para la adquisición de vehículos es la principal causa de este repunte, una tendencia que comenzó en la fase final de la crisis.

En total, la inversión de financiación de las nueve firmas puramente automovilísticas ascendió hasta los 13.700 millones de euros en los seis primeros meses del año. Supone ya el 47% de la inversión total de las firmas de crédito que operan en España.

De modo que, con esta breve guía que te hemos mostrado, ya conoces todos los factores que te llevarán a tomar la mejor elección a la hora de comprar tu coche nuevo.

Ya sabes que es más barato un coche financiado que un coche pagado al contado. Y sobre todo, ya sabes por qué. Ahora solamente te queda empezar a negociar con el concesionario en el que se encuentre el vehículo de tus sueños.