22 Noviembre, 2018

¿Qué Toyota comprar?

La compra de un coche es algo tremendamente personal. No es, precios a parte, cómo comprar un teléfono móvil, la televisión de 40 pulgadas que hemos visto en la tienda o ese pantalón que tanta falta nos hace. Los gustos de cada uno, las modas, incluso la personalidad de quien compra un automóvil afecta en la decisión. Aquello de ‘dime que coches tienes y te diré quién eres’ funciona en más ocasiones de las que se pueda llegar a pensar. Hay quien compra el coche por imagen, porque se liga más, porque simplemente ‘es el mejor’ y mil motivos diferentes más, a cada cual más personal y sí, ilustrativo. Por eso, ayudar a alguien a comprar un coche no es nada sencillo, de hecho, se puede caer en el error de recomendar los coches que le gustan a quien aconseja.

Esto se acrecienta cuando eres aficionado al motor, ‘el que sabe de coches’ del grupo amigos, el ‘friki’ de los coches; todo el mundo pide consejos, ayuda y consulta todas sus dudas para, en muchas ocasiones, comprarse el coche que siempre quiso sin hacer caso a los consejos o bien, comprarse el coche que se le recomendó para nunca estar contento con él. Además, el hecho de ser aficionado a los coches no quiere decir que seas de buena ayuda, quizá sea todo lo contrario.

Si nos vemos en la situación de tener que aconsejar sobre la compra de un coche, lo mejor es asesorar. Pero cuidado, que tampoco debemos dejarnos llevar por nuestros gustos. Lo ideal es enseñar y analizar cada posible con la persona, para encontrar el coche que mejor se adapte a sus necesidades y a sus gustos. O, mejor aún, analizar todas las opciones del mercado para que tenga la mayor información posible, como estamos haciendo nosotros en ValueCar. En un primer momento hicimos un repaso al catálogo de SEAT, dando unas pinceladas sobre sus modelos para que cada usuario pueda tomar sus propias decisiones. Ahora, en esta ocasión, vamos a hacer lo propio con Toyota.

Fabrica Toyota

Toyota, uno de los mayores fabricantes de vehículos del mundo

Los coches de origen japonés siempre han gozado de buena fama, con un aura de coches robustos, fiables y duraderos. Aunque también han sufrido la mala fama de tener recambios muy caros, que por si fuera poco, tardar muchísimo en llegar. Algunas de estas cosas, como su fiabilidad y durabilidad, siguen manteniéndose actualmente como algo intrínseco a los coches fabricados en la tierra del Sol Naciente, mientras que la tardanza en obtener repuestos es algo del pasado para muchas de las marcas japonesas al tener actualmente centros de gestión en muchas partes del mundo. Toyota es una de esas marcas que se han repartido por todo el globo para ofrecer, no sólo un producto, sino que también un servicio detallado y muy cuidado.

Al menos así lo dicen ellos, obviamente. Pero, como muestra, comentar una curiosidad. Todos los Toyota tienen la toma del depósito de gasolina en el lado izquierda, pues según la compañía, el conductor de un Toyota no tiene por qué estar rodeando el coche por el simple hecho de llenar el depósito. Sale del vehículo y, simplemente, ahí mismo tiene la toma de llenado. Cuidado por el detalle y sencillez muy típico de una marca japonesa. Puede parecer lo contrario, que los japoneses siempre han sido muy tecnológicos, pero la tecnología no está reñida con la sencillez y los Toyota son un claro ejemplo. Incluso su historia como empresa sirve de espejo en el que mirarse.

Todo comenzó en 1894 cuando un japonés de 27 años llamado Sakichi Toyoda, inventa una máquina para enrollar hilo. Tres años después, tras ver sufrir a su madre todo ese tiempo al desarrollar su trabajo como tejedora, el mismo Sakichi Toyoda desarrolla un telar para que su madre pueda trabajar más cómodamente. Un telar que fue la chispa para la revolución textil que sufrió Japón. Qué tendrá que ver esto con los coches, ¿verdad? Pues bien, aquel señor fundó su propia empresa de telares automáticos que tenía tres lemas sobre los que se sustentaba: detener las operaciones cuando ocurra algo irregular; no fabricar nunca productos defectuosos; que el personal no tenga que vigilar las máquinas constantemente.

Lemas que definen muy bien cómo trabajar en Japón. Pero todavía hay más, pues aquel señor es el padre de Kiichiro Toyoda, un joven empresario que tras visitar algunas partes del mundo y conocer de primera mano el, por aquel entonces, recién nacido mundo del automóvil, funda su propia compañía para fabricar coches. Si, hablamos de Toyota, que cuando se creó tenía como denominación el apellido de su fundador. Desde entonces, la marca se ha caracterizado por crear coches de calidad, muy fáciles de conducir y de comportamiento neutro y al alcance de cualquier conductor, sea cual sea su nivel y capacidad al volante.

Líder en tecnología de motores híbridos

Toyota también se ha convertido en el abanderado de la tecnología híbrida, con una de las gamas más completas del mercado en cuanto a motores se este tipo. Es actualmente el referente a seguir, líder de ventas de coches híbridos en todo el mundo que además, abarcan más de la mitad de sus ventas.

Fue pionera en el mercado con el Toyota Prius, lanzado al mercado europeo en 1997. Desde entonces, el Prius ha sido el 'coche híbrido’, un concepto de automóvil que afecta incluso al diseño y sus soluciones que ha sido copiado en mayor o menor medida por algunos rivales.

Toyota Aygo

Toyota AYGO

La gama de Toyota comienza con el AYGO, es modelo más pequeño y sencillo de toda la gama. Es un coche eminentemente urbano, diseñado y desarrollado para desplazamientos por el centro de las grandes urbes donde tu contenido tamaño es toda una ventaja. El actual Toyota AYGO es un restyling de la segunda generación del modelo, un proyecto que se ha llevado a cabo junto al grupo PSA, formado por Peugeot, Citroën, DS Automobiles y desde hace muy poco, también Opel. Sin embargo, sólo Peugeot y Citroën tiene su respectiva vesión del AYGO en la gama (el Peugeot 107 y el Citroën C1), Comparte con ellos muchas cosas, como el bastidor, interiores y algunos detalles de equipamiento. Sólo tiene un motor disponible, un pequeño tres cilindros de poco menos de 1.000 centímetros cúbicos y 72 CV que puede estar equipado con un cambio manual o con un cambio robotizado que tiene función de manejo secuencial desde el selector entre los asientos o desde dos levas colocadas tras el volante. Pero que no te engañe sus especificaciones y su pocos caballos, es un coche tremendamente solvente que sorprende por su comportamiento dinámico y por su calidad de rodadura. Es un coche pequeño y urbano, pero te puede llevar al fin del mundo y traerte de vuelta con consumos bastante contenidos aunque maltrates el pedal del acelerador.

Como todos los coches de esta categoría, sus inconvenientes proceden de sus limitaciones por tamaño. Su habitáculo admite cuatro ocupantes (cinco viajan excesivamente apretados, por anchura) y el maletero apenas acoge la compra de la semana. Pero tiene muchas ventajas en cuanto a economía y facilidad de uso. Obviamente, no es un coche familiar, pero sí un perfecto segundo coche de casa. También podría ser una opción para una persona soltera, que vive sola y no tiene necesidad de un coche con grandes capacidades de carga. Para una pareja que viva junta, se queda pequeño por tamaño como único coche del hogar.

Toyota yaris

Toyota Yaris

El Yaris es el modelo utilitario de la marca japonesa. Un coche que acapara grandes ventas dentro de la gama y además, tiene la particularidad de ser el único de su clase con motor híbrido. Compite en el mercado con modelos como el SEAT Ibiza, el Ford Fiesta o el Opel Corsa, aunque no tiene el mismo éxito que todos estos coches entre el público joven, uno de sus principales ‘clientes objetivo’. Por otro lado, si tiene mucho éxito como segundo coche o como único vehículo para personas de cierta edad, comprendida entre los 35 y 50 años, por su facilidad de uso y por su calidad. Este último apartado es una característica en la que destaca bastante, tanto como en su tacto de conducción y en su comportamiento general, muy neutro, fácil y seguro. La gama mecánica es reducida, sólo tiene dos motores de gasolina con 70 y 110 CV, más la versión híbrida con 100 CV, la más vendida de todas las opciones. Sólo tiene una carrocería de cinco puertas, aunque la lista de opciones para su personalización permite algunos incorporar algunos detalles del habitáculo.

Es, como todos los utilitarios, un coche válido para todo uso. Podría ser el único coche de la casa si no se necesitan muchas capacidades de carga. Si tenemos hijos, es posible que nos falte sitio tanto en las plazas traseras como en el maletero, pero si somos solteros o una pareja sin hijos, no hace falta más vehículos en casa si optamos por el Toyota Yaris. Es un coche muy capaz en todos los sentidos, fácil y seguro de conducir, cómodo, poco gastón y con la versión híbrida, además tendríamos un coche tecnológico y mucho más ahorrador. No es, en ningún momento, un coche de comportamiento deportivo y su conducción no transmite grandes sensaciones. Se trata de un vehículo que busca, ante todo, ser útil, ofrecer grandes posibilidades de uso en el día a día y mucha fiabilidad. Si te gusta conducir es mejor que optes por otras opciones que ofrece el mercado.

Toyota C-HR

Toyota C-HR

Con el C-HR Toyota ha buscado romper moldes, ofrecer un coche de diseño atrevido, muy juvenil y lejos de convencionalismos. Es un SUV diferente a lo visto en el mercado y vistos los números de ventas, un acierto pleno por parte de la firma japonesa. La oferta mecánica es reducida, muy reducida. Actualmente se ofrece con una única opción híbrida de 122 CV que, en determinadas situaciones, se puede quedar corto de potencia ya que el chasis admite mucho más motor. La marca ha anunciado una versión de 180 CV también híbrida de nuevo desarrollo, que promete mayores prestaciones con los mismos contenidos consumos. Por otro lado, la versión de 122 CV tiene una conducción agradable, fácil y cómoda. Un coche para todos los públicos que además tiene la ventaja de contar con la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, que permite acceder al centro de ciudades como Madrid o Barcelona en situaciones de cortes de circulación por alta contaminación.

Básicamente, el Toyota C-HR es un compacto y como tal, es capaz de cumplir con los requisitos de cualquier conductor diariamente. Hay que tener en cuenta que tiene ciertas peculiaridades como concesión a su diseño, tales como unas ventanillas traseras bastante pequeñas, una visibilidad trasera un poco deficiente y, aunque se trata de un SUV, la circulación fuera del asfalto es muy limitada. El paragolpes delantero está muy cerca del suelo y tanto las llantas como los neumáticos están totalmente orientados al asfalto. Por lo demás, es un coche perfectamente aprovechable como único coche y como coche familiar, teniendo en cuenta las limitaciones que puede tener cualquier compacto convencional.

Toyota prius +

Toyota Prius+

El Toyota Prius+ es un ‘rara avis’ en el mercado, es casi un modelo sin competencia ya que no hay ningún monovolumen con siete plazas con motor híbrido. De hecho, equipa el mismo motor del Toyota Prius ‘normal’, con 136 CV y el cambio e-CVT. Es la única motorización disponible y ofrece muy buenos consumos para el tamaño del modelo y el peso general del conjunto. No es un coche rápido, aunque tampoco lo pretende, pero es especialmente cómodo en carretera, sencillísimo de conducir y práctico, muy práctico. Podría aprovecharse más las posibilidades del habitáculo, que cuenta con alguna solución que no cuadra del todo con la orientación familiar del modelo, pero aun así, ofrece espacio para que los siete posibles ocupantes viajen cómodamente. Si usamos las plazas supletorias, el maletero desaparece casi por completo, pero con ellas plegadas la zona de carga es amplia y muy aprovechable.

Como coche familiar el Toyota Prius+ es una gran opción para todas aquellas familias cuyos recorridos sean mayoritariamente por ciudad. No es un utilitario, hace falta sitio para poder aparcarlo, pero si tenemos garaje, el problema brilla por su ausencia. Las plazas traseras además, se pueden regular longitudinalmente y se puede lograr mucho sitio para las piernas. Si eres soltero quizá te pueda interesar por sus capacidades interiores en caso de tener una mascota grande o practicar algún deporte como ciclismo, que se necesita cierto espacio para la bicicleta. En caso contrario, es demasiado coche para una sola persona.

Toyota GT86

Toyota GT86

Toyota es una compañía con un fuerte vínculo con la competición y con modelos de producción de talante muy deportivo, como los Celica o Supra, muy apreciados por los fanáticos. Actualmente está en pleno cambio de rumbo, en pos de recuperar esa deportividad que abandonó hace tiempo y el Toyota GT86 es uno de los primeros pasos. Se trata de un coupé medio y de concepción muy clásica. Esto es, un deportivo con motor gasolina atmosférico colocado delante, retrasado y muy cerca del suelo, cambio manual y propulsión. Es divertido de conducir, pero cuenta con un motor un poco falto de personalidad, que necesita de altas revoluciones para dar lo mejor. Por contra, es al mismo tiempo un bloque bastante elástico, con un funcionamiento muy agradable a bajo y medio régimen y su tacto general es muy bueno. Con cuatro cilindros y dos litros de cilindrada, rinde 200 CV por encima de las 6.000 revoluciones, algo que ha sido un poco criticado por los aficionados al asegurar que se trata de un motor pobre y poco potente.

Dejando estas cosas a un lado, el Toyota GT86 es, como se puede apreciar, un coupé con todo lo que ello conlleva. Es decir, espacio limitado en el habitáculo que, aunque homologa cuatro plazas, plenamente usables sólo son las delanteras. La marca ha querido crear un deportivo que fuera apasionante de conducir, pero también usable en el día a día y lo consigue, hasta cierto punto. Como único coche del hogar sólo es aceptable si de verdad te gustan los coches y eres soltero. O bien, tienes pareja y no tenéis hijos. Es un vehículo para aficionados al automóvil, que no tienen reparos en prescindir de ciertas comodidades para poder disfrutar del coche que les gusta. Obviamente, como coche familiar es nefasto, pero permite viajes de larga distancia con bastante comodidad y el gasto de combustible, si no realizamos una conducción deportiva, está en la media.

Toyota RAV4

Toyota RAV4

El mercado de los SUV es el más potente a día de hoy y el Toyota RAV4 fue uno de los pioneros, pues lleva en el mercado desde 1994. Aquel primer RAV4 y el actual poco se parecen. La primera generación del Toyota RAV4 era un coche pequeño, con buenas capacidades todoterreno y prestaciones fuera del asfalto razonables. Con el paso del tiempo, se ha ido adaptando a la demanda y ha pasado a centrarse más en el asfalto, ha crecido de tamaño, de categoría, de equipamiento y por supuesto, de precio. Ha pasado de ser un pequeño todoterreno juguetón, a ser un SUV con aspiraciones premium, una calidad elevada y un equipamiento tecnológico muy amplio. Poco podemos decir de este SUV japonés, ya que acaba de renovarse y las primeras unidades no llegarán a las tiendas hasta el mes de enero de 2019. Por el momento, si tomamos como referencia el Toyota RAV4 que ha estado a la venta hasta ahora, podríamos estar ante uno de los mejores SUV del segmento. El comportamiento en carretera del actual RAV4 es intachable, permite escapadas fuera del asfalto con mucha soltura y la versión híbrida, con 197 CV, ofrece buenas prestaciones y consumos muy aceptables (el nuevo tendrá dos motores, uno de 218 y 222. Los dos híbridos y el segundo con tracción total).

Debido a tu tamaño, es un perfecto coche familiar, como también es un perfecto coche para una sola persona o una pareja. Es un coche para todo, que permite viajes con comodidad y consumos contenidos si no corremos en exceso. También es un coche ideal para los que gustan de ‘buscar aventuras’ fuera de la carretera de vez en cuando, pero no pueden permitirse un auténtico todoterreno o tener dos coches en casa no es viable. Sirve como coche familiar, para una pareja o para alguien soltero. En este último caso, quizá sea grande en exceso, pero si tienes mascota y tienes aficiones al aire libre (ciclismo, surf, senderismo…), te permite llegar a donde un turismo normal no llega.

Toyota land Cruiser

Toyota Land Cruiser

El Land Cruiser es, sin duda, uno de los modelos más famosos de Toyota. Lleva en el mercado desde la década de los 70 y se ha ganado una fama enorme, en cuanto a capacidades todoterreno, fiabilidad y robustez. Se trata de los poco todoterreno que todavía aguanta en el mercado sin convertirse en un SUV y dudamos muchos de la llegada de ese día. El Toyota Land Cruiser es un icono mundial y cualquier cambio puede ser un enorme éxito o un tremendo fracaso. Representa el buque insignia de la marca y es el coche que más ‘mimos’ recibe por parte de la directiva, no en balde, a pesar de su elevado precio, se vende muy, muy bien. Y esto es por sus capacidades como todoterreno, por su calidad de fabricación y por su equipamiento. Hay varias versiones disponibles, desde una muy sencilla (que incluso monta llantas de chapa) con chasis corto y pensada casi en exclusiva para funciones laborales y circulación fuera del asfalto, hasta versiones que superan los 70.000 euros cuyo equipamiento no tiene lista de opciones y sólo se ofrece en chasis largo. Sólo tiene un motor disponible, 2.8 litros turbodiésel con 177 CV, pero su tracción total tiene diferenciales bloqueables y reductora.

Obviamente, salta a la vista que un coche de este tamaño no tiene sentido para una persona sola. Es excesivamente grande en todos los sentidos, pero es un todoterreno y quizá, esa persona sola, necesite un vehículo con estas características. Como vehículo familiar es soberbio por sus posibilidades y porque además, cuenta con la opción de tener siete plazas. Sin esas siete plazas, el maletero es enorme y entra casi de todo. Las plazas traseras pueden llevar incluso asientos calefactados, tienen mandos del climatizador y tanto espacio como las plazas delanteras o incluso más.

Toyota hilux

Toyota Hilux

Los pick up son un mundo aparte. En Estados Unidos son legión y su éxito es abrumador. De hecho, el modelo más vendido de Norteamérica es el Ford F-150, un pick up que en España resultaría enorme peque que allí, es una simple ‘camioneta compacta’. Así es como denominan a este tipo de vehículos los americanos y sus posibilidades son abismales. Pero en Europa y sobre todo en España, los pick up no tienen el mismo éxito que allí y suelen ser vehículos de trabajo. El Toyota Hilux es uno de los modelos más vendidos del mercado año tras año, pero en mucho menor número que, por ejemplo, el Land Cruiser. Se venden sobre todo las variantes pensadas para trabajo, aunque las versiones tipo turismo son realmente cumplidoras. Básicamente, es un todoterreno con una zona de carga abierta atrás, con todo lo que ello conlleva. Suele ser una compra de gente aficionada al ciclismo o incluso al motocross, pues en la zona trasera llevan sus bicis y motos allá donde quieran ir. También tiene accesorios para cubrir la ‘bañera’ de carga, como una simple tapa sobre la misma o un techo de fibra de continua con la altura del techo hacia el final.  Sólo hay un motor diésel de 150 CV, pero puede llevar cambio automático o manual. La tracción total es de serie y como en el Land Cruiser, monta bloqueo de diferenciales y reductora.

Como vehículo es un poco ambiguo. Es un coche enorme por fuera, pero el habitáculo tampoco está aprovechado todo lo que debería. La zona de carga, la ‘bañera’, es enorme, más grande que el habitáculo, pero si no se adquiere alguno de los accesorios para cubrirla todo lo que dejemos ahí, está al aire libre y al alcance cualquiera. Y esa zona, la zona trasera, es el único maletero que tiene. Podría servir como único coche de casa, pero aparcarlo será difícil porque su longitud de más de 5,20 metros complica las cosas. Ademá, no todos los garajes serán adecuados, porque mide de ancho 1,80 metros y de alto 1,81 metros. Es un vehículo realmente grande, que tienes sus ventajas para algunas cosas, pero varios pros que se deberían tener en cuenta antes de dar el paso.

Toyota proace

Toyota PROACE

El Toyota PROACE es, como el AYGO; un desarrollo conjunto con PSA. Es decir, Peugeot, Citroën y la propia Toyota trabajaron juntas para crear un nuevo modelo que tendría su lugar en la gama de cada fabricante. Por eso, tanto Peugeot como Citroën tiene sus respectivos furgones iguales al PROACE. Porque sí, este vehículo es un furgón, pero no te dejes engañar porque sorprende en todos los apartados. Tiene versión industrial y versión turismo, que a su vez tiene una variante ‘lujo’ con asientos de cuero y varias cosas más que pueden dejarte con la boca abierta. Los motores más interesantes rinden 150 y 180 CV, este último con cambio automático de ocho relaciones. Puede llevar navegador, puertas de apertura automática y una lista de equipamiento que no tiene nada que envidiar a un turismo convencional. Además, su comportamiento en carretera es intachable para el tipo de vehículo que es y perdona errores garrafales, como frenar a fondo en medio de una curva.

Las funciones de este modelo son muchas. Por ejemplo, hay empresas que tienen servicio de recogida de clientes y colaboradores en aeropuerto, que usan los Toyota PROACE en versión ‘Business’, con asiento de piel que se pueden retirar o girar (con una mesa entre ellos como si fuera un despacho), puertas eléctricas y hasta calefacción en cada asiento que ¡pueden ser hasta ocho! Pero como coche familiar cobra un especial sentido por sus capacidades prácticas. El maletero es muy grande, hay muchísimo sitio en su habitáculo, con soluciones provenientes del segmento de las furgonetas muy prácticas y de gran ayuda. Las puertas correderas son ideales para que suban los niños sin que nadie nos estorbe y tengamos que estar abriendo y cerrando. El equipamiento es muy completo y no falta de nada, incluso monta cámara trasera para aparcamientos. El único ‘pero’, es su tamaño.