Citroën C3

Diseño original y optimista

17.400,00€
Precio medio

2.942,00€
Ahorro ValueCar

  • Es un coche que para el precio que tiene, está muy bien equipado
  • Cuenta con un diseño interior bastante estiloso y moderno
  • Tanto la versión gasolina como en diésel, son vehículos bastante eficientes
  • La configuración puede resultar algo liosa
  • Los temblores en la trayectoria
  • Poco espacio en los asientos traseros

Tanto si te gusta como si no, es innegable que Citroën ha conseguido en con la gama Citroën C3 algo diferente. Un coche pequeño y complejo, pero a la vez minimalista y estiloso.  El Citroën C3 es un utilitario que se fabrica con dos carrocerías, una de cinco puertas, de tipo turismo, y un Citroën C3 Aircross de tipo crossover, con aspecto de SUV.

Toma prestado algo del diseño de su hermano mayor el popular Cactus C4. Y una de sus principales características a la vista son los insertos laterales Air Bump. Estos hacen que las abolladuras menores sean absorbidas por paneles de plástico que pueden reemplazarse fácilmente si es necesario.

  • 12.750,00€ - 20.200,00€ Rango de precios

  • 2.550,00€ - 4.040,00€Ahorro medio por oferta

  • 4.9 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 2.942,00€

Lateral Citroen C3

Diseño original

Diseño exterior

El diseño exterior del Citroën C3 es original y diferente. Además, ofrece distintas opciones de personalización, siendo un modelo que destaca dentro del parque móvil nacional de la actualidad.

A diferencia de las formas ahuevadas o abombadas de ediciones anteriores, este formato es mucho más cuadrado y robusto. Cuenta con nueve colores para la carrocería, tres para el techo (que va a juego con los retrovisores y los marcos de los faros antiniebla) y varias llantas que suman en total 36 combinaciones posibles.

Gracias a los pilares razonablemente delgados del parabrisas, la vista hacia delante no está obstruida.

Es principalmente la vista trasera lo que es un problema. Esto se debe a que el techo cónico y las ventanas laterales abatibles nos dejan con una pantalla trasera poco profunda y pilares traseros algo gruesos.

Acabados

En el Citroen C3 no sólo hay espacio para las personas. Los espacios de las puertas no son grandes, pero suficientes para albergar una botella de 500ml de agua colocada en su lado. También hay un par de portavasos para el café con leche delante de la palanca de cambios y encima de un lugar para guardar el teléfono cerca del puerto USB. Tienes una guantera decentemente grande también.

Se ha apostado por un diseño muy moderno y original que te permite personalizarlo a tu gusto

Interior Citroen C3

Tecnología y seguridad

Diseño interior

Este es uno de los aspectos positivos del C3: la excelente cantidad de ajuste que obtiene el conductor. Este incluye el ajuste de la altura del asiento y un volante que se mueve extensamente hacia arriba y hacia abajo, así como hacia dentro y hacia fuera.

Sin embargo, no hay apoyo lumbar ajustable, ni siquiera como opción, y los propios asientos ofrecen muy poco apoyo lateral. Esto puede provocar que el conductor termine agarrado al volante para evitar caer en el regazo de su copiloto durante las curvas.

Sin embargo, la cantidad de customizaciones que se le puede añadir al interior de este coche, con varios tonos de negro y distintos revestimientos, hacen que el diseño de interior sea uno de los puntos fuertes del C3.

La opción de un reposabrazos para el conductor ofrece un buen apoyo, pero sólo está disponible en el modelo Flair de altas prestaciones.

En los asientos delanteros del Citroën C3 sobra espacio para la cabeza y las piernas. Para tratarse de un coche pequeño, la distancia entre los hombros del conductor y el copiloto es bastante decente.

Tecnología (o lo que sea la principal razón de compra/venta)

En lo que a tecnología se refiere, comenzaremos mencionando una novedad directamente dirigida a mejorar la experiencia del cliente en el viaje.

El C3 no escatima en equipo de seguridad. Un sistema de aviso de salida del carril, reconocimiento de señales de velocidad y avisos de velocidad, un aviso de pausa para el café y tres puntos de montaje ISOFIX (dos en la parte trasera, uno en el asiento del pasajero delantero).

Con la Dashcam incorporada que viene de serie en el modelo Flair de alta gama; se puede conectar el coche al smartphone mediante una app que te permitirá tomar vídeos y fotos de los viajes y subirlos a redes sociales. El sistema graba en Full HD, opera con un campo visual de 120 grados y tiene una memoria de 16 gigas.

Sin embargo, al no disponer de una tecnología de arranque/parada como la Puretech de 109 bhp, no será extraño sentir vibraciones a través del asiento y el volante al estar parados.

Cuenta con un sistema Feel muy potente para ser de nivel medio. Una opción relativamente económica de contar con sensores de aparcamiento y cámara de visión trasera. No están incluidos en el modelo básico. Pero sí vienen de serie a partir modelo superior-específico de Flair.

Si en algo no se ha escatimado en este coche es en la tecnología, equipado como el que más para mejorar nuestra experiencia de conducción

Frontal Citroen C3

Un vehículo urbano

Motorización

Hay cinco motores en la gama Citroën C3. La gama de motores del Citroën C3 se compone 3 propulsores de gasolina y otros 2 diésel. En gasolina podemos optar a los conocidos y eficientes motores tricilíndricos PureTech con 68, 82 y 110 CV. En diésel, cuenta con motores BlueHDi de 75 CV y BlueHDi 100 CV.

Los motores de gasolina del C3 tienden a ser bastante ruidosos, pero no más que los de sus rivales con motores de tres cilindros. No es un ruido desagradable, pero es algo de lo que se es más consciente en las versiones de menor potencia, como el modelo de 81 bhp, porque se le exige trabajar más duro. El sonido que emiten los Citroën C3 de gasolina 109 CV de gama baja hace que se sienta mucho menos tensa y, en general, más silenciosa.

En la autopista el zumbido constante del motor puede llegar a desgastarse un poco. En cualquier caso, la sensación que desprende el Citroën C3 es muy parecida a la de sus rivales.

Como era de esperar, estas modestas potencias significan que el rendimiento es adecuado, en lugar de emocionante. Todos los coches vienen con una caja de cambios de cinco o seis velocidades, pero si quieres un auto, la única opción es ir por el 1.2 PureTech 110hp con la EAT6 de seis velocidades.

Consumo

Como suele pasar con los turismos pensados para ser conducidos por la ciudad, la diferencia que existe entre el consumo del coche en su versión gasolina y el consumo del diésel, suele ser muy poca.

En el Citroën C3, por lo tanto, existe una diferencia sustancial entre ambas versiones, ya que el propulsor de gasolina no es de los más frugales del segmento y, a cambio, el Diesel de 100 CV es de los motores más eficientes que existen en el mercado en la actualidad.

Si a estos datos añadimos también que la diferencia de precio es de unos razonables 1.100 euros –siempre en favor del motor de gasolina- obtenemos como resultado que en unos 55.000 km tendremos amortizado el 1.6 BlueHDI.

Comportamiento

Pese a su aspecto de crossover, es un coche eminentemente urbano. Por sus dimensiones, porque tiene una dirección bastante asistida, que va bien en las maniobras, está pensado para ser usado en entornos de ciudad. Es el entorno donde este coche mejor se encuentra, más que en carretera.

Aun así en autopista también se porta muy bien. Sin embargo, la suspensión no es la más adecuada para una carretera de montaña.

El Citroën C3 de gasolina ofrece un funcionamiento más refinado y potente que su versión diesel. También hay que tener en cuenta que el mantenimiento del Diesel será siempre más costoso, aunque este Citroën C3 de los pocos coches Diesel que se podrían amortizar a corto plazo. De todas formas, si su uso habitual va a ser en ciudad, lo más recomendable es el de gasolina.

Es un vehículo que ofrece un buen comportamiento por ciudad, pero la falta de potencia en sus diferentes motores hace que se nos pueda quedar un poco corto para trayectos largos por autopista

Opinión Citroën C3

Comentario ValueCar

Un coche que llega al espectro de los polivalentes para hacerse un hueco con todo el derecho del mundo. Esta es la 3ª generación del Citroën C3, un coche que siempre se ha caracterizado por su genialidad y diferenciación estética.

A pesar de ser un urbano, se ha disfrazado de aventurero, dándole un aire de Crossover, siguiendo la moda de los propios de los SUV. Para ello se ha valido de la combinación de alguna de las características propias de la marca, como son los grupos ópticos en 3 pisos diferentes. O uno de los elementos habituales en los Citroën de última generación, los Air Bump de la carrocería pensados para proteger de los impactos.

Cuenta con un capó muy elevado y plano. Las protecciones son muy características, que le dan ese aspecto a medio camino entre un SUV y un turismo más urbano.

El coche mide 3.99 metros de largo, 5 cm más de ancho que el anterior modelo, con una anchura o distancia entre ejes de 1,75 metros y una altura de 1,47 metros.

En cuanto a la habitabilidad interior, en las plazas traseras encontramos un poco más de espacio que en los modelos precedentes de C3. Hay mucho espacio para las rodillas o pies en las plazas traseras. Es cierto que es un coche más de 4 plazas que de 5.

El habitáculo mantiene el mismo esquema de colores, con detalles en el mismo color que puedes escoger para el techo. El diseño interior es agradable, lineal, y la calidad que transmite es muy buena. Además es un interior peculiar, como los tiradores de las puertas, con formas ovaladas en los aireadores o diferentes elementos del volante, así como la forma de los instrumentos principales.

La pantalla multifunción está en un nivel un poco bajo. Tiene un pequeño inconveniente, y es que por ella pasan todos los sistemas del coche. Eso quiere decir que todas las operaciones se tengan que hacer a través de las pantallas. Por ejemplo, el aire acondicionado, se accede desde la pantalla.

El maletero tiene 300 litros de capacidad. La misma que el mismo modelo en el segmento anterior y en la línea de la marca. Cuenta con un espacio adicional para una rueda de galleta o de repuesto de tamaño normal. El abatido de las plazas traseras es por mitades asimétricas. Y el piso que queda, no es completamente plano.

Entre los elementos de equipamiento disponibles, el aviso de ángulo muerto, la advertencia de salida de carril, el detector de fatiga, la cámara de retrovisión, y un elemento hasta ahora inédito en la industria. Una cámara situada dentro de la carcasa del retrovisor exterior.

Un coche atractivo, a la moda, muy urbano, y que será uno de los grandes protagonistas de la cruenta batalla que es la de los coches del segmento B. Una muy buena opción para comprar.