Citroën C3 Aircross

Nueva generación SUV

19.908,82€
Precio medio

3.158,24€
Ahorro ValueCar

  • Diseño moderno y atrevido que se diferencia de la competencia
  • Gran equipamiento, como es norma de la marca
  • Una amplia gama de motores
  • Detalles de acabado mejorables
  • Suspensión algo blanda

Citroën con el C3 Aircross reemplazó al C3 Picasso. El aspecto exterior y una buena funcionalidad en su interior lo colocan entre un todoterreno y un monovolumen. Este modelo comparte bastantes elementos en cuanto a la estructura y la mecánica con el Opel Crossland X.

  • 15.350,00€ - 23.950,00€ Rango de precios

  • 3.070,00€ - 4.790,00€Ahorro medio por oferta

  • 5 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 3.158,24€

Trasera Citroen C3 Aircross

Diseño atractivo

Diseño exterior atrevido y a la última

Si hablamos del exterior, estamos ante un modelo diferente en el que se pueden elegir ocho colores para la carrocería y cuatro para el techo. Esta versión ya la anticipó el C-Aircross Concept, que se presentara en los primeros meses del año pasado.

Es evidente que el modelo deriva del utilitario C3, con sus detalles como los faros delanteros y traseros que son idénticos. Eso sí, algunos elementos dejan clara su personalidad crossover: encontramos símiles a protectores en el cárter o en el ángulo de salida, complementados por unos pasos de rueda más marcados y una altura y longitud mayores, así como la incorporación de barras de techo y la pérdida de los Airbumps.

El modelo en comparación con el C3 utilitario ha crecido 159 mm a lo largo, 156 mm en altura, 227 mm en anchura y tiene ahora una altura libre al suelo de 175 mm. El frontal es alto y recortado, con los faros como protagonistas. No puede incorporar xenón o led, salvo esto último en las luces diurnas, pero, eso sí, la iluminación de los halógenos es la correcta.

Si hablamos de los encajes y los ajustes, son los adecuados, lo mismo que la pintura de las aletas, que no son muy diferentes del resto de la carrocería. A pesar de ello, recomendamos tener especial cuidado con los plásticos negros encargados de rodear el coche, puesto que son susceptibles de rayarse con facilidad.

Aunque conserva algunos elementos del antiguo C3 visualmente ha cambiado por completo

Asientos Citroen C3 Aircross

Interior espacioso y detallado

Diseño interior

El acceso es bueno en sus cuatro puertas. En este modelo la marca francesa ha dado prioridad al diseño sobre la practicidad, aunque no por ello deja de ser práctico. En la apuesta por el diseño encontramos soluciones de lo más interesantes. Se puede desplazar el asiento trasero del orden de 15 centímetros sobre un carril, reclinar los respaldos de los asientos traseros, abatir el respaldo del acompañante para aumentar la longitud del espacio de carga o instalar unas cortinillas de lo más prácticas en las ventanillas laterales traseras.

El maletero es grande y modulable, donde destacan sus formas regulares y el acceso amplio y sencillo. 410 litros en la posición menos favorable que pueden llegar a 520 si se adelantan totalmente las banquetas de los asientos posteriores.

El espacio para los pasajeros es correcto. Destacamos la altura libre al techo, eso sí, siempre que no optemos por el techo solar panorámico y practicable, que le quita centímetros de alturas que siempre vienen bien para que las personas altas estén cómodas.

Permite desplazar los asientos para ganar espacio según lo necesitemos

Interior Citroen C3 Aircross

Variedad de motores

Motorizaciones

Este Citroën C3 Aircross tiene los mismos motores que el Peugeot 208, su primo del Grupo PSA. Tres gasolina -1.2 atmosférico de 82 CV y 1.2 Turbo en versiones de 110 y 130 CV- y dos motores diésel: un mismo bloque 1.6 BlueHDI con 100 y 120 CV de potencia.

Todos los motores tienen cajas de cambio manuales de cinco velocidades, excepto las versiones de 120 y 130 CV, que disfrutan de una de seis relaciones. Sólo hay una versión de cambio automático, la 1.2 gasolina de 110 CV, que se ofrecerá en opción y por 1.300 euros extra con una caja de convertidor de par y de seis velocidades.

Equipamiento

El modelo galo tiene tres niveles en cuanto al acabado: Live, Feel y Shine. El acabado más básico Live tiene ya seis airbags, ESP, sensor de presión de neumáticos, equipo de audio Mp3 con Bluetooth y toma USB, sensor de luces, regulador y limitador de velocidad, sistema de reconocimiento de señales de tráfico o la ayuda al arranque en pendiente; el aire acondicionado se incluye como opción con los faros antiniebla.

El acabado intermedio Feel tiene el aire acondicionado y faros antiniebla, luces diurnas de led, retrovisores eléctricos y calefactables, y una pantalla táctil de 7" contando con compatibilidad con smartphones mediante los sistemas Android Auto y Car Play.

 El acabado Shine incorpora de serie navegador, climatizador bizona, llantas de 16", cámara de visión trasera, sensor de lluvia, cámara de visión trasera y el sistema de asistencia de urgencia Citroën Connect Box.

Si hablamos de equipamientos opcionales, lo más interesante es el sistema de proyección de datos en el parabrisas HUD y un sistema de recarga inalámbrica para smartphones compatibles.

Disponemos de variedad de acabados y motores con los que disfrutar tanto si nos gusta más o menos potencia

Sensor C3 Aircross

Seguridad al más alto nivel

Comportamiento

Como norma de la casa, estamos ante un vehículo confortable en la práctica totalidad de las circunstancias. La suspensión es blanda y se encarga de filtrar bien los baches. Eso sí, los baches cortos, que abundan en nuestras calles, sí que se dejan notar de forma algo seca en el interior del vehículo.

La visibilidad de este modelo hacia afuera no es problema alguno, puesto que hay mucha superficie acristalada con la que podemos ver bien al resto de vehículos que circulan a nuestro alrededor. A la hora de conducir, reiteramos que prima el confort y las sensaciones simplemente quedan en un segundo plano.

La dirección es suave, con un tacto bastante desconectado de las ruedas y la palanca de cambios destaca por tener recorridos largos y funcionar con poca precisión.

En cuanto al balanceo de la carrocería, es acusado cuando se toman curvas lentas a velocidad alta. No estamos ante un coche de reacciones rápidas, pero sí suficientes para una conducción normal.

Cuando vamos por autopista el coche tiene un rendimiento normal, con gran estabilidad en recta, aunque le afecta bastante el viento lateral. En cuanto al ruido que produce el contacto de las ruedas con el asfalto, el aislamiento del habitáculo es francamente bueno.

De lo que no nos libramos es del ruido aerodinámico de los grandes espejos retrovisores exteriores y la parte frontal de la carrocería, aunque debemos aclarar que no se escuchan demasiado altos, por lo que no es muy molesto.

A la hora de analizar la capacidad de tracción, la mejora es ostensible en superficies deslizantes con el sistema Grip Control y los neumáticos M+S. Esta opción se encuentra en el nivel de equipamiento Shine. El Grip Control lo que hace es actuar sobre el control de tracción modificando la respuesta según cinco modos de funcionamiento: normal, nieve, barro, arena y ESP Off.  Añadimos que también se le asocia un sistema de descenso de pendientes, que cuando está activado, hace posible bajar por rampas a una velocidad constante sin necesidad de operar en los pedales.

Mucha de la competencia no tiene sistema de tracción integral o un dispositivo como éste de la marca de los chevrones. En la prueba hemos podido ver que tiene alta eficacia en condiciones donde hay hielo y nieve, por lo que es posible subir por pendientes en las que pensamos que no subiría un coche con tracción delantera y neumáticos de verano.

Eso sí, aclaramos que esta tracción superior no significa que el coche pueda ir a la aventura por zonas sin asfaltar complicadas, ya que el ángulo de ataque es bastante malo y es sencillo tocar en obstáculos con la parte baja del parachoques de la parte delantera.

En cuanto a las ayudas a la conducción, tiene sistemas que ya son habituales en la marca, como el de mantenimiento de carril, que se activa por defecto en cuanto el coche arranca. El asistente de ayuda al aparcamiento, donde se encarga de mover el volante y el conducto tiene que operar los pedales es bastante bueno, pues encuentra de forma sencilla los huecos posibles y suele aparcarlo bastante bien.

 

Si queremos un vehículo que nos permita conducir de una forma cómoda, suave y segura deberíamos sopesar esta compra

Opinión Citroën C3 Aircross

Comentarios ValueCar

Vivimos unos tiempos de grandes cambios y el sector de los SUV y vehículos de aventura mandan. Todo esto hace que las marcas tengan que adaptarse y modelos como el C3 Picasso con su corta vida comercial han pagado con ello las necesidades de adaptarse a las nuevas necesidades o gustos de la clientela.

Ahora el nuevo modelo tiene un aspecto más aventurero, por lo que en la marca piensan que la acogida del público va a ser considerablemente mejor. Además, no solo se ha limitado a ser un modelo más de los que inundan el mercado. En Citroën siempre han tenido en cuenta la estética y la modernidad en sus creaciones y para este modelo también han apostado por ello.

La nueva gama Citroën apuesta por esto y también lo estamos viendo en el nuevo Citroën C4 Cactus, por lo que parece que va a tener continuidad en los próximos años. La marca de los chevrones puede gustar más o menos por sus diseños, pero sigue siendo sinónimo de fiabilidad y cuando miramos a las listas de ventas, siempre se sitúa en los primeros puestos por su gran relación calidad/precio.