Cupra Ateca

La evolución

  • Potencia de los motores
  • Diseño deportivo
  • Buena relación calidad/precio
  • Inexperiencia de Seat en este segmento

Sociedad Española de Automóviles de Turismo; SEAT. Así es como nació una firma que ha movilizado nuestro país durante muchas décadas. Todo empezó el 16 de octubre de 1948, día que se firmó un acuerdo con FIAT para la fabricación en España de sus coches bajo licencia, acuerdo que dio lugar a la creación de ‘nuestra’ marca el 29 de mayo de 1950. Un fabricante de automóviles cuya constitución incluía al Instituto Nacional de Indústria a varios bancos como el Banco Español de Crédito, el Banco Bilbao o el Banco Central. Unos inicios en lo que había mucha ambición, ganas de crecer y mucho, mucho trabajo por hacer.

Poco se parece la actual SEAT, una marca que bajo el amparo del Grupo Volkswagen y compartiendo muchas cosas con firmas como Audi, se ha posicionado como un constructor generalista que poco a poco se ha ido ganado un hueco en el mercado y entre los aficionados. Si bien es cierto que Volkswagen ha limitado en gran medida las acciones y las aventuranzas de la marca española, han sido capaces de crear una legión de seguidores alrededor de un nombre que ha dado vida a las versiones deportivas de la compañía: Cup Racing, o dicho de otra forma, CUPRA. Este nombre es a día de hoy sinónimo de deportividad, de competición y de un equipo, SEAT Sport, con un saber hacer encomiable. Sin ir más lejos, los orígenes de esta denominación tienen lugar en el Mundial de Rallyes de 1996, en la categoría ‘2 litros’.

Más de 20 años después, el primer modelo con apellido CUPRA, un SEAT Ibiza con el motor 2.0 16 válvulas del Golf GTi y 150 CV, sigue siendo un coche respetado y apreciado, un modelo casi de colección que alcanza precios un tanto elevados en el mercado. Sin embargo, ese Ibiza ya no tendrá continuación y su última versión, equipada con el motor 1.8 TSi y 192 CV será lo más deportivo que haya con el nombre de la famosa isla balear. Al menos con el sello de SEAT en frontal, ya que se espera que vuelva a aparecer pero muy cambiado y bajo otro logo muy diferente: CUPRA.

Lateral Cupra Ateca

Deportivo al máximo

CUPRA, una marca deportiva con sangre hispana

La división deportiva de la marca española se separó de la matriz y se constituyó como una marca aparte. Se trata de un movimiento muy valiente por parte de SEAT, que lleva varios años obteniendo beneficios y aumentando las ventas ejercicio tras ejercicio. El artífice de este movimiento ha sido Luca de Meo, que llega desde FIAT, donde hizo lo mismo con Abarth, que por entonces daba forma a las variantes ‘con chispa’ de los modelos italianos. Por tanto, experiencia en estas lides tiene y vistos los resultados, podría ser todo un acierto  para SEAT. Además, también está el caso de Citroën, que ha desgajado su denominación DS y la ha convertido en una firma de aspiraciones premium, estilo francés muy marcado y mucha tecnología. Pero en el caso de CUPRA, el objetivo tiene su sede en Italia y tiene en su escudo la bandera de Milán y una serpiente gigante devorando una figura humana (originalmente y según la mitología italiana, el biscione devoraba un moro). Hablamos de Alfa Romeo.

No es nuevo ni tampoco desconocido, que Volkswagen ha pretendido en alguna ocasión enfrentar a SEAT contra Alfa Romeo, creando una marca deportiva con diseño, tecnología y un comportamiento dinámico intachable. Lo intentaron una vez, con la primera generación del León, pero todo quedó en agua de borrajas hasta ahora, con la transformación de CUPRA en marca independiente. Pero una marca, todo sea dicho, que tomará su base de los modelos de SEAT y en principio, no desarrollará modelos propios. Exactamente igual que hace Abarth con FIAT, pero con una ambición mucho mayor. El mejor ejemplo que se puede poner es el primer modelo de la marca, el CUPRA Ateca, un SUV compacto con 300 CV que pretende poner el mercado patas arriba y al Alfa Romeo Stelvio, entre otros, contra las cuerdas.

El SEAT Ateca es un modelo que ha sorprendido incluso a la propia SEAT. Es el coche que ha sido un éxito tremendo desde el primer día, acumulando pedidos y una larga lista de espera cuando la marca lo puso a la venta. En apenas unos meses, el Ateca se convirtió en un pilar de ventas importantísimo para la firma de Martorell y es lógico, en parte, que se hayan decantado por este modelo para dar salida a su nueva marca deportiva. Que el segmento SUV sea el de mayor proyección comercial y el segmento de moda actualmente también ha influido sobremanera. Han sido muchos los que han criticado que una firma que pretende ser la deportividad en persona, de sus pasos con un ‘Sport Utility Vehicle’ y en parte, tienen razón. Pero las ventas mandan y los fabricantes viven de vender coches. Que nadie dude que será un éxito asegurado, que además, se verá acompañado de un nuevo modelo en poco tiempo que según los rumores, tomará forma de SUV coupé sobre la base del SEAT Arona.

Otro de los apartados que han influido en la decisión de lanzar primero el CUPRA Ateca y no el CUPRA León, son los tiempos de lanzamiento de los modelos. El actual SEAT León está en su fase final de vida comercial, la nueva generación llegará a mediados de 2019 a mucho tardar y el Ateca apenas acaba de comenzar a caminar. Los planes dentro de la compañía establecían su puesta en marcha mucho antes de que llegara el nuevo León y no había intención de esperar. Así, por tanto, el primer modelo de esta ambiciosa marca española de talante deportivo es un SUV. Pero no nos llevemos a engaño, si algo tiene SEAT es la capacidad para otorgar una dinámica espectacular a sus modelos y el Ateca no es ajeno a ello. Es una base muy buena para lo que buscan en CUPRA, que es ofrecer un producto de calidad, con un comportamiento y un diseño deportivo, que les permita asentarse y poder seguir con todo lo que tienen planeado, que se trata de una serie de lanzamientos durante los próximos años.

Pero no nos llevemos a engaño, si algo tiene SEAT es la capacidad para otorgar una dinámica espectacular a sus modelos y el Ateca no es ajeno a ello. Es una base muy buena para lo que buscan en CUPRA, que es ofrecer un producto de calidad, con un comportamiento y un diseño deportivo, que les permita asentarse y poder seguir con todo lo que tienen planeado, que se trata de una serie de lanzamientos durante los próximos años

Interior Cupra Ateca

Controla tu entorno

Tracción total, 300 CV y cambio de doble embrague

Estéticamente el CUPRA Ateca no cambia en exceso respecto a su homónimo de SEAT, de hecho tiene algunas cosas en común con el Ateca FR, como los paragolpes, el volante, el equipo multimedia, todos los sistemas electrónicos de asistencia a la conducción… en definitiva no deja de ser un SEAT con un claro cambio de personalidad y de objetivos. Así lo demuestra el tratamiento específico que ha sufrido, con acabados donde los tonos oscuros dominan la escena, Alcántara, cuero, metal pulido e inserciones en negro brillante por doquier, tanto en la carrocería como en el habitáculo. También está presente la fibra de carbono, material que forma un lazo casi imposible de deshacer con el mundo de la competición. Luce costuras en contraste, asientos tipo ‘bucket’ y cosas como la instrumentación digital o un paquete de equipamiento llamado ‘Performance’ que añade los frenos Brembo, spoiler sobre el techo, carcasa de los espejos y molduras en el habitáculo de fibra de carbon y tapicería de piel.

Todo está muy calculado para resultar deportivo y atractivo, con ajustes muy cuidados y colores especialmente elegidos para la ocasión. Lo más destacable del equipamiento del CUPRA Ateca y muestra sus ambiciones deportivas es el sistema Drive Profile, que ofrece varios modos de conducción entre los que se encuentran los típicos Normal, Sport, ECO, Individual y Nieve, pero que suma un curioso modo Off Road, que poco acertado parece para un modelo con un claro enfoque asfáltico, junto al modo CUPRA, que no necesita explicación (es el más deportivo de todo, obviamente). Las llantas de 19 pulgadas de serie también muestran un diseño más agresivo y los cuatro terminales de escape, reales y no simulados como parece estar de moda, rematan la imagen deportiva de la trasera. Es un Ateca, se reconoce como un Ateca, pero luce diferente.

Bajo el capó, el polifacético 2.0 TSi de cuatro cilindros turbo anima al CUPRA Ateca con 300 CV entre 5.300 y 6.500 rpm, mientras que la cifra de par es de 400 Nm entre 2.000 y 5.200 rpm. El rendimiento de este bloque alimentado por dos sistemas de inyección (directa e indirecta) llega al asfalto vía cambio DSG de doble embrague y siete relaciones y la tracción total 4Drive. Incorpora filtro de partículas, imprescindible para superar las actuales normas de emisiones y el sistema de tracción total cuenta con una gestión electrónica que analiza en tiempo real las condiciones del firme, la velocidad a la que se desplaza, la velocidad de cada rueda, la posición del volante e incluso el estilo de conducción que se está realizando. Así puede adaptar su funcionamiento a las necesidades de cada momento. Destacable también es la adopción del sistema de suspensión adaptativa DCC (Dynamic Chassis Control.).

Bajo el capó, el polifacético 2.0 TSi de cuatro cilindros turbo anima al CUPRA Ateca con 300 CV entre 5.300 y 6.500 rpm, mientras que la cifra de par es de 400 Nm entre 2.000 y 5.200 rpm

Opinión Cupra Ateca

Comentarios ValueCar

Con el CUPRA Ateca, SEAT da un paso firme hacia un objetivo que ya se barajó hace cosa de 20 años. Apuesta por la deportividad, pero también por una imagen premium inédita en SEAT. Ni siquiera el Exeo, que no era más que un Audi A4 ‘B7’ adaptado a la marca, ofreció tan claramente esa búsqueda de ofrecer un producto premium. Además, con nada menos que 300 CV, no hay ningún otro modelo en el mercado que por tamaño y precio, pueda presentar batalla al Ateca de CUPRA.

Es una apuesta arriesgada, calculada y bien llevada a cabo, pero arriesgada. SEAT no tiene trayectoria en estas lides y es posible que los usuarios, siempre tan ‘sujetos’ a la percepción de marca, no den esa oportunidad que se merece. Por otro lado, el logo de esta nueva marca no ha recibido muy buenas críticas y detalles como ese, pueden robar alguna venta. No lo hemos probado todavía, pero sabiendo lo bien que van todos los SEAT CUPRA, no dudamos de sus buenas maneras en carretera y sus de sus prestaciones.