Hyundai i30

Evolución, superación, emoción.

25.240,00€
Precio medio

6.435,35€
Ahorro ValueCar

  • Acertado diseño
  • Gran calidad tanto exterior como interior
  • La dirección mejorable.
  • No estaría de más alguna motorización más diésel
  • El espacio para el pasajero es mejorable

La marca coreana Hyundai tomó la decisión de que era necesario dar un toque europeo a su i30 para llegar a ser uno de los compactos con mayor número de ventas en el Viejo Continente. A fin de conseguir eso, lo que hizo fue centrar el diseño y la producción en la fábrica que tiene el República Checa, concretamente en Nosovice. Los cambios que se aprecian respecto a la generación anterior los podemos sentir en el diseño y en la forma de conducir el vehículo.

  • 20.500,00€ - 30.840,00€ Rango de precios

  • 4.100,00€ - 6.168,00€Ahorro medio por oferta

  • 5.5 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 6.435,35€

Interior Hyundai i30

Diseño elegante

Diseño exterior

Cuando hablamos del diseño, lo cierto es que por fuera destaca su parrilla delantera, la cual tiene el efecto “cascada” que es común al de la gama Hyundai actual para darle un aire de familia.

Estamos ante un modelo que es equilibrado y elegante en sus líneas. Se nota que ganó en longitud y anchura, algo que no ha terminado repercutiendo en el peso, pues es de cerca de 30 gramos menos que en su predecesor.

Hyundai tiene claro que su objetivo es contar con un segmento de público elevado, donde han optado por ofrecer muchas motorizaciones, pero también de estar a la altura en cuanto a diseño se refiere.

Diseño interior

La modernidad de las líneas del i30 también ha sabido llevarse al interior del coche, que cuenta con muchos cambios. A nivel de calidad, los acabados y el material son mejores, por lo que podemos considerar que Hyundai ha dado un paso hacia adelante en este sentido, lo que hace que sea de un mayor atractivo para el mercado del viejo continente, donde las líneas son más sobrias y lógicas.

Se puede personalizar el interior en cuanto a su decoración interior, donde el fabricante pone a disposición de la clientela una gran cantidad de tonalidades, así como el poder elegir entre tapizados de tela o cuero.

Si hablamos del espacio para los pasajeros, casi no ha cambiado respecto a la generación anterior. El i30 es un coche bastante cómodo para viajar cuatro personas y si además se suma un quinto pasajero, el espacio para las rodillas estará cubierto bien, aunque para los brazos bueno sería tener algo más de espacio.

El maletero tiene una capacidad de 395 litros, lo que hace que esté entre los primeros puestos de capacidad. Respecto a los asientos abatidos, el espacio aumenta hasta los 1301 litros.

Motorización

Los motores del i30 pueden presumir de no ser grandes en cuanto a cubicaje, pero si que son muy elásticos al contar con una respuesta buena desde abajo, así como una entre buena a velocidades altas. Su comportamiento refleja claramente la nueva filosofía que quiere representar Hyundai para Europa.

La gama de gasolina

Comenzamos con el 1.0 T-GDi que ya dispone de 120 CV de potencia con consumos que se sitúan en torno a los 5 litros cada 100 kilómetros. Este motor está disponible en los acabados Klass y Tecno. Proseguimos con el el 1.4 T-GDi con 140 CV y un consumo algo más alto (5,5 l/100). Este propulsor lo tenemos en la variante 7DCT que hace referencia a la caja de cambios automática con doble embrague DCT.

La gama diésel

Solo existe un motor, el 1.6 CRDi, aunque lo tenemos con 95, 110 y 136 CV, el cual puede venir equipado con la caja de cambios automática DCT de siete velocidades. En cuanto al consumo, las cifras oscilan del orden de entre los 3,6 y los 4,1 litros a los 100.

Comportamiento

En este campo, lo cierto es que el i30 está en el pelotón de cabeza de su competido segmento. Ya con el motor de acceso tenemos una conducción agradable y en donde la suspensión responde realmente bien, algo en lo que tiene mucho que ver el poco peso del modelo.

En circuito urbano es un coche que gusta mucho por lo bien que vira, pero si se quiere un buen comportamiento hay que optar por las versiones más potentes.

En el caso de la anterior generación, se achacaba que la dirección era demasiado artificial, algo que ha mejorado en esta generación, aunque todavía se echa en falta algo más de tacto.

Si vamos a la respuesta ante todo tipo de marcha, es un modelo que lo hace bien, pudiendo destacar la gran insonorización que tiene hasta cuando se circula a elevada velocidad.

El i30 puede adaptarse sin problema alguno a cualquier clase de conductor y puede gustar a prácticamente todos, pues es todo un devorador de kilómetros y su público objetivo es bastante grande.

Estamos ante un modelo que es equilibrado y elegante en sus líneas. Se nota que ganó en longitud y anchura, algo que no ha terminado repercutiendo en el peso, pues es de cerca de 30 gramos menos que en su predecesor

Parte delantera Hyundai i30

Equipamiento al gusto

Seguridad

No podemos dar los datos de Euro NCAP, pero si pensamos en anteriores versiones, llegó a conseguir las cinco estrellas, por lo que a buen seguro este nuevo modelo lo habrá logrado.

En ayudas tecnológicas, estas aumentan según el acabado que se elija. De serie contamos con sistemas de frenada de emergencia automática, asistente de mantenimiento de carril con dirección activa o detección de fatiga del conductor. De manera opcional se pueden sumar ayudas como el detector de ángulo muerto o el control de crucero inteligente (SCC).

Equipamiento

Este coche tiene un nivel de equipamiento que llama mucho la atención incluso en los escalones más inferiores. Si tenemos unos gustos más sibaritas o deseamos tener más equipamientos, hay opciones y extras para todos los gustos. La más alta tecnología del segmento en buena parte se puede encontrar en este compacto coreano, para contar con más adelantos ya hay que irse a las marcas premium.

i30 Klass

Versión de acceso del i30. En su equipamiento destacamos que trae llantas de acero de 15 pulgadas, aire acondicionado, sistema de sonido, bluetooth, volante multifunción, ordenador de a bordo y las ayudas tecnológicas que hemos descrito anteriormente en el apartado de serie. Siendo el acabado básico, viene bien cargado, algo no tan habitual en el segmento.

Además, podemos incluir el paquete de extras 'Max', donde destaca el navegador con pantalla de 5 pulgadas, reposabrazos central delantero, cámara de aparcamiento y climatizador manual.

i30 Tecno

Aquí las llantas son ya de aleación y de 16 pulgadas, con el añadido de faros antiniebla, faros con función cornering, la pantalla de 8 pulgadas del navegador, un sistema de sonido compuesto por seis altavoces y el sensor de aparcamiento trasero. En el interior también se incluye el cargador inalámbrico para móvil.

Podemos sumarle el paquete “Tech” que dispone de faros LED delanteros y traseros, así como espejo retrovisor con elementos cromáticos.

i30 Style

En el acabado más alto se le suman llantas de 17 pulgadas, elementos cromados en retrovisores y parrilla frontal, faros LED, asiento con reglaje eléctrico en el caso del conductor, sensor de lluvia y freno de estacionamiento eléctrico (Auto Hold).

De la misma manera que en los dos acabados anteriores, es posible añadir un paquete extra denominado “Lux” en donde podemos añadir techo solar panorámico, asientos calefactables y con memoria, airbag de rodilla, sistema de reconocimiento de señales y tapicería de cuero.

De serie contamos con sistemas de frenada de emergencia automática, asistente de mantenimiento de carril con dirección activa o detección de fatiga del conductor. De manera opcional se pueden sumar ayudas como el detector de ángulo muerto o el control de crucero inteligente (SCC)

Opinión Hyundai i30

Comentario ValueCar

Hyundai como su hermana Kia están creciendo exponencialmente en ventas en estos últimos años. La explicación se encuentra en una mayor calidad y en saber adaptarse gradualmente a los gustos europeos, algo que es necesario si querían crecer de verdad.

Desde luego que los años en que comprar un Hyundai era sinónimo de coche barato y con acabados mejorables han pasado a la historia, ahora no solo tenemos coches bien acabados, además a nivel tecnológico están al mismo nivel que los gallitos de la categoría y son capaces de ofrecer una inmejorable relación calidad precio.

Los motores y el comportamiento era algo donde también solían tener sus puntos débiles y ahora se ven los frutos de ese trabajo para contar con los estándares europeos. Saber las necesidades de sus clientes y adaptarse a ello es la receta del éxito.

Un claro exponente lo tenemos en el Hyundai i30, el cual ha conseguido dar un paso adelante en la mayoría de las áreas que son importantes en un coche de este segmento. La anterior generación hacía que fuera un coche de la zona media o media baja que tampoco llegaba al nivel de los clásicos del sector compacto.

Ahora si que podemos decir que es uno de los referentes, donde el diseño es totalmente del gusto europeo y donde tiene un comportamiento en marcha intachable, no solo en conducción urbana, también en carretera. Un salto de categoría en un modelo que tiene ambición y sobrados.

La gama de motores y acabados, lo que deja claro es que busca satisfacer a un abanico de público de lo más amplio. Si eres de los que busca un coche para moverse únicamente por ciudad o bien lo necesitas para hacer muchos kilómetros, puedes encontrar el compacto perfecto.