Kia Rio

Vive la vida a tu manera

18.652,50€
Precio medio

4.204,09€
Ahorro ValueCar

  • Línea moderna y actual, donde su aspecto es ya muy europeo
  • Buena calidad de acabado, a la altura de sus competidores
  • Fácil y agradable de conducir
  • No sobra altura en las plazas traseras
  • Los faros sólo pueden ser halógenos
  • El motor 1.2 de gasolina se queda escaso a la hora de salir en carretera

Cuando hablamos del Kia Rio, lo hacemos de un vehículo con un claro enfoque urbano, que tiene una versión bastante más práctica que la del Kia Picanto. Este modelo está disponible solo en versión de 5 puertas, en la se han esforzado por ofrecer el máximo espacio y una gran habitabilidad para ser un vehículo compacto.

Esta cuarta generación del Kia Rio lleva fabricándose desde el año 2.000. Su renovación data del año 2016 en un terreno de lo más duro en cuanto a la competencia, pues debe luchar contra modelos como el Renault Clio, Opel Corsa o Ford Fiesta.

  • 15.600,00€ - 21.800,00€ Rango de precios

  • 3.120,00€ - 4.360,00€Ahorro medio por oferta

  • 5 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 4.204,09€

Lateral Kia Rio en la calle

Diseño elegante

Diseño exterior con elegancia y muy al estilo europeo

Cuando observamos el diseño del Kia Rio destaca bastante la fuerza que transmite su frontal, que tiene dos parrillas y donde los faros se unen a la parrilla superior, dando lugar a un conjunto de lo más atractivo. En Kia han sabido integrar muy bien las ópticas y cómo confluyen en un nervio redondeado.

Ahora su silueta es más “hatckback” y no tan “monovolumen” como era anteriormente. El modelo lo cierto es que ha mejorado en todo, especialmente en lo estético, donde su estampa en esta versión parece mucho más actual. Podemos decir que ahora luce más convencional, pero también mejor para un utilitario que quiere luchar por una cuota de mercado en un segmento donde las marcas ponen absolutamente toda la carne en el asador por su gran número de ventas en el viejo continente. Hoy en día es más alargado y horizontal que antes, a la vez que la zaga aumenta en verticalidad.

El cambio en su silueta no ha traído unas medidas decididamente más grandes, lo que ha hecho es alterar algo sus proporciones. El Rio mide 4,07 m de largo (1,5 cm más que antes) por 1,73 m de ancho (0,5 cm más) y 1,45 m de alto (0,5 cm menos), con una distancia entre ejes de 2,58 m (1 cm más).

El diseño nuevo ha servido para llevar el habitáculo hacia atrás, lo que ha hecho que se prolongue el voladizo anterior y se recorte el posterior. El frontal es muy Kia, pero la parrilla es alargada y los faros no tienen una apariencia tan oriental. Todo un acierto.

El modelo ha mejorado en todo, especialmente en lo estético, donde su estampa en esta versión parece mucho más actual

Interior Kia Rio

Interior confortable

Diseño interior

Si pasamos al interior, el Kia es más modesto, contando con un aspecto más convencional y donde imperan los trazos sencillos. Destaca el bonito diseño de su volante multifunción y la pantalla del sistema multimedia, que está semi-integrada en su salpicadero.

El puesto de conducción ganó muchos enteros con el nuevo diseño, el cual está dominado por sus líneas horizontales. Podemos echar en falta, eso sí, la oferta de personalización que tienen otros vehículos, pero su sobriedad no envejece su apariencia.

Los plásticos a nivel de salpicadero y de las puertas muestran un tacto duro, pero la calidad del acabado es buena y su nivel de ajuste también lo es. El tacto de los mandos no era exquisito, pero sí está a un nivel bastante correcto.

Algo en lo que se diferencia es en la moda de los colores chillones. En Kia han optado por un diseño donde la discreción es la protagonista.

Una buena ergonomía, junto con los asientos confortables terminan de completar el conjunto. Siempre es fácil encontrar la posición adecuada por su ajuste milimétrico y porque el volante es regulable en profundidad.

Todo lo tenemos cerca de la mano, siendo fácil accionar los mandos y los botones sin que debamos desviar la mirada.

Muchos usuarios no desean encontrarse con una tablet en la parte alta del salpicadero, pues es una solución que no es la más acertada desde el punto de vista estético, pero sí que lo es en lo práctico, siendo el lugar perfecto para situar la pantalla del navegador.

En cuanto a sus plazas traseras, en el Kia Rio son amplias, poniendo como única pega la altura hasta el techo. Su carrocería es de 5 puertas, con un buen acceso a la parte trasera. Dos personas atrás van a viajar cómodos, salvo que midan más de 1,85 cm.

Si en términos de habitabilidad no ha ganado mucho, sí que tiene un maletero considerablemente más grande, llegando hasta 325 litros, 37 litros más que el modelo anterior. Su suelo plegable hace posible la creación de ambientes separados, con la ayuda de sus asientos abatibles en secciones 60:40.

Motorizaciones

En cuanto a motores, existen dos motores gasolina y dos motores diésel. Entre los primeros nos encontramos con el 1.2 CVVT de 84 caballos y el más moderno 1.0 T-GDI de 100 caballos. Si hablamos de las motorizaciones diésel, destaca un motor, el 1.4 CRDI, que nos ofrece dos niveles de potencia, con 77 y 90 caballos.

Las cajas de cambios son dos transmisiones manuales de 5 o 6 velocidades dependiendo de la motorización. Esta oferta de motores hace posible que tenga un uso polivalente en la ciudad, debiendo buscar las opciones más potentes para poder aventurarnos en viaje donde haya mucha carga o todas las plazas estén ocupadas.

Todo lo tenemos cerca de la mano, siendo fácil accionar los mandos y los botones sin que debamos desviar la mirada

Kia Rio GT

Suavidad en la conducción

Comportamiento

El cambio en cuanto a dimensiones que se aprecia en el nuevo Rio se debe a su chasis de cuarta generación que está basado ampliamente en el anterior. Existen muchas modificaciones que se han realizado para la mejora evidente de la seguridad pasiva y activa.

Su porcentaje de acero de alta resistencia ha reducido el peso y aumento la rigidez, algo que se nota positivamente en un comportamiento más fiable. Los ingenieros coreanos revisaron el diseño de las suspensiones de los dos ejes, utilizando nuevos muelles y amortiguadores. De la misma forma se ha trabajado para rebajar los niveles de ruido y vibraciones que llegaban al habitáculo, con la dirección en este sentido menos desmultiplicada.

El chasis con su actualización ha bajado peso, ganado en seguridad y mejorado el dinamismo del conjunto. Queremos destacar sus buenas prestaciones en un apartado tan importante como el de la seguridad activa. Su tecnología ADAs, que es opcional, tiene sistemas de frenada automática de emergencia (con reconocimiento de peatones) y aviso de salida involuntaria del carril. Más adelante, Kia sumará a lo anterior el control de ángulo muerto, vigilancia de fatiga del conductor y asistencia de luces de carretera.

Equipamiento

El equipamiento, como suele ser habitual en la marca, es bastante rico. Como principales novedades está el sistema multimedia con pantalla de 7", navegación, CarPlay, Android Auto y -como podéis ver- cámara trasera.

Su acabado Drive es el que tiene mejor relación calidad precio, añadiendo al “Base” parrilla delantera cromada, retrovisores y tiradores de las puertas en el color de la carrocería, retrovisores plegables, volante y palanca de cambio en piel, climatizador, elevalunas eléctricos traseros, sensores de lluvia y de aparcamiento (paragolpes trasero), cargador USB en las plazas posteriores y sistema multimedia con pantalla de 7”, navegador, cámara trasera, Android Auto y Car Play.

El más alto, el nivel Tech, suma a lo anterior neumáticos en medida 205 con llanta de 17”, ópticas traseras LED, lunas oscurecidas, red de carga para el maletero, retrovisor interior fotosensible, cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 3,5”, asistente de mantenimiento de carril y asistente de frenada de emergencia. Queda claro que el equipamiento puede ser bastante rico, pero aun así se le encuentra una carencia reseñable: de momento no podremos acceder a unos faros de xenón o LED, debiendo conformarnos con los de bombillas halógenas.

El chasis con su actualización ha bajado peso, ganado en seguridad y mejorado el dinamismo del conjunto

Opinión Kia Rio

Comentarios ValueCar

El Kia Rio es un modelo que tiene una buena relación calidad /precio y donde es protagonista la tecnología. Contar con un diseño exterior e interior moderno a la europea, es todo un acierto. No podemos olvidar que uno de los argumentos de ventas que tiene es su extensa garantía de 7 años, algo insuperable y que habla de la confianza que tienen en Kia en sus productos.

En resumen, que estamos ante un modelo que debe tenerse en mente si buscamos un compacto urbano bien equipado y con una línea moderna. Kia hace años que dejó de ser una marca desconocida y hoy está entre las que más vehículos venden. La fiabilidad y una mejora considerable en todos sus modelos en los segmentos donde compite han hecho que sea una de las marcas que más han crecido.

Bien es cierto que la competencia en su segmento es endiablada, donde productos como el Seat Ibiza, Renault Clio, o Volkswagen Polo son unos huesos duros de roer, pero también es verdad que el modelo coreano tiene sus armas y, además, no solo es el precio como hace años esgrimía Kia, también un diseño y equipamiento que hace que sea uno de los modelos mejor colocados en un segmento que es una parte muy grande del pastel para las marcas.