Kia Sportage

Tan deportivo como tú

31.311,76€
Precio medio

7.470,85€
Ahorro ValueCar

  • Relación calidad precio interesante
  • Equipamiento
  • Agilidad
  • Espacio interior
  • Comportamiento off road
  • Maletero no demasiado amplio

El Kia Sportage compite en uno de los segmentos más complicados en la actualidad y con bastante éxito a tenor de sus cifras de ventas. En la cuarta generación del Sportage se estrenaron multitud de avances.

Como suelen hacer los fabricantes asiáticos, e incluso de manera especial los coreanos, no tienen tendencia a acomodarse, y aunque un modelo vaya bien, no dudan en ir mejorándolo o sacando una versión nueva, pues saben que la clave de su éxito está en ir ciertamente un poco por delante en apartados como el tecnológico o el diseño, y éste es un claro ejemplo de que pueden hacerlo.

  • 23.100,00€ - 40.350,00€ Rango de precios

  • 4.620,00€ - 8.070,00€Ahorro medio por oferta

  • 7.6 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 7.470,85€

Trasera Kia Sportage

Diseño dinámico

Un diseño exterior que gusta

El Sportage es el modelo que más vende Kia en el viejo continente, y en su última generación ha aumentado la batalla hasta unos 2,67 metros y la longitud de la carrocería llega hasta los 4,40 metros. Todo este aumento se puede traducir en una habitabilidad mejorada, especialmente si hablamos del espacio para las plazas traseras y de un maletero que tiene una capacidad de 503 litros, que pueden incluso llegar a ser de hasta 1480 litros en caso de abatir los asientos traseros, algo que podemos hacer en una proporción 60:40.

Si a esto le sumamos un diseño que hace posible el aprovechamiento del espacio y la apertura del portón, tenemos más fácil la carga de objetos voluminosos.

En lo estético, hay que destacar que el Sportage tiene una línea que es atractiva y de gran modernidad, por lo que es un vehículo de gran atracción y que podemos denominar como bien hecho.

También en el apartado estético contamos con la versión GT para los que más importancia le den a esto, la cuál se encarga de resaltar el carácter deportivo, y donde podemos ver algunos componentes específicos, como unas grandes llantas de 19 pulgadas.

Es un coche que te gustará más de lo que esperas, te sorprende su diseño tan deportivo

Interior Kia Sportage

Interior detallado

Diseño interior

El aspecto exterior da paso a un interior que está bien realizado y donde la ergonomía es la protagonista en todo momento. El cuadro de mandos está organizado de forma que todos los controles quedan cercanos al conductor.

La habitabilidad está a bien nivel y cuatro adultos pueden viajar con gran comodidad, puesto que el espacio es amplio. Como en la práctica totalidad de los SUV, solo la plaza central trasera tiene una anchura más limitada y que se recomienda para trayectos cortos.

Sus asientos son confortables y con buena anchura, por lo que, si nos proponemos un viaje largo, podremos hacerlo con bastante comodidad, teniendo el plus de una posición correcta y una gran visibilidad.

Destacamos que la postura una vez al volante es muy similar a la de un turismo, donde el conductor no está demasiado alto, pero goza de una estupenda visión del entorno que le rodea.

Si queremos personalizar el interior a nuestro gusto, tenemos varias opciones de acabado. El Sportage tiene tres con las que se puede seleccionar entre dos sistemas multimedia con pantalla táctil de siete y ocho pulgadas. La visión de la pantalla es clara y no tenemos reflejos molestos que hagan dificultoso ver la información proyectada. El manejo lo podemos hacer tanto táctil como desde el volante en algunas funciones.

El diseño interior de este modelo se ha realizado al detalle, la comodidad es espectacular

Motor Kia Sportage

Viaja como nunca

Motorización

Este modelo de la coreana Kia tiene una gama que la constituyen tres motores diésel y dos de gasolina. La oferta diésel tiene un 1.7 CRDi de 115 CV y un 2.0 CRDi que van desde los 136 CV a los 185 CV. La oferta de gasolina tiene un motor 1.6 GDi de 132 CV e idéntico bloque con turbo llamado 1.6 T-GDi que llega a los 177 CV.

La totalidad de los motores a partir de 136 CV tiene compatibilidad con la tracción integral 4X4, que se oferta como opción en el diésel intermedio y es obligatorio en los motores de mayor potencia de la gama.

Los que busquen un cambio automático para el motor diésel un convertidor de par, y en el caso del 1.6 T-GDi de 177 CV gasolina cuenta con un cambio automático de doble embrague llamado DCT, que es una opción muy recomendable por su suave y rápido funcionamiento.

En este vehículo destacamos su buena insonorización, pues en toda la gama el ruido que llega al interior es bastante reducido.

Comportamiento a buen nivel

Si hablamos del comportamiento de este vehículo, habría que subrayar su gran agilidad para ser un SUV. En este sentido, tanto la suspensión delantera como la trasera son independientes, con un tarado firme.

Podemos contar con un buen apoyo en curva sin que vayan a producirse balanceos incómodos en los trazados de curvas que tanto suelen mermar el confort de marcha para los ocupantes. Los que busquen una conducción menos enérgica, quizás pueden verse en ocasiones algo incomodados en los firmes que tengan un mal estado.  Mención positiva merece el sistema de amortiguación, donde un nuevo bastidor más rígido hace muy bien su trabajo.

En cuanto a la dirección, no es que transmita demasiadas sensaciones al conductor, algo que nos extraña bastante en un segmento donde muchos fabricantes eligen un grado de asistencia elevado para hacer más sencillas las maniobras en tráfico urbano. No es que sea una dirección muy directa, pero se ajusta bastante al carácter con el que cuenta el Sportage.

Además de su utilización en zonas urbanas, al ser un coche familiar, a buen seguro se utilizará en multitud de viajes. En este sentido, si lo vamos a utilizar en autopista o autovía, podemos decir que es un modelo muy capaz de recorrer largos trayectos y que mantiene cruceros a buen ritmo, eso sí, contando con que el consumo será algo mayor que con un compacto, como es lógico.

La conducción off road con el Sportage no debe hacerse por lugares demasiado complicados, ya que existe una distancia al suelo limitada, y máxime si nuestro modelo no tiene tracción total. En este sentido, al menos tiene control de descenso electrónico, con el que podemos rodar por pendientes bastante pronunciadas sin que se fatiguen los frenos, algo que seguro agradecen los que tengan garajes de acceso complicado.

Este quizá es el defecto mayor que le podemos poner, aunque somos conscientes que para muchos de sus potenciales compradores no será un impedimento a la hora de adquirirlo.

Equipamiento completo

La gama Sportage tiene hasta seis niveles de acabado. El Basic, como su nombre indica, es el más básico y solo podemos equiparlo con el motor de gasolina menos potente. En el Concept tenemos ya acceso a control de crucero o sensores de aparcamiento traseros.

El acabado denominado Drive es quizá el que más equilibrio demuestra con llantas de 17 pulgadas o navegador de 7 pulgadas.

El x-Tech17 ha sido el último en llegar y le podemos sumar llantas de 19 pulgadas o climatizador bizona. El Emotion suma a este los faros bixénon, tapicería de cuero y una pantalla de 8 pulgadas. La gama finaliza con el GT-Line, que es el de mayor deportividad y donde destaca su aspecto exterior más sport.

Al realizar viajes con este vehículo experimentarás una sensación de seguridad y comodidad que te encantará

Opinión Kia Sportage

Comentario ValueCar

Los SUV son un segmento que ahora podríamos decir que es de los que en mejor forma están. Las razones son muchas, especialmente su gran practicidad y los compradores buscan modelos equilibrados.

Kia, sabedora de esto, tiene una gama bastante completa, donde como su hermana Hyundai saben lo que buscan los compradores y responde a sus necesidades con modelos donde el equilibrio es la norma.

Uno de los que mejor lo representan, sino el que más, es el Sportage. Sobra decir que está entre los SUV más vendidos, precisamente en una categoría donde lucha con marcas especializadas en ellos o de mucha mayor tradición en nuestro país, como Renault, Nissan, etc.

Si hablamos de equipamiento y calidad de materiales, está a muy buen nivel, no llega al grado de un Premium, pero tampoco lo pretende por el precio que tiene, pero sí que es un rival temible para las marcas de toda la vida.

Kia en los últimos años ha crecido muchísimo, no tenemos más que ver la profusa gama con la que cuenta, y eso ha hecho que eleve su nivel de calidad hasta ser capaz de competir en igualdad de condiciones con las marcas generalistas europeas.

Si lo que buscas es un SUV con una relación calidad precio magnífica, este quizá puede ser el tuyo. Es desde luego una compra racional y que da bastante por lo que cuesta. Si atendemos a la fiabilidad, la marca coreana está siempre entre las mejores posicionadas, algo a lo que además tenemos que añadir su garantía, que es bastante superior a la de muchos modelos de la competencia.

En definitiva, estamos en 2018 y Kia es una marca que mira de igual a igual a nombres que hasta hace no demasiados años le sacaban una distancia importante en calidad y tecnología. Todo esto hace que el Sportage sea un éxito y que esté entre los SUV más vendidos año tras año. Las tres famosas “B” se juntan en este modelo, y las carencias quedan obstaculizadas por sus numerosas ventajas.