Kia Stonic

Comodidad y facilidad

20.066,67€
Precio medio

4.266,45€
Ahorro ValueCar

  • Relación calidad precio interesante
  • Equipamiento
  • Diseño fresco
  • Comportamiento off road
  • Guantera no iluminada

Kia sigue sorprendiéndonos por su actividad y los modelos se suceden sin pausa dando respuesta a las necesidades de los conductores. Hablar de SUV en este país es hacerlo del segmento de moda y ha llegado incluso a los más pequeños del mercado.  En este caso, el Stonic parece contar con armas suficientes para enamorar. Vamos a conocer más de él.

Diseño exterior fresco

Líneas de lo más actuales se dan cita en el Kia Stonic, que mide 4,14 metros de longitud y 1,52 metros de altura. Su aspecto está a medio camino entre un turismo y un todoterreno. Los coreanos saben que entre sus competidores hay muchos con ejercicios de diseño bastante ambiciosos y no han querido quedarse atrás.

Para luchar contra el Nissan Juke, Renault Captur, Citroen C3 Aircross o su hermano el Hyundai Kona hay que ser atractivos y el Stonic lo es. Eso sí, su altura es menor, aunque debemos dejar claro que los modelos que mencionamos y el propio Stonic no están pensados para su utilización fuera de asfalto.

  • 17.100,00€ - 22.800,00€ Rango de precios

  • 3.420,00€ - 4.560,00€Ahorro medio por oferta

  • 5.2 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 4.266,45€

Interior Kia Stonic

Diseño moderno

Diseño interior

Cuando uno entra en el interior del Kia Stonic tiene la sensación de que va en un automóvil sobreelevado. Sus asientos, pedales o el volante están dispuestos como en un turismo normal, con poco parecido a un todoterreno ligero. Esto al principio puede chocar, pero lo cierto es que para muchos conductores responde a lo que precisamente buscan.

Contar con la disposición de un turismo y las ventajas de un SUV o vehículo algo elevado es la clave de lo interesante de la propuesta.

Si vamos al espacio que se destina tanto a los ocupantes como a la carga que llevemos, está en la media del sector, por lo que no destaca en ninguna de las medidas.

El asiento del conductor del Stonic está más elevado que, por ejemplo, un Kia Rio. La cadera del conductor va 46 milímetros más alta cuando las ruedas sean de 17 pulgadas, y 25 milímetros si se opta por las de 15. Todo esto hace que las maniobras a la hora de acceder o salir del vehículo sean algo más fáciles, aunque la diferencia tampoco es enorme.

La posición a la hora de conducir es más bien tendida, no tan erguida como suele pasar en los SUV. A esto le añadimos que lo asientos son cómodos y cumplen bien con su labor, sujetando correctamente el cuerpo, y están recubiertos de tela o piel sintética.  

En nuestro país el Kia Stonic viene con rueda de repuesto de emergencia, que deja el maletero en 332 litros, un volumen normal si lo comparamos con el de otros todoterrenos de su tamaño. El piso podemos colocarlo a dos alturas y está iluminado.

Infoentretenimiento

En este sentido tiene una pantalla central con la que podemos manejar el sistema multimedia y que está en la parte superior del salpicadero, funcionando con buena precisión y rapidez. La calidad de imagen no es excelente, pero sí que se ve bien incluso en los momentos en que la luz incide de manera directa y, además, como decíamos anteriormente, es compatible con los sistemas Android Auto de Google y el CarPlay de Apple.

Si buscamos un coche que tenga además huecos para dejar cosas, en este vehículo los tenemos, y sin duda podemos vaciar nuestros bolsillos, algo que siempre es de agradecer. Muchos de ellos cuentan con fondo duro, a excepción del que está justo delante de la palanca de cambios y que tiene el fondo realizado en goma.

Cuenta con un cajón portagafas que se sitúa al lado del plafón de luces del techo que está forrado parcialmente con fieltro. La guantera tiene un tamaño más bien pequeño y no posee iluminación, algo criticable y que podían haber tenido en cuenta.

A excepción del nivel de equipamiento más básico, tenemos reposabrazos entre los asientos delanteros y una toma de corriente USB en la prolongación de la consola central, que se encuentra al alcance de los ocupantes de las plazas traseras. La conexión Aux y USB en las plazas delanteras viene de serie.

La sensación que deja el Kia Stonic en su interior nos ayuda a sentirnos cómodos durante la conducción

Dos Kia Stonic un de frente y otro al fondo vuelto

Personalización para todos los gustos

Motorización

Este modelo tiene una magnífica relación calidad precio. Hablamos de un coche de gran atractivo y practicidad, que tiene en su sencillez la razón de ser, tanto en los materiales que se utilizan como en las soluciones a nivel técnico.

En la gama de motores tenemos por ejemplo el motor de gasolina de 1,0 litros y 120 CV que tiene un funcionamiento bastante alegre, un consumo no muy alto y que hace posible que el Stonic se mueva a buen ritmo en cualquier clase de vía.

Si no necesitas mucha potencia o prestaciones, hasta puede valerte con la variante de 100 CV, que también mueve el vehículo con bastante solvencia.

En la gama hay un motor diésel de 110 CV que también tiene buena potencia y donde podemos contar con incluso una mayor sensación de empuje que con el motor de gasolina, especialmente en las marchas largas.

Los que se conformen con el motor más básico tienen el modelo de 84 CV, que además se distingue por contar con llantas de 15 pulgadas frente al resto de gama que cuenta con las de 17.

Los amantes de las cajas de cambios automáticas este 2018 (a mitad de año) están de enhorabuena, pues en el motor de 120 CV van a poder contar con una de siete velocidades.

Equipamiento completo

De abundante podríamos denominar el equipamiento, independientemente del nivel por el que optemos, que puede ser Concept, Drive o Tech. Todos los Stonic cuentan con aire acondicionado, conexión bluetooth para teléfono móvil, conexión auxiliar y USB y una pantalla de 7 pulgadas que es compatible con Google Android Auto y Apple Carplay.

De forma opcional existe un navegador que tiene servicios en línea y que da información del tráfico, radares de velocidad, lugares de interés, etc. Podemos añadir que hay una cámara trasera de ayuda al aparcamiento y en la versión Tech, por ejemplo, existe una serie de asistentes a la conducción que son opcionales en el Concept y Drive.

Este paquete tiene asistente de frenada de emergencia en ciudad, alerta por cambio involuntario de carril, detector de fatiga del conductor y conexión automática de luces de carretera.

Personalización al poder

Existen varias posibilidades si queremos personalizar el coche. El techo tiene 5 opciones de colores diferentes al de la carrocería. Los colores son el rojo, verde, naranja, blanco y negro. En el interior, las versiones Concept y Drive tienen tapicería de color oscuro, pero el Tech se puede elegir en varios tonos.

En el interior la firma coreana opta por plásticos duros en la mayoría de los casos, pero son suaves al tacto y con un brillo que deja bastantes buenas sensaciones. Todo está bien rematado y tampoco hemos oído ruidos raros en las carreteras con baches. Está claro que a nivel de calidad no está a la altura de sus hermanos en cuanto a los plásticos, pero si que está a la altura de sus rivales.

Si hablamos de los mandos y botones, la distribución es la que Kia y Hyundai ofrecen actualmente. No son muy numerosos, pero están próximos a la mano del conductor y se ordenan de forma lógica, por lo que es fácil acertar si los pulsamos con un solo vistazo. El Renault Captur, por ejemplo, tiene un habitáculo que quizá parezca más moderno o vistoso, pero en muchas ocasiones obliga a que apartemos la vista de la carretera más tiempo de lo necesario para entrar en algunas de sus funciones de entretenimiento.

El amplio abanico de personalización que nos ofrece la marca koreana para este modelo no dejará indiferente a nadie

Trasera Kia Stonic

Versatilidad

Comportamiento óptimo

El Kia Stonic tiene un buen comportamiento en carretera y ciudad. Destacamos la estabilidad lineal que se ha logrado. El gran culpable es la suspensión rígida, bastante más cómoda que la de muchos de sus competidores. Ayuda también el contar con unos neumáticos de gran tamaño.

En zonas que sean más abruptas o irregulares, estas cualidades pueden hacer que sea algo más incómodo, pero en carretera se agradece bastante, pues evita que se produzcan oscilaciones en la carrocería cuando hay cambios de apoyo, dando bastante confianza al volante. No olvidemos que estamos ante un coche que tiene una elevada altura libre al suelo.

Con este vehículo podremos adaptarnos tanto a trayectos largos como cortos perfectamente

Opinión Kia Stonic

Comentario ValueCar

Estamos ante un vehículo bien pensado y mejor realizado, que explica las razones del éxito y aumento de ventas que está teniendo Kia en nuestro país y en todo el mundo. Un vehículo equipado ricamente y con unos motores que le sientan muy bien y que hacen de éste un vehículo con el que moverse genial en ciudad y que no le pierde la cara en ningún momento si lo sacamos a la carretera.

Está claro que pretender ir por caminos fuera de la carretera no es el lugar para el que está ideado este pequeño SUV, algo común a la mayoría de sus rivales. Por lo demás, un modelo realmente interesante al que solo podemos criticarle detalles de menor importancia como la ausencia de la luz en la guantera, algo insignificante, pero que se echa de menos cuando no se tiene. En resumen, una compra inteligente.