Mercedes Clase C

Nunca dejes de superarte

56.766,67€
Precio medio

3.122,79€
Ahorro ValueCar

  • Mejora de los acabados en el interior
  • Comportamiento mejorado
  • Equilibrio
  • Equipamiento opcional
  • Maletero solo suficiente
  • Plaza central trasera no demasiado aprovechable

El Mercedes Clase C este año se actualizó ligeramente, aunque no son unos cambios demasiado importantes respecto al modelo anterior. Algunos cambios a nivel tecnológico y en cuanto a la incorporación de la nueva tecnología EQ Boost para los motores de gasolina.

  • 36.450,00€ - 103.550,00€ Rango de precios

  • 7.290,00€ - 20.710,00€Ahorro medio por oferta

  • 8.2 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 3.122,79€

Interior Mercedes Clase C

Diseño elegante

Diseño exterior

En lo estético no hay prácticamente cambios. Las diferencias más importantes podemos encontrarlas en unos nuevos paragolpes de un diseño más dinámico, la nueva parrilla frontal es diferente según el equipamiento con el que contemos, yendo desde una con efecto en tres dimensiones hasta otra de estilo más deportivo.

Aparecen nuevos grupos ópticos con firma lumínica nueva de LED e incluso en opción puede equipar faros Multibean LED de más potencia. Si miramos de perfil, sigue intacto, aunque han aparecido juegos nuevos de llantas y la zaga tiene ópticas de nueva iluminación.

Diseño interior

En su interior tampoco es que haya cambiado mucho, pero si que ahora tiene un aspecto de mayor refinamiento y la sensación de calidad que transmite es más alta. Lo que han hecho es emplear materiales mejores, especialmente en las maderas y el metal.

Destaca también la entrada de una nueva pantalla para el equipo de información y entretenimiento, así como un volante de nueva factura. El cuadro de instrumentos también es digital e incorpora elementos de confort nuevos.

El salpicadero recibe nuevas molduras decorativos y la consola central puede encontrarse recubierta de una pieza de madera nueva de raíz de nogal o antracita de poros abiertos, que hace que sea más percibido el lujo en su habitáculo.

Queda como opcional el nuevo cuadro de instrumentos digital que se puede configurar en tres formatos, viniendo de origen con los relojes analógicos. El volante es de nueva factura, donde destaca su mejor empuñadura y que cuenta con tres radios. Sus mandos son ahora táctiles, incluyendo el del programador de velocidad activo en vez de controlar la función desde una palanca trasera como en el modelo anterior.

Los asientos son verdaderamente confortables y tienes buena capacidad de sujeción. Como opcionales quedan las nuevas tapicerías de cuero existentes en varios colores y que pueden contar con regulación eléctrica, memoria, calefacción o masajes.

Si hablamos del espacio para los pasajeros, es amplio, tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Hablamos de un coche confortable para cuatro ocupantes. En las plazas traseras existe espacio suficiente para las piernas y tiene unas buenas cotas de anchura. Eso sí, la plaza central es poco aprovechable por el túnel central. El techo es bajo, algo que hay que tener en cuenta cuando se accede.

En el caso del espacio del maletero del Mercedes-Benz Clase C, su capacidad es 480 litros, aceptable, pero hay muchos competidores que le superan.

Motorización

Desde que apareció en el mercado, se ofrece con dos motores, uno de gasolina de 194 caballos y otro diésel de 184 caballos, los dos de 4 cilindros. La oferta mecánica se va a ir completando con más opciones y habrá también variantes híbridas y enchufables.

Motores de gasolina

El C 200 tiene un motor totalmente nuevo de gasolina de cuatro cilindros turbo con 1.5 litros de cilindrada que tiene 184 caballos y que va unido al sistema eléctrico Mild Hybrid de 48 voltios, con un motor eléctrico que actúa de alternador y motor de arranque.

A esta tecnología le han bautizado como EQ Boost y se puede ver en otros modelos de la gama, caso del CLS.

Motores diésel

Existe también un motor diésel de 2.0 litros y 4 cilindros para la versión C 220. Es un motor que ya ha estrenado el Clase E, con 194 caballos

En su interior tampoco es que haya cambiado mucho, pero si que ahora tiene un aspecto de mayor refinamiento y la sensación de calidad que transmite es más alta

Lateral Mercedes Clase C

Disfruta conduciendo

Comportamiento

La marca alemana suele cuidar mucho el confort de sus vehículos, sin desmerecer por ello el cuidado al dinamismo. En el caso del Mercedes Benz Clase C, ofrece una experiencia algo más deportiva, todo ello sin renunciar al confort.

Hablamos de una berlina cómoda, pero que quizá se comporta más deportivamente que los anteriores Clase C. La suspensión que viene de serie no absorbe todas las irregularidades que podemos encontrarnos en la carretera, pero si que permite que el paso por curva del coche sea plano y que no percibamos prácticamente balanceos de la carrocería. Es un Clase C que no solo gusta de ir por autopista a buen ritmo, también se comporta muy bien cuando las carreteras y las curvas aparecen en el trayecto.

Su dirección es altamente precisa e informa muy bien, aunque sea eléctrica. Si vamos a las salidas de las curvas, la capacidad de tracción es bastante buena permitiendo un giro perfecto la tracción trasera.

En los motores de gasolina y diésel el cambio tiene nueve velocidades con una gran potencia con la que se puede ir bastante rápido entre una y otra curva. El cambio de convertidor de par funciona refinado y suave, tanto si utilizamos el coche en modo automático como si lo hacemos con las levas en el volante.

Seguridad

En este sentido se nota la herencia de modelos superiores de la gama. Esto se aprecia en los sistemas de seguridad y ayudas a la conducción. Destacamos el sistema conducción semi-autónoma que, ayudado de un conjunto de radares y cámaras, se encargan de controlar la carretera en una distancia de 500 metros.

Existe también un Head Up Display que ha mejora y que tiene funciones nuevas de las que carecía el anterior modelo. A esto se le añade el detector de ángulo muerto, asistente de mantenimiento de carril o asistente de aparcamiento.

Una novedad tecnológica que conviene mencionar es el Active Distance Assist Distronic. Este sistema puede adaptar la velocidad mediante la información que recibe del reconocimiento de las señales de tráfico. Se vale igualmente del programador activo de velocidad, el cual mantiene la velocidad respecto al coche que circula delante, así como el cambio de carril activo, que se encarga de realizar la maniobra de adelantamiento automáticamente.

Equipamiento

Este Mercedes Clase C tiene cuatro líneas de equipamiento diferenciadas: la estándar, Avantgarde, Exclusive y AMG.  Todos de serie vienen con climatizador, sistema multimedia Command Online y varias ayudas a la conducción, pero las de mayor importancia se deben pagar aparte. La línea AMG luce algunos cambios estéticos en el exterior para darle una imagen más deportiva.

Clase C

En su equipamiento de serie cuenta con: airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor, asientos delanteros con reglaje semi-eléctrico, tren de rodaje Agility Control con regulación confortable, sistema Attetion Assist, acceso y arranque sin llave, climatizador bizona, paquete de iluminación interior, pantalla digital de 7 pulgadas con sistema multimedia Command Online, tapicería en tela para los asientos, llantas de 17 pulgadas, asistencia de arranque en pendiente, cámara de visión posterior, encendido automático de luces, faros LED High Performance, luces traseras LED, espejos retrovisores calefactados y ajuste eléctrico.

Avantgarde

A todo lo que equipa el acabado “básico”, se le añade: paragolpes frontal dinámico con rejilla negra en las tomas de aire, tren de rodaje Agility Control con altura rebajada, parrilla frontal con estrella Mercedes y dos lamas horizontales con inserciones cromados, cuadro de instrumentos con relojes analógicos, display multifunción TFT de 13’97 pulgadas, molduras interiores en aluminio claro y el volante multifunción de tres radios con cuero negro.

Exclusive

Si el Avantgarde opta más por la deportividad, el Exclusive busca el refinamiento y la exlusivida. Su principal diferencia con el otro acabado es la parrilla frontal con diseño clásico. Se le añaden molduras de madera y unas bonitas llantas exclusivas.

AMG

Este acabado AMG tiene un kit estético de lo más deportivo, destacando su parrilla exclusiva con tramado de diamante, paragolpes deportivos, llantas de 18 pulgadas de diseño exclusivo AMG, asientos deportivos que tiene el logo AMG, así como molduras en aluminio.

Destacamos el sistema conducción semi-autónoma que, ayudado de un conjunto de radares y cámaras, se encargan de controlar la carretera en una distancia de 500 metros

Opinión Mercedes Clase C

El Clase C es un buen producto de la marca de la estrella y podríamos catalogarlo como un producto equilibrado. Ahora con los cambios realizados, quizá es momento para que pueda convertirse de verdad en el modelo referencia en el segmento premium de las berlinas de mediano tamaño.

Como armas tiene un equipamiento tecnológico sencillamente magnífico, unos mejores acabados y el comportamiento dinámico es intachable. Pocas pegas le ponemos poner, quizá que tuviera un maletero más capaz, aunque los Clase C históricamente nunca han destacado por tener unos tamaños de maletero demasiado espectaculares.

En resumen, si buscas una buena berlina mediana premium, este es un modelo bastante interesante, atractivo en lo estético y que tiene tras de sí la tecnología punta de una Mercedes que está viviendo un momento espectacular en ventas.