Peugeot 108

Peugeot 108, el urbano compacto

14.400,00€
Precio medio

3.393,42€
Ahorro ValueCar

  • Diseño atractivo que hace que sea un modelo muy a tener en cuenta
  • Comportamiento sobrado para la ciudad
  • Detalles de acabado mejorables en los plásticos
  • No cuenta con Start & Stop

El urbanita de Peugeot

Estamos ante un modelo de la firma del león que compartió desarrollo con el Citroën C1 y el Toyota Aygo. Este Peugeot es un modelo eminentemente urbano que pertenece al segmento A y tiene a sus hermanos, así como al Ford Ka o Renault Twingo, como competencia.

Lo podemos encontrar en carrocería de 3 o 5 puertas, existiendo también una versión descapotable llamada “Top”. En la marca tienen experiencia en modelos de este tamaño, ya que al 108 le precedieron el 106 y 107, versiones que funcionaron bastante bien.

El tamaño es su principal ventaja

Si buscas un coche para aparcar en la ciudad prácticamente en cualquier lado, este es el modelo. Es muy práctico y, además, le añade un plus estético más cuidado y que tiene versiones especiales e incluso opciones en cuanto a acabado, como puede ser la pintura bitono.

Ir a los números supone la confirmación de su reducido tamaño. La longitud es de 3.475 mm, altura de 1.460 mm y una anchura del orden de 1.616 mm. Todo ello con un maletero de 180 litros.

  • 13.440,00€ - 15.140,00€ Rango de precios

  • 2.688,00€ - 3.028,00€Ahorro medio por oferta

  • 4 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 3.393,42€

Interior Peugeot 108

Acogedor interior

Interior y habitabilidad

Si vamos a analizar el interior, hay que hablar de que está recubierto con plásticos duros, aunque algunos de ellos pueden pedirse que vayan pintados con algún modelo decorativo. Está claro que tampoco podíamos pedirle un nivel de acabados como el de un vehículo premium. Es de esperar, eso sí, que mejore respecto a sus predecesores.

Si vamos a las mediciones, la fila de asientos de delante tiene espacio más que suficiente como para que personas de altura puedan viajar de manera cómoda. Las plazas traseras si que son más pequeñas, en la media de un segmento que tampoco cuenta con más espacio. El maletero supera las cifras del 107, por lo que podemos ver el esfuerzo que han hecho en Peugeot, aunque como en todos estos modelos, no suele ser la faceta en la que más destaquen.

Interior con estilo y detalles

Cuando entramos dentro del 108 podemos ver en el cuadro de instrumentos un diseño que nos recuerda al del Fiat 500. Es redondo, tras un cristal y donde se agrupan dos clases de información, el velocímetro y el ordenador de a bordo. En cuanto al tacómetro, es digital y lo encontramos en el lado izquierdo.

A la derecha podemos ver el indicador donde aparece el cambio de marcha y otras informaciones de utilidad más que completas que el conductor precisa conocer.

Antes hablábamos de los plásticos, pero ahora queremos hacerlo más a fondo. Los plásticos duros son normales que en este segmento se utilicen con profusión, pero en este modelo tienen un diseño moderno que ofrecen una presencia aceptable, lo que hace que quede bastante agradable. Todo esto se complementa con unos niveles de personalización que, para gran parte del público al que va dirigido este 108, es un atractivo más.

Pantalla de 7 pulgadas que funciona realmente bien

Destacamos la pantalla de 7 pulgadas que tiene, táctil y con buena resolución, algo que se agradece. La interfaz es bastante fresca, lo que va en consonancia con el propio vehículo. Se le añade una función Mirror Screen con la cuál puedes conectar el teléfono con la pantalla y poder así ejecutar varias funciones, además de aplicaciones con certificado MirrorLinkTM o Appincar.

Climatizador suficiente

Respecto a él, funciona bien, aunque tiene la curiosidad de que solo es posible poder subir o bajar la temperatura de un grado en un grado.

Techo panorámico

En este caso es un lujo que a buen seguro disfrutarán bastante los pasajeros de las plazas traseras, más que los de las delanteras, puesto que no es un coche que está pensado para las personas altas. Eso sí, si eres de tamaño medio, el techo abierto te proporciona una sensación próxima a la de un descapotable.

Hablamos de un techo eléctrico y automático, por lo que no debemos dejar pulsado el botón para abrirlo y si se quiere cerrar, solo a partir del último cuarto. Funciona de este modo porque cuando se cierra existe una posición por defecto que hace la función de un techo solar. Una vez a partir de esta posición, tendrás que sujetar el botón hasta que se cierre en su totalidad.

El 108 cumple perfectamente con su cometido, el interior tiene todo lo que se le puede pedir

Peugeot 108 dos modelos vista aérea

Muchas opciones de personalización

Opciones de personalización

Lo mismo que en el caso de su primo el Toyota Aygo, carrocería y habitáculo tienen muchas opciones de decoración. De primeras existen siete paquetes decorativos predefinidos: Dressy, Diamond, Kilt, Dual, Barcode, Tatoo y Sport.

Todos estos paquetes tienen adhesivos en su carrocería, así como en el interior, además de cubiertas para retrovisores específicas, alfombrillas con motivos decorativos y llaves con cubiertas de colores.

Es posible elegir tres clases de ambiente en el interior, los cuáles cambian el color de la consola y su diseño en la banda del salpicadero. La carrocería va pintada en ocho tonos diferentes.

Motorización

Este urbano francés tiene dos motores de gasolina, el 1.0 VTI de 68 caballos y un 1.2 PureTech de 82 caballos. En el caso del de 68 caballos, existe la opción de contar con cambio automático de embrague pilotado ETG5, mientras que la opción de 82 se le asocia un cambio manual. En ninguno de los dos casos tienen el sistema Stop & Start.

Hablamos de dos motores que cumplen su función, poder mover al 108 con agilidad suficiente en entornos de carácter urbano y circunvalaciones. Si vamos a autopista o carreteras que tengan pendientes ya pronunciadas, veremos que tienen más problemas y hará falta pisar a fondo el acelerador para que la velocidad baje y tengamos que recurrir al cambio.

Una caja automática mejorada

Esta caja ETG5 supone una grata sorpresa al haber mejorado por suavidad y rapidez si la comparamos con la 2 tronic con la que contaba el anterior 107. A pesar de esto, podríamos catalogarla de lenta cuando hace el cambio de una marcha a otra.

La caja de cambios manual no es muy precisa, pero sí que hace posible que los cambios sean a más velocidad, aunque conducir en ciudad es menos confortable al tener que estar cambiando y pisando el pedal del embrague.

Un dato de utilidad, especialmente en el ámbito urbano, es el diámetro de giro con el que cuenta, que es de 9,6 metros entre bordillos para la versión de 69 CV, y de 10,0 metros en la de 82 CV.

Equipamiento elevado para su segmento

El 108 tiene dos niveles principales de acabado, donde tenemos el Active y Allure. En el base, que es el Active, cuenta con aire acondicionado y un sistema multimedia con pantalla táctil, toma USB y bluetooth.

Si vamos al acabado Allure, el equipamiento aumenta de forma notable, apareciendo detalles como el acceso al vehículo con llave inteligente, volante y pomo del cambio en cuero, cromados, llantas de aleación y faros antiniebla.

Este Peugeot 108 tiene un sistema multimedia con la pantalla táctil a la que anteriormente nos referimos, donde la función Mirror Link hace que se pueda replicar la pantalla de nuestro Smartphone.

Para lo que podemos esperar de este modelo tenemos infinidad de posibilidades a la hora de elegir los acabados y demás

Opinión Peugeot 108

Comentario ValueCar

Este modelo está bien escalonado en la gama de Peugeot, donde se encarga de dar respuesta a las necesidades de las personas que precisan de un coche pequeño y que buscan un término medio entre las opciones más económicas del mercado y las que quizás aporten una estética más cuidada.

Mucha gente prefiere ser más práctica, pero sin perder una cierta elegancia, aspecto en el que este modelo de Peugeot cumple sobradamente su cometido. Si pensamos en las razones por las que deberíamos comprar un coche de este segmento, el tamaño es una de las principales.

En el segmento B, tenemos a modelos tan famosos como el Renault Clío o el Ford Fiesta, donde el tamaño es mayor ,y también lo es su precio. Aquí es donde el 108 puede suponer todo un acierto, puesto que, si necesitas un vehículo para la ciudad y tampoco tienes una gran necesidad de espacio, cumple de manera excelente con su cometido.

Peugeot se ha esforzado bastante en el campo estético, donde hace que quizás sea uno de los modelos más hábilmente diseñados de su segmento, mezclando esa practicidad con un diseño elegante, que hace que pase más desapercibido que otros modelos de la competencia.

Estamos, pues, ante un 108 que puede ser realmente una opción bastante a considerar por todos los que necesitan un coche con el que moverse por la ciudad y no tener problemas de aparcamiento. Si a esto le sumamos que cuenta con la posibilidad de llevar cambio automático y un equipamiento con detalles propios de segmentos superiores, estamos ante una opción importante.

En Peugeot saben hacer bien las cosas y la experiencia en anteriores modelos se nota bastante, puesto que, de forma progresiva, han intentado idear soluciones para que el comprar un urbano también sea sinónimo de confort. Interesante opción.