Peugeot 208

Peugeot 208: Coche urbano compacto

19.962,31€
Precio medio

4.720,86€
Ahorro ValueCar

  • Comodidad de conducción
  • Fiabilidad y amplia gama de motores para todas las necesidades
  • Agilidad y buen equipamiento tecnológico
  • Cuadro de mandos original que es difícil que guste a todo el mundo
  • Veteranía

La marca del León tiene una dilatada experiencia en este segmento. Todos conocemos mitos como sus modelos 205, 206 o 207. El 208 es de los que tiene que luchar contra una competencia fuerte, pero esgrime las fortalezas de Peugeot, bonito diseño, tecnología y fiabilidad en sus motorizaciones.

  • 16.810,00€ - 22.340,00€ Rango de precios

  • 3.362,00€ - 4.468,00€Ahorro medio por oferta

  • 5 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 4.720,86€

Frontal Peugeot 208

Diseño flexible y moderno

Un diseño exterior marca de la casa

En lo estético el Peugeot 208 luce ópticas delanteras en consonancia con el estilo de la familia. Las traseras tienen una tecnología LED que forma tres garras de León y vemos como en su último lifting la parrilla pasó a ser de mayor tamaño, lo que marca aún más si cabe sus formas. Podemos decir que ahora que está llegando a su última etapa en lo comercial, sigue estando actual. Los galos saben hacer muy bien las cosas en este segmento y esto se nota.

Las pinturas tienen una gama de lo más variada, donde es posible ver tonos de lo más llamativo, lo que le dan una gran personalidad. Son tonos que van desde el color Orange Power o los colores Ice Grey y Ice Silver con textura, que están entre los más destacados de una gran paleta de colores a disposición del público.

Peugeot tiene preparados varios packs de diseño, caso del Menthol White que destaca por sus detalles en blanco en la carrocería o en el deportivo acabado GT Line.

Equipamiento

Una de las razones de la última actualización que tuvo el 208 fue para que estuviera a la última en cuanto a novedades tecnológicas, un aspecto que hay que tener en cuenta y que avanza a ritmo endiablado. En este caso Peugeot Connect se ofrece con:

Monitoring Pack: servicio en el que se registra virtualmente y que da consejos para conducir de una manera ecológica y que se adaptan al estilo de conducción que tengas.

Mapping Pack: en este caso lo que hace es enviar alertas por correo electrónico si el vehículo se usa fuera de un área y durante un tiempo predefinido, donde muestra los trayectos previos y los actuales. Es bastante útil en caso de que le dejes a tu hijo el coche.

Tracking Pack: el contar con geo-localización del vehículo en caso de robo está muy bien y es de esperar que en un futuro no muy lejano sea algo básico en el equipamiento de los coches.

Añadimos que de forma opcional puede montar el Park Assist, el cual hace posible tanto el estacionamiento como la salida de forma automática de un aparcamiento en línea, algo que es posible complementarlo con otro elemento opcional, su cámara de visión trasera.

La seguridad también es importante y aquí hay que destacar el Active City Brake, que es un sistema de frenado automático en la ciudad cuando hay riesgo de colisión. Como en otros modelos que ya cuentan con este sistema, siempre que se circule a menos de 30 km/h frena para evitar o minimizar los daños que puedan darse por un alcance.

Lo bueno de este vehículo es que podemos adaptarlo a nuestras necesidades gracias a los diferentes equipamientos que nos ofrece Peugeot

Interior Peugeot 208

Interior confortable

Diseño interior

El 208 tiene un diseño de lo más personal, donde destaca el Peugeot i-Cockpit, que agrupa los mandos en su pantalla central de 7 pulgadas y donde también sobresale el volante que tiene unas reducidas dimensiones, algo que sí que podemos decir que proporciona una gran sensación de agilidad cuando se conduce.

La instrumentación obliga a que varíe la postura habitual de conducción y su volante de forma ovalada, con su pequeño diámetro, pero de un grosor notable que sorprende. Nosotros pensamos que, salvo sensaciones o diseño, no aporta nada especialmente destacable en lo práctico. Si te gusta el coche, este no debería ser un motivo para no elegirlo.

Algo que sí debes saber es que manejar la pantalla táctil central en marcha puede ser, al principio, fuente de un proceso de costumbre y aprendizaje en el que quizá sería más práctico que se hubiera apostado por los botones tradicionales.

Si vamos a las calidades, los materiales que emplean en este 208 son de lo más agradables, especialmente destacando el plástico blando de la zona superior del salpicadero. El plástico brillante que existe en la consola central tiene una “pega”, los dedos quedan marcados de forma sencilla, viéndose el polvo. Los ajustes podemos decir que son correctos, lo mismo que los remates.

En cuanto al espacio en la parte delantera, debemos saber que tal y como está situada la instrumentación, hay que llevar el volante muy bajo para verla, con una banqueta que queda algo alta. Al final es cómodo, pero no a todo el mundo le gusta tener el volante tan próximo a los muslos.

En la parte trasera la altura está en la media del segmento, aunque quizá el espacio para las piernas debiera ser más amplio. Si mides más de 1,75 m irás demasiado justo, y en cuanto a la anchura, lo mejor es que el tercer pasajero sea muy delgado.

A nivel de maletero no es de los mejores, pues tiene unos discretos 285 litros, pero como dato positivo, la rueda de repuesto de tamaño normal viene de serie, algo que se agradece siempre.

Información y pantalla

Contamos con una pantalla desde la que es posible el manejo de las aplicaciones móviles gracias a Peugeot Connect Apps y el nuevo sistema MirrorScreen que hace posible trasladar la pantalla del smartphone a la del vehículo y donde se aprovecha en buena medida las aplicaciones.

Como punto negativo podemos hablar de la cartografía del navegador, que parece que sigue siendo de lo más simple en sus grafías. Aquí sí que es necesario que PSA vaya avanzando en este sentido. Un aspecto a comentar es la retroalimentación en color blanco de las luces, que le dan un aspecto de mayor modernidad.

Pese a no ser un coche de gasma alta, disponemos de todo lo necesario para que nuestra conducción sea lo más agradable posible

Trasera Peugeot 208

Variedad de motores

Motorización

Todas cumplen con el Euro6. En Peugeot 208 en estos años ha tenido una buena gama de motorizaciones. En el pleno diésel están: 1.6L BlueHDi 75 CV S&S y 1.6L BlueHDi 100 CV S&S: disponibles con cambio manual de cinco velocidades.

En el caso de las versiones estándar (sin S&S en el caso del 75 CV) llegan a alcanzar emisiones de 90 g/km y 87 g/km de CO2 respectivamente. Las versiones de bajo consumo registran 79 g/km de CO2 para un consumo de 3,0 l/100 km, cifra récord en su segmento. El 1.6L BlueHDi 120 CV S&S, con cambio manual de 6 velocidades, registra 94 g/km de CO2.

La gama gasolina se compone de las siguientes versiones: 1.0L PureTech 68 CV con caja de cambios manual de cinco velocidades; 102 g/km.

1.2L PureTech 82 CV, caja de cambios manual de cinco velocidades; versión de muy bajo consumo con 99 g/km. 1.2L PureTech 82 CV S&S, caja manual pilotada de 5 velocidades con 97 g/km.

1.2L PureTech 110 CV S&S, caja de cambios manual de cinco velocidades; 103 g/km. 1.2L PureTech 110 CV S&S EAT6, caja automática de 6 velocidades; 104 g/km. 1.6LTHP 165 CV S&S, caja de cambios manual de 6 velocidades; 129 g/km. 1.6L THP 208 CV S&S, caja de cambios manual de 6 velocidades; 125 g/km.

Peugeot en el 1.2L PureTech de 110 CV equipa la nueva caja de cambios automática con convertidor de par EAT6, la cual sustituye a los anteriores modelos de cajas que equipaba PSA y que habían quedado algo desfasadas. No estamos ante las famosas DSG, pero sí que se nota la mejora en ellas.

Tanto si nos gusta lo potencia como si buscamos un utilitario este modelo nos dejará satisfechos

Opinión Peugeot 208

Comentario ValueCar

Este es el último año que estará en el mercado el 208. Con unos antepasados de tanto éxito como los que todos conocemos, no lo tuvo fácil. A pesar de todo y de contar con una competencia donde los Renault Clio, Ford Fiesta, Volkwagen Polo, Seat Ibiza o Skoda Fabia no se lo han puesto fácil.

A nivel estético pensamos que todavía se encuentra a muy buen nivel, pero también es cierto que en este segmento los relevos de las marcas han hecho que sigan aumentando las dimensiones y las posibilidades de los modelos. Un buen ejemplo lo tenemos en el Seat Ibiza, que cada vez se va acercando más al León.

Peugeot sabe que tiene que mover ficha para 2019, pero sinceramente pensamos que este 208 sigue siendo una buena compra y que tiene suficientes atractivos como para estar entre los más apetecibles hoy en día en su segmento.

Algo positivo que conviene no olvidar, es que estamos ante un modelo que lleva años en el mercado y en el que todo está testado, por lo que no debemos tener miedo a posibles fallos. Modelo fiable, con motores sobradamente conocidos y donde a nivel tecnológico está a buena altura, algo en lo que ayudó su último “maquillaje” en 2015.

Así que ya sabes, si buscas un vehículo fiable, cómodo, bien resuelto y a un precio razonable, este modelo francés cumple sobradamente con su cometido. Estamos seguros de que en estos meses tendremos además precios de lo más atractivos.