Renault Megane

El compacto más vendido

24.527,31€
Precio medio

3.860,01€
Ahorro ValueCar

  • Buen comportamiento
  • Motores que no gastan mucho
  • Buenos materiales interiores
  • Gama amplia
  • Plazas traseras algo escasas
  • Acceso a la carga en el maletero incómoda
  • Poca información por parte de la dirección asistida

El Renault Mégane es un compacto que sigue siendo de los coches con mayor número de ventas del país. Generación tras generación sigue mostrando un alto nivel y parece cumplir con lo que necesitan los clientes. Vamos a conocer más sobre la generación actual, que data de 2016.

  • 19.110,00€ - 31.960,00€ Rango de precios

  • 3.822,00€ - 6.392,00€Ahorro medio por oferta

  • 6 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 3.860,01€

Interior Renault Megane

Diseño mejorado

Diseño exterior

Este compacto de la marca del rombo, es la cuarta generación, que a nivel estético luce pero que muy bien. Destaca su parrilla frontal, donde el logo de la firma gala luce en grande y sus faros tienen una forma de C en consonancia con el diseño de la marca, caso de su hermano mayor el Talisman, por ejemplo.

Si observamos sus formas laterales, seguro que nos recuerdan a la tercera generación a las que sustituyó, pero las diferencias realmente son importantes. Líneas poco agresivas y en la zaga los pilotos traseros son de lo más originales al unirse en la zona central, estando solo separados por el logo de la marca.

Diseño Interior

En su interior, el Mégane llama la atención por la pantalla de 8,7 pulgadas de gran tamaño, donde se encuentra el sistema de infoentretenimiento, el cual está ubicado en la zona superior de la consola central dispuesto verticalmente. Esto no está en todas las versiones, pues hay algunas que la tienen de 7 pulgadas.

De esta forma podemos prescindir de los botones usuales por unos controles táctiles que se sitúan a la derecha. Las funciones son de lo más completas y destaca por tener buena conectividad con los smartphones y tablets, siendo compatibles con Android Auto y Apple CarPlay.

Si hablamos de los materiales, en este aspecto mejoran mucho en calidad si los comparamos con la anterior generación, pues hay gran profusión en cuanto a las superficies agradables al tacto, en detrimento al uso de plásticos duros.

Detrás del volante la instrumentación es totalmente digital, lo que también vemos en el Espace, donde puede configurarse dependiendo de la forma de conducción que elija el usuario. Los asientos a este respecto tienen gran comodidad y sorprenden por su buen mullido, sin dejar de contar con el necesario agarre en las zonas de curvas.

En materia de espacio para los pasajeros, los de las plazas delanteras pueden ir muy cómodos, no solo por espacio, también por confort. En la fila de asientos trasera quizá se echa en falta más espacio para las piernas, aunque la altura libre al techo y la altura tienen buenas cotas. Eso sí, tres adultos van a ir algo justos detrás, lo mismo que prácticamente ocurre en todo el segmento.

El maletero de este Mégane tiene 384 litros de capacidad, lo que es buena capacidad. Pocos en la competencia le alcanzan y los que le ganan no lo hacen por demasiado. En el suelo del maletero cabe una rueda de repuesto de tamaño normal y los respaldos de los asientos traseros se pueden abatir en caso de que sea necesario contar con un mayor volumen. Lo negativo es que el piso del maletero está demasiado bajo respecto a la boca de carga, algo que puede hacer incómodo el meter o sacar objetos pesados.

Si hablamos de los materiales, en este aspecto mejoran mucho en calidad si los comparamos con la anterior generación, pues hay gran profusión en cuanto a las superficies agradables al tacto, en detrimento al uso de plásticos duros

Renault Megane en la calle

Variedad de motores

Motorizaciones

Entre las fortalezas que tiene este Renault, podemos decir que está su gran diversidad mecánica, pues tiene tres opciones de motores de gasolina, donde podemos incluso encontrar al GT de 205 CV. Si queremos economizar hay tres opciones diésel. En las de menos potencia si que podemos echar de menos algo de “punch”, pero todas tienen un buen rendimiento, en especial en lo que al consumo de combustible se refiere.

Motores gasolina

Los motores de la gama Mégane están copados en su mayoría por el bloque turbo 1.2 TCe y aquí puede optarse por el de 100 y 130 CV. Los que busquen más potencia pueden optar por el 1.6 TCe que llega a 205 CV. En el caso de los dos primeros, se ve que se busca por encima de todo una buena relación entre prestaciones y consumo. El deportivo vemos como destaca por su rapidez y buen comportamiento.

Motores diésel del Renault Mégane 2017

Los Mégane diésel tienen al motor de 1.5 dCi como principal protagonista, contando con dos potencias a elegir, una de 90 y la otra de 110 CV, así como un 1.6 dCi de 130 CV, que para nosotros es el más recomendable. Mueve al modelo con mucha agilidad y gasta poco, solamente 4,0 l/100 km.

Comportamiento

En el aspecto dinámico, Renault ha hecho los deberes con este modelo. La anterior generación ya destacaba, aunque quizá en las carreteras virada podía ser algo blando. El nuevo modelo sinceramente, mejora en todos los aspectos. Estamos ante un vehículo con una suspensión que mezcla firmeza y comodidad. En resumen, el coche tiene un aplomo que es de elogiar.

Su dirección es altamente precisa, aunque no transmite todo lo que ocurre debajo de las ruedas por estar asistida eléctricamente. La caja de cambios tiene un tacto suave y sus recorridos son largos, siendo cómodo, pero contando con menos puntos de precisión.

El ruido del exterior no se filtra en especial al habitáculo del Renault Mégane 2017, pese a que hay situaciones en las que algo de sonoridad aerodinámica se transmite al exterior. Según la versión que elijamos, tiene cinco modos de conducción, Eco-, Neutral, Confort, Sport y Perso (personalizable por el usuario).

Este coche cuenta, en función de la versión escogida, con cinco modos de conducción diferentes: Eco (no disponible en la variante deportiva GT), Neutral, Comfort, Sport y Perso -personalizable por el usuario-.

En el aspecto dinámico, Renault ha hecho los deberes con este modelo. La anterior generación ya destacaba, aunque quizá en las carreteras virada podía ser algo blando. El nuevo modelo sinceramente, mejora en todos los aspectos

Trasera Renault Megane

Tecnología y seguridad

Seguridad

A nivel de seguridad, es capaz de transmitir un alto nivel, así como una gran capacidad de aplomo. A todo ello se suma un equipamiento que tiene algunos extras que mejoran el resultado. Hablamos de elementos como los faros Full LED, programador de velocidad activo, alerta por cambo involuntario de carril, sistema de aparcamiento automático, frenada de emergencia automática, reconocimiento de señales de tráfico y detector de ángulo muerto.

No puede faltar en nuestro análisis el análisis de las pruebas de choque que realiza Euro NCAP. El Mégane obtuvo 5 estrellas. Destacar, lo que se dice destacar no lo hace en ningún parámetro, pero si que tiene una media alta en todos los aparatos, por lo que las valoraciones en cuanto a la protección de los ocupantes adultos es de un 87%, en los pasajeros de edad infantil es de un 88% y los sistemas de seguridad llegan al 71 %.

Equipamiento

El Renault Mégane tiene cinco niveles de equipamiento. La totalidad de la gama viene bien equipada, incluso desde las opciones de acabado más básicas. Eso sí, lo mejor es elegir los niveles intermedios, si queremos contar con elementos que actualmente son necesarios.

Life

La versión básica hace honor a su nombre, aunque nos parece que incluye un equipamiento aceptable: incluye asistente de arranque en cuesta, aire acondicionado, control de velocidad, puerto USB, volante multifunción, start&stop y control de presión de neumáticos.

Intens

Sigue siendo justo, pero le añade al Life, faros LED de circulación diurna, sensores de aparcamiento traseros, luces antiniebla y elevalunas eléctricos en todas las puertas.

Zen

El de mayor equilibrio y ya tiene navegador con pantalla táctil de siete pulgadas y sistema de infoentretenimiento R-Link2, llantas de aleación de 17 pulgadas, alerta de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales de tráfico y sensores de lluvia, selector de modos de conducción y luces.

GT-Line

La opción deportiva cuenta con kit aerodinámico deportivo, volante deportivo, cristales traseros oscurecidos y llantas de aleación específicas como elementos dignos de destacar.

Bose

El de mayor lujo y donde haciendo honor a su nombre, cuenta con un sistema de audio de la marca Bose, además de que su asiento del conductor tenga funciones de memoria y masaje, una pantalla táctil de 8,7 pulgadas con cámara de visión posterior y un freno de mano eléctrico

La totalidad de la gama viene bien equipada, incluso desde las opciones de acabado más básicas. Eso sí, lo mejor es elegir los niveles intermedios, si queremos contar con elementos que actualmente son necesarios

Opinión Renault Megane

Comentario ValueCar

Las conclusiones después de probar el Renault Mégane es que es un buen compacto y que se justifica el aprecio que el mercado le tiene. Confortable, seguro, con buen aplomo y donde los motores no son gastones. Si buscas un compacto que tenga espacio en la zona trasera, lo mejor es optar por otras alternativas del segmento.

La marca francesa sabía de la importancia de no fallar en su cuarta generación y es un coche bien realizado, con materiales a buen nivel, sin ser un premium, claro está. Dependiendo de la versión que elijamos, el nivel tecnológico es alto, donde la estrella es la pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento en posición vertical.

Finalizamos destacando como no, su amplia gama de opciones propulsoras y que únicamente el motor de gasolina menos potente no hace posible la configuración con cambio automático.

Así que ya sabes, si buscas compacto generalista, el Megane debe estar entre los que valores. Nos parece mucho más coche que la versión anterior y a nivel estético de gran atractivo, se mire por donde se mire.