Renault Scenic

Tu coche familiar

26.503,43€
Precio medio

5.070,54€
Ahorro ValueCar

  • Diseño atrevido y futurista
  • Comportamiento al volante
  • Interior moderno y atractivo
  • Interior atractivo
  • Se echa en falta motores de mayor potencia
  • Menos espacio que otros monovolúmenes del segmento
  • No tiene demasiado maletero
  • Acabados mejorables

El Renault Scénic es una de las grandes apuestas de Renault para el sector de los monovolúmenes. Igual que lo es el Space, su nombre es ya un clásico, pues desde la segunda mitad de los años 90 está siempre entre los modelos más vendidos del segmento. En el modelo actual lo que ha hecho es adaptarse a los nuevos tiempos, parta así defenderse de la fiebre SUV.

  • 21.082,00€ - 30.382,00€ Rango de precios

  • 4.216,40€ - 6.076,40€Ahorro medio por oferta

  • 5.8 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 5.070,54€

Interior Renault Scenic

Diseño mejorado

Diseño exterior

Por fuera los diseñadores de Renault han roto con lo que era la concepción anterior del Scénic o incluso con lo que entendíamos como un monovolumen. Ya no es un coche alto y relativamente estrecho. Ahora cuenta con menos altura, pero más anchura.

Si vamos a los elementos estéticos, también supone una revolución, pues tanto en general como el diseño de los faros traseros es realmente un ejercicio de estilo. En cuanto al frontal, sigue en la línea de los modelos de la gama actual de la marca gala.

Una imagen futurista que marca distancias respecto a la competencia en el segmento de los monovolúmenes. Se podría decir que tiene incluso un toque deportivo. Las llantas para eso ayudan bastante, pues pueden llegar a tener un diámetro de hasta 20 pulgadas.

Diseño interior

Si en el exterior hemos hablado de un modelo futurista, dentro no lo es menos. Eso sí, el diseño es continuista con la línea que hemos podido ver en los últimos modelos de la firma del rombo. A nivel de materiales, no son excelentes, pero tampoco desmerecen. Eso sí, Renault podría esforzarse aún más en este sentido.

La pantalla táctil está dispuesta en sentido vertical, como si fuese un Smartphone, una apuesta original que sigue manteniendo la “Regie”. Con esta pantalla podemos tener acceso a funciones habituales como el GPS, radio, servicios de conectividad con Smartphones, etc. Pude también usarse para mover los asientos traseros hacia atrás o hacia adelante.

Podemos hacer lo mismo con un botón que se ubica en la parte trasera y donde podemos jugar todavía más con el gran espacio del vehículo francés.

Tener estas formas hace que el Scénic sea algo menos práctico que las anteriores generaciones. Ha aumentado la altura al suelo, pero también ha pasado a reducirse la altura al techo. En donde encontramos más espacio es en las plazas delanteras, todo ello debido al aumento en anchura del modelo, por lo que proporciona una mayor sensación de espacio.

El maletero del Scénic tiene 506 litros, lo que hace sea algo escaso si lo comparamos con la competencia.

Motorizaciones

En el apartado de motores, han simplificado en gasolina y diésel.

Renault Scénic Gasolina

El motor 1.2 TCe turbo de tres cilindros pasa a ser protagonista en solitario, aunque tiene varios niveles de potencia. Partimos de 115 caballos y el más alto es de 130 caballos. Los dos tienen caja de cambios manual y tienen un consumo mixto oficial de 5,8 litros a los 100.

Renault Scénic diésel

El motor es el 1.5 dCi que tiene también varios niveles de potencia, tres concretamente: 95,110 y 130 caballos. En ese sentido si que hay variaciones en el consumo medio de cada uno, pues el de 95 y 100 tienen una cifra de 2,9 litros a los cien y el de 130 logra subir hasta los 4,3 litros a los cien.

El modelo de 110 CV tiene como extra la posibilidad, de lo más interesante de contar con el cambio automático EDC, que se encarga de cambiar de marchas, pero también de la reducción del consumo y de la emisión de gases.

La pantalla táctil está dispuesta en sentido vertical, como si fuese un Smartphone, una apuesta original que sigue manteniendo la “Regie”

Lateral Renault Scenic

Toda la tecnología necesaria

Comportamiento

Aunque tiene una estética moderna y agresiva, al volante no tiene sensaciones demasiado deportivas. Estamos ante un monovolumen más. Las enormes llantas de 20 pulgadas tienen doble cara. Si vamos por carreteras suaves con una marcha tranquila y pocos ruidos de rozamiento, pero si hay baches, el coche puede perder cierta estabilidad.

Si vamos al confort de conducción, está entre los mejores, contando con poco balanceo de la carrocería, lo que es digno de alabar si tenemos en cuenta las dimensiones del Scénic y su peso.

Los motores que los propulsan no tienen ninguno una fuerza realmente especial, pero son cumplidores. La principal virtud del modelo en cuanto a comportamiento es el magnífico equilibrio que se consigue en el terreno de la suspensión, puesto que hay comodidad y precisión a partes iguales.

Seguridad

Este modelo obtuvo la máxima valoración en materia de seguridad, pues logró el máximo de 5 estrellas en el test Euro NCAP. Las puntuaciones han sido superiores a la práctica totalidad de la competencia.

Si vamos a la categoría en la que se mide la protección a los pasajeros adultos, consigue un 90%, mientras que en la categoría de protección a pasajeros infantiles llega a un 82%. Si vamos a la protección de peatones consigue un bajo 67%, puesto que hay partes en su frontal que no proporcionan la mejor protección si se produce un atropello, lo mismo que los pilares del parabrisas.

Donde registra su peor puntuación es en la categoría referente al equipamiento de serie, quedando en un 59%.  Es algo bajo, pero cuenta con ayuda a la frenada de emergencia, frenada de emergencia asistida con detección de peatón, control dinámico de trayectoria, ABS y airbags delanteros y de cortina, además de los frontales para el conductor y el asiento del copiloto. Realmente no entendemos esta última puntuación, pero son baremos del propio Euro NCAP.

Equipamiento

El Renault Scénic tiene cuatro niveles de acabado. Son Life, Intens, Zen y Edition One.

Scénic Life

Este acabado básico o de entrada, lo llevan los motores de menor potencia, tanto diésel como gasolina. En él podemos tener ya un equipamiento bastante aceptable, que incluye: indicador de cambio de velocidad, reposacabezas delanteros regulables, regulador y limitador de velocidad o alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico, entre otros. También incorpora todo el equipamiento de seguridad de serie, como varios sistemas de frenada de emergencia.

Scénic Intens

En este acabado, es posible incorporar dos packs, Look y Flexy. Aquí incorpora las llantas de 20 pulgadas, que en el Life son embellecedores, además de encendido y cambio automático de luces o sensor de lluvia.

Viene de serie con consola central deslizante, tarjeta manos libres, climatizador automático bizona y radio con pantalla táctil de 7 pulgadas. Eso sí, se limita a los motores diésel de 95 y 110 caballos.

Scénic Zen

El Zen lo pueden llevar tanto los motores de 110 o 30, como el de gasolina de 130 caballos. Cuenta con varias llantas de 20 pulgadas y tapicerías, todo ello en relación con el acabado Intens.  Se le añade al repertorio parabrisas atérmico y el sistema de navegación R-Link 2 (que es un extra en el Intens) con pantalla táctil de 8,7 pulgadas con navegación en 3D, Bluetooth y conexión USB.

Scénic Edition One

En cuanto al último nivel de acabado, podemos elegir el diésel de 110 y 130 caballos. Porta una serie de elementos, caso de las insignias Edition One, los reposacabezas delanteros Relax y los reposacabezas traseros Confort de serie. A todo el sistema de infoentretenimiento R-Link 2 le añade de serie el sistema de sonido Bose, así como el Pack Seguridad (que incorpora, por ejemplo, asistente de salida de carril involuntaria).

Este modelo obtuvo la máxima valoración en materia de seguridad, pues logró el máximo de 5 estrellas en el test Euro NCAP. Las puntuaciones han sido superiores a la práctica totalidad de la competencia

Opinión Renault Scenic

Comentario ValueCar

Renault no ha querido dormirse en los laureles y no ha querido que la moda SUV pudiera dejarle en fuera de juego. En la marca gala saben que buena parte del éxito en el segmento de los monovolúmenes se basa en ser pioneros.

Ahora lo que han hecho ha sido un atrevido ejercicio de estilo, lo que puede llegar a ser la única vía para que las ventas de monovolúmenes aumenten con respecto a las que han ido obteniendo en los 2/3 últimos años.

Está claro que los precios de Renault no son para nada prohibitivos y que, aunque en el mercado hay coches con mejor calidad de realización, su relación calidad precio hace del Scenic un coche altamente recomendable.

Si vamos al equipamiento, podemos ver en el mercado modelos que son superiores y los motores tampoco destacan por rendimientos excepcionales o por proporcionar sensaciones deportivas, pero no es algo que puede hacer descartar a un modelo que está bien realizado.

La gama media tiene en el Scénic un modelo que sigue estando entre los mejores cuando se piensa en un monovolumen. Los rivales son fuertes y ahí tenemos al C4 de Citroën, pero desde luego que la tradición, buena imagen y este paso hacia delante dando por el Scenic son sobrados argumentos para que siga en el pódium de los monovolúmenes de tamaño medio