Seat Ateca

El SUV definitivo

29.356,58€
Precio medio

6.915,04€
Ahorro ValueCar

  • Gran nivel dinámico
  • Calidad
  • Buen maletero
  • Para algunos puede parecer sobrio

El Seat Ateca es un Crossover compacto. Su nombre proviene de la localidad de Ateca, un pueblo de 2.000 habitantes que se encuentra en la provincia de Zaragoza. Seat suele elegir localidades de España para nombrar a sus vehículos. La marca ya había valorado la posibilidad de contar con un SUV compacto en varios prototipos, caso de hace más de una década con el Seat Tribu. En este caso se inspiró claramente en el prototipo 20V20 Concept. Dicho esto, vamos a ver más en profundidad lo que tiene el Ateca para enamorar al posible público.

  • 22.490,00€ - 34.927,00€ Rango de precios

  • 4.498,00€ - 6.985,40€Ahorro medio por oferta

  • 5 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 6.915,04€

Interior Seat Ateca

Diseño marca de la casa

Diseño exterior

Aunque desde el punto de vista de sus dimensiones es un modelo contenido, que destaca por su diseño afilado muy marcado y clásico de la firma española. Un vehículo que no tiene un diseño rompedor, pero que posee todos los atractivos para ser un coche superventas. No es arriesgado, pero sí que se ve moderno.

Diseño interior

Cuenta con un maletero con 510 litros de capacidad en las versiones de tracción delantera y 485 litros en las que tienen tracción integral. Hablamos de un maletero que es superior en tamaño al de sus rivales. El interior tiene gran habitabilidad y coincide mucho con el compacto superventas de la marca, el Seat León.

Sobre la calidad de construcción el Ateca tiene un aspecto robusto y limpio. No podemos decir que dé una impresión de lujo o de extraordinario refinamiento, pero todo está donde debe de estar. Los asientos son bastante cómodos, con unos plásticos y tejidos de lo más agradables, y donde tampoco hay nada que se merezca una impresión negativa.

Da la impresión de ser un coche robusto y aseado, creando una sensación de armonía y estabilidad.

Vista superior Seat Ateca

Un vehículo muy ágil

Motorizaciones

En su gama de motores existen varios motores de los afamados TSI y TDI del Grupo Volkswagen, los cuales se mueven entre los 115 CV y 190 CV. El motor de acceso en gasolina es un 1.0 TSI de tres cilindros y 115 CV, al que acompaña un 1.4 TSI de 150 CV. Este último motor cuenta con la tecnología ACT de desactivación de los cilindros, que hace que el consumo medio homologado sea de 6,2 l/100 km.

El consumo del 1.0 TSI es menor, homologando una media de 5,3 l/100 km, correspondiente a una emisión de CO2 de 123 g/km - pagarán I.M. en los dos casos. Existe un motor más potente, el 2.0 TSI de 190 CV de potencia, que lo monta el Seat Ateca FR.

Es posible montar caja de cambio automática de doble embrague, el DSG de última generación con hasta 7 velocidades.

Si vamos a los motores diésel, la gama empieza con el 1.6 TDI de 115 CV, que será el más solicitado, y que se completa con dos bloques como el 2.0 TDI con 150 CV y 190 CV. Sus consumos van de los 4,3 l/100 km a los 5,0 l/100 km, y sus emisiones de CO2 oscilan entre los 112 y los 131 g/km.

En cuanto a la tracción integral, está reservada a las versiones de mayor potencia de la gama, los 2.0 TDI de 150 CV y 190 CV, así como el 1.4 TSI de 150 CV.

Comportamiento

Este SUV es de esos modelos de tamaño compactos que resultan más agradables a la hora de conducir, pues acaban por ser casi tan ágil como el Seat León. A todo ello hay que sumarle que es silencioso, confortable y bastante sencillo a la hora de conducir. Cuando se maneja el Ateca, tenemos la sensación de conducir un turismo convencional.

Debemos dejar claro que la suspensión es más bien dura, la dirección ligera y no hay en las curvas inercias mayores que las que se producen en cualquier automóvil compacto. El Ateca tiene en opción la suspensión adaptativa DCC, la cual reduce la altura libre al suelo en 10 mm y que hace posible elegir entre tres programas de dureza para los amortiguadores. Los motores ayudan y son todos muy válidos para el día a día.

Si nos gusta la potencia este es nuestro coche, superando en precio a competidores con misma potencia.

Trasera Seat Ateca

Equipamiento al gusto

Equipamiento

El Style incorpora faros antiniebla delanteros, asistente de luces, sensor de lluvia, espejo interior electrocromático, asistente de frenada en ciudad, llantas de aleación de 17 pulgadas, volante y pomos en piel, sistema multimedia con pantalla táctil de 5 pulgadas, toma USB, bluetooth, control de crucero, sensor de aparcamiento trasero y climatizador bizona.

El Xcellence añade sobre el acabado Style las barras del techo cromadas, los pasos de rueda en negro, aplique cromado en las ventanillas, cristales oscurecidos, llantas de aleación de 18 pulgadas, un aplique diferente para el sistema de escape, faros Full LED, acabado negro para la parte interior del techo, asientos deportivos con tapicería en alcántara marrón, salpicadero marrón, sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas, lector de tarjeta SD, 2 puertos USB, 8 altavoces (en lugar de 6), sistema de reconocimiento de voz, cámara de visión trasera, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, iluminación ambiental y selector de modos de conducción.

En los próximos meses, el Seat Ateca va a montar por vez primera el cuadro digital, denominado “Digital Cockpit”, donde aparece como equipamiento opcional en la gama y es de serie en el acabado FR Plus. Esta es la nueva tecnología, donde es protagonista una gran pantalla interactiva en el tablero de 10,25 pulgadas. Estamos ante una pantalla que es multiconfigurable, donde cuenta con gráficos nuevos y gran número de funciones.

Al contar con mucha personalización, el Digital Cockpit hace posible una visualización en el cuadro todo el entorno, asistentes para la conducción, el estado del coche, la navegación (en la que destaca la indicación de trayectoria en 2D o 3D en toda la pantalla), así como la información del teléfono y del sistema de audio. A todo esto, hay que añadir los datos de kilometraje, consumo, distancia o la recomendación de la marcha más adecuada.

La marca española nos ofrece la posibilidad de elegir entre diferentes acabados para satisfacer nuestros gustos.

Opinión Seat Ateca

Comentarios ValueCar

Seat ha tardado, pero al final se decidió a llegar al segmento SUV. Cuando desembarcó, gran parte de la competencia ya estaba en el mercado, pero sin duda, podemos decir que lo ha hecho con un buen modelo y con las ideas muy claras sobre los pasos a seguir, así como los ingredientes que debía tener el nuevo modelo.

Los resultados mandan y desde luego que este todocamino es de los modelos más vendidos en España. El estar en los primeros puestos, hace que se haya colocado en un nuevo modelo base para comandar las ventas de la marca de Martorell, donde se encuentra a la altura de dos famosos vehículos de la marca y valores seguros como el Ibiza y el León. Todo ello nos da una idea de la magnitud de este modelo y de su importancia para la firma española.

Podríamos decir que el Seat Ateca es un coche de los denominados redondos, cuenta con buena nota, pero a la vez pasa algo desapercibido. Se ha querido optar por un modelo equilibrado, donde han buscado seguir la estela que hay ha abanderado el Seat león.

Un punto positivo es que el Ateca a la hora de su conducción es similar a la de un compacto, lo que permite la adaptación de un “novato” en estos vehículos se vea rápidamente favorecido por sus ventajas, sin acusar grandes diferencias con respecto a la conducción.

Existe la posibilidad que muchos clientes sientan que tanto sentido común a la hora de realizar este modelo sea aburrido, algo que suele pasar en algunos coches de la familia del Grupo VAG. Lo que ocurre es que el Ateca muestra sus grandes fortalezas en el día a día y en los pequeños detalles, donde es un vehículo fiable y realmente bien realizado.

Entre los mejores argumentos está su dinámica, algo que comparte con prácticamente todo modelo de Seat. La marca lleva muchos años sabiendo poner a punto ese toque de agilidad que gusta tanto a los conductores y donde agrada sin lugar a dudas.

Otros SUV en el mercado no cuentan con esa agilidad e incluso muchos de ellos por peso o tacto del chasis se sienten más “barcaza”. Todo ello no ocurre en el Ateca y es digno de celebrar. ¿Y cuáles son esas armas? En primer lugar, la dinámica. Este es, seguramente, el elemento diferenciador más marcado, no sólo del Ateca sino de cualquier modelo de Seat. La firma española sabe poner a punto sus coches con ese toque de agilidad que tanto gusta y que, en el caso de un vehículo como el de esta prueba, se agradece especialmente.

Mientras otros SUV se sienten como barcazas sobre el asfalto por su altura, su peso y su tacto de chasis, como hemos comentado, el Ateca se distancia de sus rivales de manera muy certera.  Esto hace que sea un coche muy polivalente, donde si se busca un vehículo cómodo para trayecto urbano o en carretera. Los amantes de la conducción deportiva también pueden tener a un modelo que se comporta muy bien.

En resumidas cuentas, la sensación para el conductor y pasajeros es la de ir en un Seat León, pero con mayor altura. Buena cosa, ¿no?