Toyota C-HR

El crossover híbrido

29.500,00€
Precio medio

5.181,80€
Ahorro ValueCar

  • Mucho kit estándar
  • La versión híbrida es un coche de empresa muy barato
  • El híbrido es ruidoso
  • Los rivales son más prácticos

La historia a veces es injusta. Siempre se ha considerado al Nissan Qashqai como el iniciador de la moda de los SUV cuando Toyota podría decirse que lo hizo más de una década antes con el RAV4 original.

Sin embargo, este RAV4 original era una bestia pesada, y con varios puntos a mejorar. Ahí entra en escena el Toyota C-HR. Tiene aproximadamente el mismo tamaño que sus principales rivales, el ya mencionado Qashqai y el Seat Ateca. Sin embargo, no es tan espacioso en la parte trasera como esos coches. También cuesta un poco más, debido a un diseño elegante y otros beneficios que te contamos a continuación.

  • 27.000,00€ - 33.000,00€ Rango de precios

  • 5.400,00€ - 6.600,00€Ahorro medio por oferta

  • 3.8 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 5.181,80€

Perfil Toyota C-HR

Conducción

Rendimiento del Toyota C-HR

Empezaremos comparando el Toyota C-HR Hybrid con el Toyota Prius.

Ambos coches se encuentran en la misma plataforma y están propulsados por el mismo motor de gasolina de 1,8 litros y el mismo motor eléctrico, que envían su potencia combinada a las ruedas delanteras a través de una caja de cambios automática.

Es una receta que le ha funcionado muy bien al último Prius, pero la postura más alta y el cuerpo más pesado del C-HR cambian un poco las sensaciones.

Los rivales diesel, como el Seat Ateca 1.6 TDI y el Nissan Qashqai 1.5 dCi, no son en realidad mucho más rápidos, pero son capaces de acelerar sin mostrar una sensación tan forzada.

La versión de gasolina más barata de 1,2 litros tiene menos potencia que la Hybrid, pero también pesa menos, por lo que en realidad es ligeramente más rápida. El rendimiento está aproximadamente a la par de sus principales rivales, incluidos el Ateca 1.0 TSI y el Qashqai 1.2 DIG-T.

Confort de conducción

Esto depende del motor que elijas. El de gasolina de 1,2 litros sobre ruedas de 18 pulgadas funciona bastante bien. De hecho el C-HR suaviza los surcos y el asfalto roto en la ciudad mejor que, por ejemplo, un Seat Ateca o un Peugeot 3008.

El Hybrid es menos; su peso extra le da a la suspensión un trabajo mayor. En la ciudad, las llantas de 17 pulgadas podrían ser una mejor opción si estás considerando comprar esta versión.

A velocidades muy bajas, la versión Hybrid puede funcionar por sí sola utilizando su motor eléctrico, por lo que es mucho más silenciosa que una alternativa convencional de gasolina o diesel. El problema es que incluso una aceleración relativamente suave requiere la ayuda del motor de gasolina, en cuyo momento notarás el cambio de sensación.

La culpa es de la caja de cambios automática CVT que, cada vez que aprietas el pie derecho, hace que las revoluciones suban repentinamente y se mantengan altas hasta que llegues a la velocidad deseada, llenando el interior con un molesto zumbido en este proceso.

La versión gasolina de 1,2 litros es más silenciosa; en realidad tiene un motor más refinado que el de rivales como el Seat Ateca 1.0 TSI. La sensación a través de los pedales del embrague y del freno facilita una conducción suave.

A velocidades muy bajas, la versión Hybrid puede funcionar por sí sola utilizando su motor eléctrico, por lo que es mucho más silenciosa que una alternativa convencional de gasolina o diesel

Interior toyota C-HR

Interior confortable

Posición de conducción Toyota C-HR

El C-HR puede ser un SUV pequeño, por no esperes sentirte como si estuvieras al volante de un Range Rover. Incluso en comparación con rivales de tamaño similar, como el Nissan Qashqai, te sientas muy cerca del suelo, si esto es algo bueno como si no, dependerá de tus preferencias personales.

La verdad es que no hay grandes problemas ergonómicos. El asiento y el volante se mueven libremente para adaptarse a las diferentes formas del cuerpo, y el asiento en sí es cómodo, aunque los modelos Icon de nivel básico no cuenten con un soporte lumbar ajustable.

El salpicadero en'capas' significa que los controles del calentador son fáciles de ver y alcanzar

Visibilidad Toyota C-HR

Esta es una de las áreas más débiles del C-HR, y probablemente pueda adivinar por qué, simplemente mirando la forma del coche. Esa parte trasera tan elegante hace que sea difícil ver lo que hay detrás del coche al dar marcha atrás, y las pequeñas ventanillas laterales traseras tampoco ayudan precisamente.

Afortunadamente, todas las versiones tienen una cámara de marcha atrás para ayudar a evitar este problema, mientras que los modelos Excel y Dynamic añaden sensores de aparcamiento delantero y trasero e incluso un sistema de aparcamiento automático.

Por otro lado. la vista desde el frente es generalmente buena, aunque los pilares delanteros se interponen un poco al salir de los cruces.

Aunque para ser un SUV no es muy grande, no nos sentiremos agobiados por el espacio

Cuatro toyotas C-HR

Toda la tecnología necesaria

Toyota C-HR infoentretenimiento

Todos los modelos vienen con el sistema Touch 2 de Toyota. Esta es una pantalla táctil de 7.0 pulgadas que controla la función del teléfono Bluetooth y la radio. También puedes obtener un navegador satelital incorporado que está permanentemente conectado a Internet para proporcionar, entre otras cosas, actualizaciones de tráfico en vivo.

La pantalla está situada en la parte superior del salpicadero, por lo que es fácil de mirar mientras se conduce. Menos impresionante es la interfaz; los menús y el diseño de la pantalla no son muy fáciles de usar. La pantalla táctil de un Seat Ateca distrae menos mientras conduce.

Tanto el sistema de seis altavoces como por supuesto el sistema opcional JBL de diez, ofrecen una buena calidad de sonido, incluso cuando se sube bastante el volumen.

Calidad de construcción Toyota C-HR

Toyota no es famoso por sus elegantes interiores, pero el C-HR no está nada mal. No está en la misma liga que el Audi Q2, es cierto, pero la mayoría de los plásticos que rodean al conductor y al pasajero delantero son atractivamente densos. Es superior, por ejemplo al Prius.

Espacio y practicidad

No tendrás ningún problema con el espacio para las piernas o la cabeza a menos que seas alguien excepcionalmente alto. Hay espacio para guardar cosas entre el conductor y el pasajero, junto con un par de portavasos (uno detrás de la palanca de cambios y otro enfrente).

Todos los modelos vienen con el sistema Touch 2 de Toyota

Opinión Toyota C-HR

Comentarios ValueCar

El C-HR es bastante caro comparado con rivales de tamaño similar, incluyendo el Seat Ateca. Por ejemplo, la versión de gasolina C-HR 1.2 cuesta varios miles de euros más que un Ateca 1.0 TSI.

Para empeorar las cosas, el C-HR 1.2 no es tan eficiente en el consumo de combustible como su rival español y tampoco está previsto que mantenga su valor. Además, las emisiones de CO2 también son decepcionantemente altas.

La versión híbrida del C-HR tiene mucho más sentido financiero. Por ejemplo, para un conductor de automóvil de empresa, costará menos en impuestos que cualquiera de sus rivales diesel, gracias a unas emisiones de CO2 bastante bajas.