Renting Land Rover Discovery para particulares

- Coches por suscripción -

Una nueva forma de tener coche ha llegado para quedarse. Todos los impuestos y tasas incluidos.

Estamos viviendo un cambio de mentalidad muy notable en cuestiones de movilidad. Los usuarios, junto con administraciones e incluso fabricantes, caminan hacia un futuro donde el automóvil puede ser algo muy diferente a lo que hoy conocemos. Pero no sólo por tecnología, sino también por uso y además, como propiedad. Mucha gente, actualmente, no ve un coche como algo que tener en propiedad, lo ven como un piso, una vivienda que la alquilas a su dueño y si encuentras algo mejor, te mudas. El coche parece ser un segundo plato, un objeto cuya propiedad está siendo puesta en duda y servicios como el carsharing están triunfando en las grandes ciudades. Una forma de alquiler por horas o por tramos, que pone en bandeja un vehículo sin conductor cuando exclusivamente cuando se necesita. Pero junto a esta modalidad, hay una que lleva mucho tiempo en servicio y es ahora, cuando parece haber tomado un pequeño impulso con este cambio de mentalidad: el renting de coche para particulares. Un automóvil ‘de renting’ es, básicamente, un alquiler de larga duración que incluye en el pago toda una serie de servicios y, posteriormente, la posibilidad de cambiar de coche cuando se acabe el contrato.

Los elevados niveles de contaminación, los gastos que conlleva un coche, las trabas que ponen algunos ayuntamientos; hay multitud de motivos para no querer tener un coche en propiedad y muchas soluciones que facilitan la movilidad sin necesidad de ser propietario de un vehículo. Incluso las propias marcas están poniendo de su parte con diversos servicios ‘oficiales’ que se centran en nuevas fórmulas de movilidad enfocadas a satisfacer la cada día mayor demanda. Pero el renting de coche no es precisamente un nuevo servicio, es algo que se ha ofrecido durante muchos años aunque, como ya se ha comentado, emerge ahora como una ‘solución moderna’ para aquellos que no ven rentable tener un vehículo en posesión. El caso es, ¿qué es el renting de coche para particulares? ¿es rentable? ¿qué gastos contempla un renting de coche?

Renting de coche para particulares, ¿qué es?

El renting de coche para particulares ofrece numerosas ventajas, pero conviene saber qué es un renting, cuáles son los gastos asociados, los servicios incluidos en esos gastos y cuáles son nuestras obligaciones. Al igual que no siempre interesa tener un coche en propiedad, tampoco interesa un renting de coche en todos los casos y es mejor decantarse por un coche compartido o, directamente, alquiler o transporte público.

¿Qué es un renting de coche? Dicho de forma sencilla, es un alquiler de larga duración, que incluye una serie de servicios asociados, por una cuota mensual. Dependiendo de la categoría del vehículo, de la marca y de otras serie de factores, la cuota puede ser más alta o más baja. El kilometraje también influye sobre la cuota, así como una serie de extras que el cliente puede seleccionar. Cada empresa de renting ofrece sus propios servicios que pueden abarcar multitud de cosas. Pero hay que tener una cosa muy en cuenta, el coche no es nuestro, es, básicamente, un coche alquilado. Por mucho tiempo y con unas ventajas añadidas, pero alquilado. Y las ventajas, además, son muchas. Sobre todo si eres de aquellos usuarios que gustan de cambiar de coche cada cierto tiempo o gustan de tener siempre lo más moderno. Algo que con la compra de un coche no se puede cumplir siempre por el elevado desembolso que requiere.

Es precisamente aquí, en el elevado desembolso, donde un renting de coche para particulares tiene su principal argumento. Comprar un automóvil, aunque sea financiado, requiere de un pago inicial elevado, pero si optamos por un renting de coche para particulares, no tenemos ese desembolso. Simplemente, pagamos una cuota mensual, como cuando alquilamos una vivienda. Todos los meses se hace el pago de la cantidad fija acordada en el contrato, aunque como en el caso de un piso, se requiere una fianza al firmar el contrato en la mayoría de los casos. Si la comodidad de pagar una sola cuota mensual no es suficiente (una financiación es lo mismo, prácticamente), hay que añadir los servicios asociados a ese pago, que no son pocos.

Las ventajas de un renting de coche para particulares

Uno de los principales inconvenientes que conlleva la compra de un vehículo, por ejemplo, es su mantenimiento. Acudir al taller cuando indica el fabricante, cambio de neumáticos, frenos o una posible avería, pueden ser un problema en determinados casos por lo elevado de la cuantía a la que se debe hacer frente. Por poner un ejemplo, en determinados automóviles, un simple cambio de neumáticos se puede llevar el sueldo de un mes. Sin embargo, con el renting de coche para particulares, todo eso pasa a un segundo plano pues esa misma cuota incluye todos estos servicios. Las averías, revisiones o los cambios de neumáticos están incluídos en la cuota mensual. Hay empresa que hasta tienen asistencia en carretera, posibles accidentes, robos… aunque como pasa con un coche en propiedad, si tenemos un alto índice de siniestralidad, la cuota sube por cuestiones relacionadas con el seguro. Porque sí, también se incluye el seguro del vehículo en esa cuota mensual que requiere el renting de coches para particulares.

Otro de los factores que hace muy interesante la modalidad de renting es la ausencia de trámites. El usuario sólo debe preocuparse de firmar el contrato con la empresa y el resto, desde la compra del vehículo, la matriculación, pasar la ITV, el contacto y relación con el taller o la reventa cuando el vehículo haya cumplido la función asignada, son cuestiones exclusivas de la empresa de renting. Quien elija un coche de renting sólo tendrá que hacer frente a las infracciones que se comentan durante el uso del vehículo, es decir, multas y los diferentes casos en los que se requiera dar cuenta antes las autoridades. No obstante, también hay empresas de renting de coches para particulares que ofrecen servicio de asistencia y recurso de multas en la cuota mensual. Obviamente, esta cuestión influye en la cuantía de la misma.

Las empresas de renting de coches compran los vehículos en grandes cantidades. Esto permite llegar a un acuerdo con el fabricante y obtener una ventaja económica que el usuario final aprovecha. Además, con la popularidad que ha ido ganando el renting de coches para particulares, hay empresas que ofrecen ofertas que incluyen añadidos extra al contrato de uso del vehículo.

¿Cuándo es interesante un renting de coche para particulares?

Decantarse por un coche de renting o no, es una cuestión en la que influyen numerosos apartados. Siempre depende de cada usuario y conviene hacer cuentas para comparar la compra o el renting para particulares. El gasto, obviamente, es el primer apartado a tener en cuenta y el renting de coche para particulares resulta más barato. No hay que afrontar averías, ni operaciones de mantenimiento, no hay que acudir a la Inspección Técnica de Vehículos y tampoco nos tenemos que preocupar del seguro. Tenemos que ser capaces de afrontar la cuota mensual, pero existe la posibilidad de, al finalizar el contrato, adquirir finalmente el coche, alargar el contrato o renovar el mismo accediendo a otro vehículo totalmente nuevo.

El renting de coche también permite acceder a un vehículo aunque no podamos comprar uno. Un coche en propiedad supone, al menos, varios años pagando una cuota de financiación. No importa si tenemos algún problema imprevisto durante el tiempo que dure la financiación, hay que hacer frente al pago. Sin embargo, el renting de coche para particulares es un contrato por un tiempo determinado, una vez acabado, no hay que seguir abonando la cuota mensual y el gasto desaparece. Hay varias modalidades y varias opciones de duración, cada empresa ofrece sus ofertas y sólo queda investigar e informarse para encontrar la que más convenga. Además, existe el renting flexible, que no presenta ningún compromiso de duración en el contrato y el cliente puede devolver el coche cuando deje de necesitarlo simplemente abonando la cantidad correspondiente a los días que ha usado el coche sin que haya penalización.

Un renting de coche para particulares puede ser interesante cuando se necesita un vehículo durante un tiempo determinado. Por ejemplo, cambiamos de domicilio y necesitamos movilidad sin depender del transporte público. En este caso,. se acude a la empresa que se prefiera y se firma el contrato por un tiempo determinado que puede ir desde un mes hasta 10 años (con el renting flexible no existe compromiso de tiempo). El renting de coche para particulares puede ser igualmente interesante cuando no podemos hacer frente, o no estamos seguros de poder, al pago de las mensualidades de una financiación. Por otro lado, un coche de renting es una opción ideal para quienes cambian de coche cada cierto tiempo o para los que no quieren, o no pueden, estar pendiente del mantenimiento del vehículo ni de tener que realizar los papeleos, acudir a los concesionarios a mirar coche o situaciones similares.

¿Qué modelos hay para renting de particulares?

Cuando un usuario acude al renting de coches para particulares, busca facilidad, comodidad y poder acceder a ciertos coches que de otra forma, no puede. Enumerar los modelos que hay disponibles en un renting para particulares puede ser realmente complicado, ya que cada empresa ofrece su propio catálogo de automóviles y abarcan desde vehículos pequeños y utilitarios, hasta modelos de alta gama con motores potentes y mucha tecnología. Todo depende de nuestras necesidades y capacidades económicas, es decir, como si fuéramos a comprar un coche. Lo único que se tiene siempre, es la cuota mensual fija, sin variaciones y con todo, o casi todo, cubierto.

Ver más

Encuentra tu renting perfecto



Busqueda avanzada





2018 Land Rover

Discovery SE 2.0 SD4

1.082,00€ / mes

IVA e impuestos incluidos

Ver más información

¿Necesitas más razones para conseguir el coche de tu sueños por menos de lo que imaginas?

¿Por qué un coche de renting?

Elige la marca de coche de renting que estás buscando

BMW

DS

Kia