Ford S-Max

Dinámico. Elegante. Espacioso.

43.075,00€
Precio medio

11.811,73€
Ahorro ValueCar

  • Aislamiento acústico perfecto
  • Gran espacio para los pasajeros
  • Oferta amplia de motores para todas las necesidades
  • Todavía algunos materiales siendo de plástico
  • Motor de 240 CV no tan potente como se piensa

El Ford S-Max es uno de los monovolúmenes de 7 plazas más completos en su segmento. La actualización que recibió en 2015 le ha ayudado mucho y ahora está a la cabeza con respecto a la competencia.

  • 33.375,00€ - 53.150,00€ Rango de precios

  • 6.675,00€ - 10.630,00€Ahorro medio por oferta

  • 6 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 11.811,73€

faro ford s-max

Líneas de infarto

En su parte delantera la parrilla o sus faros delanteros conforman unas señas de identidad conocidas. Lo mismo podríamos decir de su parte trasera. Un monovolumen clásico en su diseño y que apuesta por este estilo. Ahora que muchos modelos optan por intentar parecer SUV, se agradece que Ford apueste por monovolúmenes con estilo clásico.

Interior del Ford S-Max

Un gran salto

Entre los avances más importantes que podemos apreciar están en el interior, un modelo que ha avanzado enormemente respecto al anterior modelo y que da mayor espacio entre conductor y pasajeros, mejorando mucho los materiales usados para realizar el salpicadero y resto del interior del S-Max.

Por otra parte, tal y como ocurre con el C.-Max, la tecnología ayuda a dar un nuevo aire al coche, incluyendo en su consola central un navegador de 8 pulgadas con un funcionamiento bueno y es compatible con Android Auto y Apple Carplay.

Si vamos al espacio de cara, el Ford S-Max tiene en su configuración para 5 ocupantes un maletero de 700 litros, pero para 7 baja a 285 litros.

Ford S-max plata

Montamos en el S-Max

Motorización

Ford tiene una oferta amplia y de lo más variada para este modelo. El consumidor puede tener acceso a dos motores de gasolina y tres motores diésel.

+ Motores gasolina

En este sentido, los dos propulsores son de la familia EcoBoost, que se encuentra entre los mejores del mercado. La mecánica de acceso tiene 160 caballos y su consumo medio es de 6,5 litros a los 100 kilómetros.

Por encima de este motor está el 2.0 EcoBoost, el motor más potente con sus 240 caballos, Aunque es una potencia considerable, se entrega de forma tranquila y lineal. Motor de un consumo medio de 7,9 litros a los 100 y que lleva cambio automático de 6 velocidades.

+ Motores diésel

El abanico de opciones existente es más elevado que en gasolina, aunque todos los motores son de la familia 2.0 Duratorq TDCi. Como primera opción tenemos el motor de 150 CV que podemos elegir con caja de cambios manual o sistema Powershift, los dos con 6 velocidades, así como la posibilidad de contar con tracción a dos ruedas o a las cuatro ruedas.

El consumo es muy contenido, del orden de 5 litros cada 100 kilómetros. Por encima está el motor de 180 CV y el biturbo llega hasta los 210 CV. Solo se vende con caja de cambios automática. Los consumos van desde los 5 hasta los 5,8 litros, todo va a depender de la transmisión y el sistema de tracción por el que optemos.

Comportamiento

Si atendemos a las dimensiones que tiene el Ford S-Max, seguro que imaginamos un “mamotreto” que es complicado de manejar y un comportamiento inexistente en lo dinámico, pero no ocurre así. La suspensión y el tacto de la dirección en este modelo han conseguido lograr buenas sensaciones al conductor e incluso en los terrenos más complicados para un vehículo de su tamaño.

No exageramos si decimos que teniendo en cuenta el tamaño, la movilidad que tiene el S-Max se acerca más a un turismo que aun monovolumen. Otro punto que ayuda al S-Max es contar con un gran aislamiento frente a los ruidos, no solo por su motor que tan poco suena, como el de la resistencia al aire cuando se circula a gran velocidad. Conducción fiel y de gran precisión en su dirección.

Seguridad

La última versión que apareció en 2015 de este modelo es la última que pasó el famoso test de seguridad EuroNcap, pues obtuvo del orden de cinco estrellas y es uno de los monovolúmenes que más valoración media ha obtenido en su categoría.

En la protección de ocupantes adultos e infantiles llega a un 87%, aunque donde más destaca este modelo es en su protección a los peatones, un campo donde existen muchos coches de la competencia que tienen problemas para obtener más de un 50% de eficacia, donde el S-Max llega a sacar un 79%. Los asistentes de seguridad han sacado un notable con su 71%.

Estos asistentes, van a depender del acabado que elijamos, pues en principio el S-Max tiene elementos como luces de conducción diurna e iluminación LED para los faros traseros, control de crucero, control de curva y control de estabilidad antivuelco.

Ford S-max automatico

Acabados del Ford S-Max

En este aspecto, Ford ha hecho buen trabajo, pues el nivel de equipamiento que presentan los acabados del S-Max es bastante importante. Muchos conductores tendrán más que suficiente, pues ya con el acabado de acceso, el nivel es importante. Las diferencias que tiene con las otras dos terminaciones más altas justifican la diferencia de precio.

  • Trend

El acabado Trend en algunos modelos de la marca es algo limitado, pero esto no ocurre en el S-Max, el nivel es incluso mayor que muchos modelos de marcas rivales. Vamos con lo m´s importante: llantas de acero de 17 pulgadas, tiradores de puertas del color de la carrocería, doble salida de escape cromado, faros antiniebla con anillo cromado, faros halógenos, luces de conducción diurna, luces traseras LED, tercera fila de asientos con plegado manual, botón de arranque, luces lectura LED en 2ª y 3ª fila, control de crucero (limitador de velocidad y asistente inteligente de velocidad), navegador con pantalla táctil TFT de 8 pulgadas y sistema SYNC 3 compatible con Android Auto y Apple CarPlay, climatizador automático bizona, ABS, ESP, control de curva, control de estabilidad antivuelco, cambio de marchas a través de levas (versiones con transmisión automática) y sistema Auto Star Stop.

  • Titanium

Como principal diferencia podemos decir que añade a la versión Trend más asistentes para la conducción y elementos extra en lo estético, como son: de aleación de 17 pulgadas, acabado cromado en el contorno de las puertas, parrilla frontal inferior con fondo cromado, luces de conducción diurna LED, sensor de aparcamiento delantero y trasero, sensor de lluvia, asientos del conductor con ajuste eléctrico en 10 posiciones, con función memoria en asiento y espejo retrovisor del lado del conductor, asientos delanteros calefactables, arranque sin llave, pantalla del panel de instrumentos de 10,1 pulgadas, sistema de aviso por cambio involuntario de carril, encendido automático de luces largas y reconocimiento de señales de tráfico.

  • Vignale

El acabado Vignale del S-Max es al igual que en el resto de la gama de Ford que lo tienen, el tener una versión para el gusto de los más sibaritas. Destaca la presencia de cromados y de otros materiales, aunque también podemos ver algún gadget electrónico que no encontramos de serie en la opción Titanium.

Un acabado en el que casi se puede decir que hay de todo y más: llantas de aleación de 18 pulgadas, retrovisores exteriores con efecto memoria, tiradores de las puertas en acabado brillante, paragolpes delantero y trasero con detalles cromados, parrilla frontal inferior en negro High Gloss con contorno cromado, emblema Vignale en el portón trasero, faros dinámicos LED anti-deslumbramiento, cámara de visión trasera, asientos delanteros con diseño deportivo premium, ajuste eléctrico en 10 posiciones para el asiento del pasajero, tapicería Premium perforado Luxury, tercera fila de asientos con plegado fácil, control activo de ruido y sistema de audio firmado por Sony con 9 altavoces.

Opinión del Ford S-Max

Opinión Valuecar

Cada vez se van viendo en el mercado menos propuestas de monovolúmenes cien por cien puros por el gran éxito que de unos pocos años a esta parte están teniendo los todocaminos. En este caso el Ford S-Max es un modelo que demuestra que todavía estos coches grandes de 7 plazas que son los monovolúmenes tienen un sitio en el mercado y que pueden ser mejor solución que los famosos SUV para muchas familias.

La marca del óvalo, para demostrarlo, tienen en este modelo un vehículo hecho a medida de la gente que está buscando el sentido común, tanto por dentro como fuera del vehículo.  El S-Max tiene buena oferta de motores, con consumos razonables, una buena calidad en sus materiales, amplio espacio y la mejor tecnología de la que es capaz Ford.

Además de todo esto, la conducción y el comportamiento sorprenden por lo buenas que son en todo tipo de circunstancias, siendo más propia de coches de menos tamaño y no nos equivocamos al decir que es uno de los mejores vehículos del mercado si tenemos en cuenta su relación precio/equipamiento.