Renault Captur

El mejor crossover

20.543,75€
Precio medio

3.150,00€
Ahorro ValueCar

  • Diseño atractivo
  • Gran confort de marcha
  • Amplio espacio y muchos huecos aprovechables
  • Consumos bastante ajustados
  • Acabado mejorable
  • Se echa en falta motores más potentes

Parece que fue ayer cuando salió, pero lo cierto es que el Renault Captur es todo un veterano en nuestro mercado. Estamos ante el modelo más vendido en su segmento en España. Sus claves son tener un diseño atractivo, buen precio, motores eficientes y ser extremadamente práctico.

  • 15.750,00€ - 23.600,00€ Rango de precios

  • 3.150,00€ - 4.720,00€Ahorro medio por oferta

  • 5.6 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 3.150,00€

Interior Renault Captur

Espacio y practicidad

Diseño exterior

Es un modelo con un diseño bastante agraciado debido a sus formas redondeadas. Se podría decir que es similar a un Renault Clio, pero más elevado, pues usa idéntica plataforma y motores que el modelo urbano de Renault. Eso sí, está por encima del Clio, no solo por habitabilidad interior, también por maletero.

En lo estético es un modelo atractivo, donde el frontal tiene al rombo como principal protagonista. Tiene también unas protecciones inferiores que son un elemento decorativo y que pueden darle un cierto toque de offroad, pero realmente no es válido para uso fuera de la carretera. Destacan las llantas sensiblemente más grandes que las que corresponderían a su volumen. La zaga está bien realizada.

Diseño interior

Su habitáculo es amplio y realmente confortable. Se ve que han puesto mucho énfasis en que el conductor pueda encontrar la postura de conducción sin problema por la gran cantidad de ajustes de volante y asiento.

Realmente las sensaciones cuando te pones al volante de un Captur son más semejantes a las de un urbano que a las de un todocamino. En las plazas traseras los pasajeros tienen también ajustes, pues la segunda fila de asientos puede desplazarse hacia atrás para ganar espacio para las piernas.

El maletero tiene 455 litros, aunque si retrasamos la banqueta pueda contar con 377 litros, que es buena medida para los 4,12 metros que mide el Captur.

La personalización forma parte de las fortalezas de este coche. Eso sí, los materiales podrían haber sido mejores. La parte superior del salpicadero si que ofrece una parte mullida, pero en el resto del coche, el plástico duro es la tónica general.

A la hora de distribuirse los mandos, es de lo más ergonómico y apuesta por la sencillez. El velocímetro es digital y está situado en la zona central del cuadro de información, con la consola central focalizada en la radio en su sistema multimedia.

Otro punto fuerte de este modelo es la enorme cantidad de huecos portaobjetos que tiene, además de su gran capacidad. La guantera podemos abrirla como si de un cajón se tratase y tiene una capacidad de 11 litros dentro de él.

Algo curioso y que celebramos es que la tela que recubre los asientos puede retirarse para lavarla, pero Renault, eso sí, da garantías de que no se va a deteriorar en caso de lavarse a 30 grados y cuatro veces como máximo.

Motorizaciones

En este sentido, quizá puede echarse en falta algún motor más potente, aunque a nivel de eficiencia rinden bien.

La gama Captur respecto a los motores tiene cuatro diferentes. Todos tienen en cuenta un bajo consumo por encima de las prestaciones. Aunque es un modelo planeado para circular tranquilamente, a veces se puede echar en falta algo de mayor potencia.

Empezamos por el motor gasolina 0.9 TCe con solo tres cilindros que tiene una potencia de 90 CV, lo mismo que el 1.5 dCi de gasóleo. El primero tiene un consumo medio homologado de 5,1l/100km, por los 3,7l/100km con los que se conforma la alternativa diésel.

Si deseas más potencia cuando pises el acelerador, quizá sea mejor elegir el 1.2 TCe de 120 CV o por el mismo bloque diésel, pero esta vez con 110 CV de potencia. Los consumos mixtos de estos dos son de 5,5l/100km y de 3,7l/100km, consumos realmente bajos.

En lo estético es un modelo atractivo, donde el frontal tiene al rombo como principal protagonista

Lateral Renault Captur

Conducción muy cómoda

Comportamiento

El confort de marcha que tiene es su principal virtud. Si buscamos un coche de comportamiento deportivo, nos equivocamos. Para el Captur lo importante es ser fácil de conducir y que sus ocupantes se encuentren cómodos, ofreciendo gran espacio interior.

Un buen dato es que el balanceo en las curvas es francamente reducido y tanto efectividad como comodidad han sabido equilibrarlas.

La visibilidad de este modelo es mejor que la que pueda tener el Renault Clio, algo donde tiene mucho que decir la mayor altura que tiene este. Si vamos al ruido de rodadura, aparece a velocidades altas, pero no llega a ser molesto. Las irregularidades de la carretera se notan, algo que debería mejorarse.

Uno de los aspectos donde el Captur muestra debilidad es el tacto del cambio de marchas manual. La sensación es de blandura y poca precisión, algo que no ocurre con su caja automática EC, que es suave y rápida.

Seguridad

Aquí los protagonistas son sus cinco estrellas Euro NCAP y un equipamiento bastante rico. Todo Captur, optes por el que optes, va a tener un equipamiento que contará con varios airbags, ABS, ESP, anclajes ISOFIX para las sillas de retención infantiles y luces diurnas de iluminación LED. Si a esto le sumamos las cinco estrellas obtenidas en los test que realiza Euro NCAP, estamos ante un modelo que proporciona una debida protección a sus ocupantes.

Las variantes de la gama que tienen un equipamiento más alto tienen el Extended Grip, un control de tracción, control por voz, llamada de emergencia o incluso cámara de visión trasera. Le faltaría para ser redondo, la frenada automática de emergencia o un avisador de cambo involuntario de carril.

Al igual que sucede en los SUV, la postura de conducción más elevada aumenta la sensación de seguridad que da el vehículo. Esto, aunque no siempre es así, si que puede para muchos posibles clientes un argumento para decidirse.

Equipamiento

Los niveles son cinco y además se puede personalizar de múltiples maneras. Los cuatro equipamientos serían: Life Energy, Intense Energy, Zen Energy y la novedosa X-Mod Energy.

Life Energy

El equipamiento de entrada cuenta con airbags frontales de conductor, pasajero y laterales,

asistencia a la frenada de emergencia, arranque en pendiente, luz diurna LED,

dirección asistida eléctrica con asistencia variable, ordenador de a bordo, regulador-

limitador de velocidad, retrovisores calefactables, volante con regulación vertical y en

profundidad, aire acondicionado, elevalunas eléctricos, luces traseras LED y sistema

Eco Mode de ahorro de combustible.

Intense Energy

Al equipamiento anteriormente reseñado se le añaden los faros antiniebla, la pantalla de 7 pulgadas táctil con el sistema de infoentretenimiento Media Nav Evolution 3.0, conexión bluetooth, USB y Jack, cuatro altavoces, llantas de aleación de 16 pulgadas y hay disponible algunas opciones incompatibles con el acabado Life, como los faros Full LED o el climatizador.

Zen Energy

El Zen Energy suma los faros antiniebla con tecnología cornering, volante multifunción,

climatizador y llantas de aleación de 17 pulgadas. Opcionalmente se puede completar

con el asistente al aparcamiento Easy Park Assist, con ayuda al aparcamiento trasero y

delantero, la cámara de visión trasera y el detector de ángulo muerto. También cuenta

como opción con el Pack Premium, con elementos decorativos específicos para el

interior, y el sistema multimedia R-Link, con el sistema de audio Bose y el navegador

Tom Tom.

X-Mod Energy

El acabado más top y viene con todo lo anterior, incluido los faros Full LED, el asistente al aparcamiento con la cámara de visión trasera y el sistema R-Link. El alto de gama también incluye el sistema Extended Grip, que mejora la adherencia en superficies de estado deslizante.

Los niveles son cinco y además se puede personalizar de múltiples maneras. Los cuatro equipamientos serían: Life Energy, Intense Energy, Zen Energy y la novedosa X-Mod Energy

Opinión Renault Captur

Comentario ValueCar

No cabe duda de que el segmento en el que se encuentra en Renault Captur es de los que tiene una mayor competencia. Eso sí, no solo se defiende maravillosamente, incluso es el líder en número de ventas, lo que habla de las virtudes que atesora y que han hecho que tantos clientes hayan optado por él.

La marca del rombo en este tipo de vehículos lleva una trayectoria que casi podríamos decir inmaculada donde han tenido pocos fallos. El Modus quizá sea el único fallido, aunque de ciertos aspectos y de la experiencia se han beneficiado modelos posteriores.

El confort de marcha es realmente bueno y en espacio interior desde luego es un modelo que cumple con su cometido de manera excepcional. Merece la pena destacar lo eficientes que son en cuanto a consumo los motores del Captur.  Si que es cierto que echamos en falta unos motores más potentes, pero tampoco es un modelo que vaya encaminado hacia la conducción deportiva.

Renault lleva muchos años de experiencia y desde aquella primera Espace de los años 80 supieron ver las necesidades que tenía la clientela. Estos años han sabido leer lo que buscan los potenciales compradores.

Este segmento ha pasado de no existir prácticamente a poblarse de duros rivales, pero a nivel de ventas, parece que el público sigue dando la razón en los que ven al Captur como uno de los mejores modelos del mercado en cuanto a la relación calidad /precio.