Skoda Karoq

Haz lo que sientas

29.168,33€
Precio medio

5.773,49€
Ahorro ValueCar

  • Modularidad destacable
  • Maletero de gran capacidad
  • Equipamiento tecnológico
  • Diseño poco original
  • Algunas de las principales ayudas a la conducción son opcionales
  • Interior demasiado sobrio

La marca checa sustituyó al anterior Yeti todo terreno con el Karoq, el cual se coloca justo debajo del monovolumen Kodiaq. Su longitud es de 4,38 metros y está construido bajo la misma plataforma del SUV Seat Ateca, con el que comparte muchos elementos en cuanto a desarrollo y diseño. Vamos a conocer más sobre este modelo.

  • 24.210,00€ - 35.470,00€ Rango de precios

  • 4.842,00€ - 7.094,00€Ahorro medio por oferta

  • 5.6 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 5.773,49€

Interior Skoda Karoq

Diseño mejorado

Diseño exterior

En lo estético, los parecidos con el Ateca son muchos. Donde se diferencia más es en el frontal, que se caracteriza por tener unos grupos ópticos horizontales partidos en dos que son los responsables de crear el efecto de doble faro. El resto forma parte del aire de familia del constructor checo, con la parrilla horizontal de lamas verticales y con un paragolpes que tiene una gran toma de aire. En el portón las ópticas también cambian respecto al modelo de Seat.

Diseño interior

En su interior, la sobriedad es la protagonista como en todo producto Skoda. Eso sí, existen muchos elementos tecnológicos, caso del cuadro tecnológico, pues es el primer modelo de la marca que puede llevarlo. Denominado Digital Cockpit, cuenta con 12’3 pulgadas y proyecta toda la información del coche. La habitabilidad es francamente buena, como acostumbra Skoda, y tiene un maletero de 521 litros, de los mejores de su categoría.

Volviendo al interior, predominan las líneas horizontales en el salpicadero, donde se interrumpe la horizontalidad en las tomas de aire en posición vertical. Para el centro dejamos la pantalla del equipo de infoentretenimiento, que pueden tener un tamaño diferente dependiendo del sistema y nivel de equipamiento por el que optemos.

El Karoq ofrece gran modularidad. En este sentido, de forma opcional, con la solución VarioFlex, se puede disfrutar de una banqueta trasera que puede dividirse en tres secciones individuales que se deslizan longitudinalmente en 11 centímetros, lo que ayuda a que aumente la habitabilidad trasera o el maletero, todo ello dependiendo de las necesidades.

El asiento central podemos extraerlo y cambiar la posición de las butacas laterales hasta en 8 centímetros hacia el interior del vehículo. Podemos además quitarlas por completo y en caso de que no las vayamos a utilizar, pues tendremos una capacidad de carga mayor.

Motorización

La gama Karoq tiene dos motores de gasolina y tres motores diésel, donde las potencias oscilan entre los 115 caballos de gasolina hasta los 190 del diésel con mayor potencia.

Motores de gasolina del Skoda Karoq

Los motores Karoq diésel empiezan con el motor de 3 cilindros 1.0 TSI, sobrealimentado gracias al turbo y que rinde 115 caballos. Su consumo medio es de 5,3 litros. En el caso del 1.5 TSI de 150 caballos el consumo medio es de 5,4 litros. Quedaría el de 190 caballos, con más potencia y del que no tenemos todavía datos, aunque suponemos que será algo más elevado.

Motores diésel del Skoda Karoq

Si vamos a los motores diésel, Skoda comienza con un motor 1.6 TDI de 116 caballos y con un consumo medio de 4,6 litros. A él le sigue un 2.0 TDI de 150 caballos y que consume de media 5 litros.

Comportamiento

A nivel de comportamiento estamos ante un SUV que se conduce de forma agradable, en especial por autovías y carreteras rápidas, lo que ya de primeras deja claro que su enfoque nos está ideado para la circulación deportiva como si que lo está más el Ateca por el tarado de su suspensión.

El Karoq filtra extraordinariamente las imperfecciones del terreno, hasta cuando se sobrepasa una superficie bacheada. Hablamos de un coche que cuenta con gran aplomo y estabilidad, siendo superiores al de muchos crossovers del segmento, donde la gran calidad de su rodadura es la protagonista.

Si entramos en carreteras secundarias y de curvas, percibiremos las inercias lógicas de la carrocería, pero siempre sin perder la nobleza. Existe como equipamiento opcional la posibilidad de contar con suspensiones adaptativa, algo de lo que pueden gozar las versiones con tracción a las cuatro ruedas.

Este tipo de suspensiones, lo que hacen es aumentar el confort del vehículo y en este sentido cuenta con cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, Snow e Individual, que cambian la respuesta del motor, la dirección, el cambio automático y la dureza de los amortiguadores, según el programa escogido.

La tracción a las cuatro ruedas funciona con un embrague Haldex, el cual se encarga de repartir el par al eje trasero cuando se produce una pérdida de adherencia. Las versiones del Karoq con esta tracción tienen motores de 150 caballos (opcional) y viene de serie en el modelo de 190 caballos.

En este sentido tiene una serie de ayudas que mejoran la conducción fuera del asfalto. Concretando más se incluye un bloqueo de diferencial y un control de descensos, además de un conjunto de protecciones para la carrocería, elementos de la mecánica susceptibles a golpes, como el cárter.

Podemos resumir diciendo que pese a su tarado suave, tiene un buen paso por curva, el cual se apoya en una dirección bastante rápida y precisa. En los asfaltos irregulares demuestra tener una importante capacidad para absorber las irregularidades del terreno.

El Karoq filtra extraordinariamente las imperfecciones del terreno, hasta cuando se sobrepasa una superficie bacheada. Hablamos de un coche que cuenta con gran aplomo y estabilidad, siendo superiores al de muchos crossovers del segmento, donde la gran calidad de su rodadura es la protagonista

Lateral Skoda Karoq

Equipamiento al gusto

Seguridad

El Karoq tiene como gran ventaja el poder beneficiarse de toda la tecnología del Grupo Volkswagen. En seguridad y ayudas a la conducción, el Karoq no tiene novedades, pero sí que disfruta de elementos que ya hemos podido ver en otros modelos la familia Volkswagen.

Uno de los que más destaca es el Traffic Jam Asist, que es un asistente en atascos que hace posible que el coche circule de forma semiautónoma en el tráfico, puesto que sigue al coche que circula delante y se apoya en el asistente de cambio de carril. Eso sí, no se pueden soltar las manos del volante.

Otro elemento que podemos considerar destacado es el aviso de ángulo muerto, la frenada automática con detector de peatones, el aviso de cambio involuntario de carril con asistencia en el volante, el reconocimiento de señales de tráfico, el sistema de aparcamiento asistido, el asistente de remolque, el programador de velocidad activo, llamada de emergencia E-Call, la luz diurna LED, faros LED o el control de crucero adaptativo.

Equipamiento

El equipamiento de este modelo de Skoda puede ser de lo más tecnológico. Uno de los elementos más importante y del que hablábamos al principio es el Digital Cockpit, que es opcional en el cuadro de instrumentos. De serie el equipamiento ya es elevado. Los acabados tienen dos niveles el Ambition y el Style.

Karoq Ambition

En este primer escalón el modelo checo tiene llantas de aleación de 17 pulgadas, climatizador bizona, control de crucero, seis airbags, sensores de aparcamiento asistente de pre-colisión, control de ascenso en pendiente, cámara de visión trasera, barras en el techo, luz diurna LED, entre otros elementos.

Karoq Style

El equipamiento más alto incluye llantas de 18 pulgadas, las barras del techo cromadas, sistema de sonido Admunsen con pantalla de 8 pulgadas y navegador, apertura y arranque sin llave, apertura eléctrica del portón trasero, control de distancia de aparcamiento trasero y delantero, faros adaptativos LED, sistema de modos de conducción Drive Mode Select, entre otros elementos.

Podemos completar el equipamiento con el Traffic Jam Assist, el aviso de ángulo muerto, el asistente de mantenimiento de carril, el control de crucero adaptativo, el sistema Emergency Assist, que detecta cambios bruscos en la conducción y frena el coche en caso necesario.

El Karoq tiene como gran ventaja el poder beneficiarse de toda la tecnología del Grupo Volkswagen. En seguridad y ayudas a la conducción, el Karoq no tiene novedades, pero sí que disfruta de elementos que ya hemos podido ver en otros modelos la familia Volkswagen

Opinión Skoda Karoq

Comentarios ValueCar

Skoda desde hace unos años ya no es sinónimo de coche barato y de calidad dudosa. La entrada del Grupo Volkswagen y la consecuente compra de la marcha checa hizo que desde el principio comenzaran a notarse unos beneficios que sin duda han hecho de la marca un sinónimo de sobriedad y fiabilidad de lo más apreciada.

En nuestro país y en muchos de Europa no tenemos más que ver la gran cantidad de vehículos de la firma que circulan por nuestras carreteras con especial incidencia de los taxis, donde los Octavia o Rapid en algunas ciudades son hasta mayoría por su gran fiabilidad, maletero y espacio.

Eso sí, el buen ritmo comercial de Skoda no ha querido detenerse ahí y en otros segmentos, actualmente tan de moda como los SUV, han querido adentrarse y como ya hemos visto en el Kodiaq y ahora en el Karoq, lo ha hecho con muy buen pie.

El Karoq que nos ocupa es un modelo con unos estándares de calidad bastante altos y que cuenta con un espacio interior y maletero realmente destacados. Si a todo ello le sumamos el beneficio de la tecnología alemana a su grupo y de una relación calidad/precio favorable respecto a gran parte de la competencia, podemos comprender que el Karoq nos parezca una compra de lo más interesante. A cambio es posible que debamos sacrificar algo de originalidad, pero el resto de los ingredientes están a la altura ¿no?.