Škoda Octavia

El coche de siempre con un diseño renovado

27.592,50€
Precio medio

5.518,50€
Ahorro ValueCar

  • Relación espacio / precio
  • Experiencia de conducción
  • Equipamiento completo desde su gama baja
  • Sin posibilidad de motor híbrido
  • Acabados menos elegantes

El Skoda Octavia es el coche por el que nos decantamos en nuestra búsqueda de espacio y buen precio, cuando dejamos relegados a un segundo plano los factores insignia de lujo e interior elegante. Pero ¿es que acaso no se aprecia ese toque de coche con clase que dibujan cada una de sus líneas? El Octavia ha sido uno de los principales representantes de la fábrica checa desde que este modelo vio la luz por primera vez en 1996. Con el paso del tiempo suma y sigue hasta el punto de que se ha convertido en el coche familiar de mayor éxito en Europa, además de ser el noveno más vendido.

Actualmente existen 4 modelos de Octavia en el mercado, aunque aquí os voy a hablar del modelo estándar que es el que hemos probado. El Octavia lleva casi un cuarto de siglo de vida, pero para este 2017 se ha actualizado para dar paso a una nueva generación, como también ha sucedido con otros coches que pertenecen al Grupo Volkswagen: Seat León o Volkswagen Golf. Lo más llamativo de este lavado de cara del Skoda Octavia es que se han partido los faros imitando al antiguo Mercedes Clase E. Es algo que ha llamado mucho mi atención, pero por la rara sensación estética que transmite.

Pero como pasa con los bollycao, lo mejor está en el interior, y el Octavia no se ha quedado atrás. Hay una enorme cantidad de espacio, tanto para el conductor como para los pasajeros, destacando que el espacio para las piernas de los pasajeros se asemeja al de las limusinas de lujo. En cuanto a los elementos que constituyen la parte del salpicadero, están bien construidos y distribuidos de forma lógica,  entre los que destaca la nueva pantalla estándar de ocho pulgadas para infoentretenimiento.

A la ventaja del espacio que tanto caracteriza al Skoda Octavia, se le suma la gratificante experiencia de su conducción. Responde bien tanto en asfalto como en tierra, traza correctamente las curvas y resulta cómodo y tranquilo en su conducción por autopista. Pero para saber qué esconde el Octavia solo debes continuar leyendo nuestra review.

  • 20.840,00€ - 37.230,00€ Rango de precios

  • 4.168,00€ - 7.446,00€Ahorro medio por oferta

  • 6.6 l/100Km. Consumo medio

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 5.518,50€

Interior envidiable

Un espacio que nada tiene que envidiar a una limusina

El espacio es el gran punto fuerte del Skoda Octavia, tanto en la parte frontal como en la parte trasera. En la parte del salpicadero destaca la pantalla central sobre el resto de elementos que, dependiendo del sistema de navegación que escojamos, será más o menos grande, y nos permitirá operar de manera fácil y en movimiento. Lo malo es que la navegación por satélite no viene instalada de serie, pero no es problema, ya que todos los modelos cuentan con Apple CarPlay, Android Auto y Smartlink para poder usar la navegación por satélite y las aplicaciones musicales del teléfono. Es más, la sensación que provoca el Octavia cuando te sientas en el asiento del conductor es como la de estar en una nave espacial.

Lo correcto es concretar en el sistema de infoentretenimiento, en el que cuenta con el Skoda Connect. Se trata de una tarjeta SIM integrada y con datos móviles, gracias a la cual podemos acceder a información on-line sobre el tráfico, la meteorología, etc. Esto incluye Wi-Fi, sistema de carga de móvil además de un equipo de 10 altavoces.

Espacio para pasajeros del Skoda Octavia

El espacio para pasajeros es una de las apuestas estrella del Skoda Octavia. En principio este modelo está ideado para el transporte de cuatro personas, con un espacio para las piernas contra el que los modelos alternativos no pueden competir. Es más, tal espacio es únicamente comparable al que ofrecen las limusinas de lujo ¿a que no está nada mal? Pero si en los asientos traseros llevamos a 3 ocupantes, estos pueden ir algo apretados: las cabezas pueden rozarse con los pilares traseros de ser personas altas, además de que el asiento del medio es el más duro y obliga al pasajero a compartir los reposapiés con los demás.

Espacio de almacenaje del Skoda Octacia

Soberbio es el adjetivo que mejor define al amplio maletero de 590 litros de capacidad del Skoda Octavia. Unas grandes dimensiones que pueden ampliarse hasta 1580l con los asientos abatidos. Pero Skoda ha querido ir más allá y hacer todavía más útil y práctico el maletero, por ello ha incluido ganchos plegables de gran formato en las paredes laterales para colgar bolsas. Además han hecho la bandeja enrollable con un solo clic.

En la parte delantera los espacios de almacenaje son variados: la guantera es bastante grande, al igual que los bolsillos de las puertas delanteras y traseras (en las que caben hasta dos botellas de agua). En el reposabrazos central hay dos portavasos, que se ven complementados con el añadido de un paraguas bajo el asiento del copiloto, algo que sólo encontraremos en algunos modelos dependiendo del nivel de gama.

La sensación que provoca el Octavia cuando te sientas en el asiento del conductor es como la de estar en una nave espacial.

Conducción muy agradable

Dinámica y confortable, especialmente en las curvas

Lo más destacado de la conducción del Skoda Octavia es que resulta muy confortable, un confort que puede verse potenciado si equipamos al coche con la suspensión pilotada DCC. Un factor importante que cambia casi completamente el comportamiento dinámico del Octavia y para entenderlo mejor un ejemplo: La conducción en modo Comfort la carrocería tiende a inclinarse bastante pero filtra de manera excelente los baches, en cambio en modo Sport el coche es mucho más firme y apenas sufre balanceos, eso sí, los baches sigue filtrándolos de manera perfecta. Por tanto, la suspensión pilotada nos permite gozar de dos formas de conducción.

Para todos aquellos que disfrutáis de una conducción más dinámica, al igual que yo, el Octavia está a la altura. De hecho los frenos ventilados que tiene en las ruedas delanteras junto con los macizos que tiene en las traseras, permite disfrutar de una carretera plagada de curvas sin que el coche se resienta o patine. Eso sí, yo soy de la vieja escuela, de las que prefieren el cambio de marchas manual, pero aquellos que han probado el cambio de marchas automático han quedado muy convencidos.

Conducción dinámica y confortable, especialmente en las curvas, es un coche que te hará sentir la carretera tal y como es.

Amplia gama de motores

Una amplia oferta de gasolina y diesel

El Skoda Octavia no cuenta con una oferta en motor híbrido, a diferencia de sus principales competidores del mercado automovilístico, para quienes ha sido una de sus apuestas más grandes. En su lugar ofrece al cliente un catálogo de motores compuesto por: 3 de gasolina, 1 de gas natural y 2 de diésel. Estas variaciones dependerán de la gama de coche a escoger, dentro de las cuales entra las versiones Octavia RS y Scout.

Motores gasolina Skoda Octavia

Las opciones de gasolina nos ofrecen tres variantes: las más pequeñas es la del 1.0 de 115CV, es tricilíndrico, cuenta con un cambio de marchas de seis velocidades que puede escogerse manual, con un consumo medio de 4,8l/100km y una aceleración de 9’9 segundos. A este le sigue el 1.4 de cuatro cilindros y 150CV, también cuenta con seis velocidades y tiene un consumo medio de 5,2 l/100km además de tener una aceleración de 8’1 segundos. Este además lo tenemos disponible en G-TEC de gas con 110 CV. Finalmente el motor más potente es el de cuatro cilindros 1.8 TSI de 180CV, con seis velocidades, un consumo medio de 6’1 l/100km y una aceleración de 7’3 segundos.

Motores diésel Skoda Octavia

Como comentaba antes, la oferta de motores diésel cuenta con dos opciones: la primera es un 1.6 TDI de 115CV que tiene un consumo medio de 4,1 l/100km y con una aceleración de 10,1 segundos. No obstante este motor de 5 velocidades es el más popular de la gama. La segunda opción es el diésel 2.0 TDI de 150CV que tiene un consumo de 4,5l/100km y una aceleración de 8’5 segundos. Estas características hacen de este motor de 6 velocidades el ideal para viajes largos y frecuentes gracias a su gran rendimiento.

El Skoda Octavia ofrece al cliente un catálogo de motores compuesto por 3 de gasolina, 1 de gas natural y 2 de diésel.

Seguridad al servicio del conductor

Con tecnología confiable y un máximo de 9 airbags

En lo referente a los sistemas de seguridad con los que está equipado el Skoda Octavia, destacan cinco elementos principales: en primer lugar cuenta con un asistente delantero con protección predictiva de los peatones, que ante una posible colisión aplica los frenos para minimizar las consecuencias del impacto. En segundo lugar está el sistema de detención del ángulo muerto, que registra a cualquier coche se que encuentre dentro de esta área ciega; a esto se le suma la alerta de tráfico trasero que detecta a los coches que se acercan por los lados. En cuarto lugar encontramos el asistente de carril que reconoce cuando el coche se sale de su carril de forma no intencionada, y finalmente la alerta al conductor o detección de fatiga.

En cuanto a las valoraciones llevadas a cabo por Euro NCAP, las puntuaciones sobre la protección de pasajeros adultos y pasajeros infantiles tienen unas calificaciones altas de 93% y 86% respectivamente. Sin embargo en protección para peatones y el sistema de seguridad interno las puntuaciones son bastante más bajas, con un 66% cada una. Esto se debe a que el último examen del Euro NCAP se realizó en 2013, por lo que actualmente las puntuaciones podrían ser superiores, especialmente las del sistema interno de seguridad.

Gran equipamiento desde el comienzo

Muy completo desde el nivel de gama de salida

Lo interesante viene ahora, sí, lo interesante porque el acabado del interior junto con el equipamiento va a depender del nivel de gama que estemos dispuestos a pagar. Por supuesto el Skoda Octavia concretamente cuenta con cuatro niveles de gama: Active como punto de partida, seguido del Ambition, el Style y finalmente el L&K como tope de gama. Y la diferencia entre uno y otro se aprecia a simple vista, pero vamos a concretar en lo que nos ofrece cada una:

En la gama Active tenemos el punto de partida, en el que las terminaciones son bastante más sencillas en comparación con el resto de los niveles. Lo más destacado que encontramos es el Tempomat (Control de velocidad de crucero), llantas de acero Sidus de 38 cm, conexión Bluetooth, Sistema de infoentretenimiento Swing pantalla táctil 12,7 cm con reproductor de MP3, USB, entrada de audio y ranura para tarjeta SD. Destacando la tapicería de tela junto con manilla de puertas y empuñadura de freno cromadas, entre otras cosas.

El siguiente nivel es el Ambition, en el que encontramos retrovisores laterales y manillas de las puertas pintadas del mismo color que la carrocería, volante, empuñaduras y freno de mano en cuero y llantas de aleación ALCATRAS. Un cambio que ya a simple vista resalta mucho y le da un toque más elegante. A todo lo anterior se le añaden también climatizador bizonal, paraguas debajo de los asientos del copiloto y Jumbo Box entre otras cosas.

En el tercer nivel de gama encontramos el Style, en el que tenemos los sensores de aparcamiento traseros, llantas de aleación de 43 cm DENOM, Bluetooth con control por voz, asistente de luces “Coming Home” y mucho más.

Finalmente en el tope de gama tenemos el L&K, que es el más completo de todos los niveles disponibles que tenemos en el Skoda Octavia. Pero por destacar algunos de los componentes que componen esta gama, podemos hablar del Sistema de infoentretenimiento Amundsen con pantalla táctil de 20,3 cm que incluye SmarLink y Smartgatec, techo solar corredizo, sensores de aparcamiento traseros y delanteros, franja decorativa de cromo en el parachoques delantero, etc.

Opinión Skoda Octavia

Comentarios ValueCar

El Skoda Octavia es una gran inversión, ya que aporta mucho por poco, es decir, que la relación calidad precio es muy buena y competitiva. Aunque no podemos hablar de un modelo con acabado elegantes o de alta gama, se ha sometido a un lavado de cara gracias al cual ha vuelto mucho más renovado y que aporta al comprador todo lo que uno puede desear. El punto fuerte del Octavia es la capacidad, tanto en el espacio para conductor, copiloto y pasajeros (este último comparable al de una limusina de lujo), como la capacidad del maletero. Y es que muy pocos son los coches que se pueden comparar con él en este aspecto.

Tampoco nos deja indiferentes el catálogo de motores que Skoda ha preparado para el Octavia, pudiendo elegir entre los tricilindricos de un buen rendimiento (especialmente en ciudad) o los de cuatro cilindros ideados para recorrer grandes distancias. Sin duda nos encontramos ante una de las inversiones más seguras que podemos hacer a la hora de comprar un coche nuevo.